Como encontrar tu propósito de vida

0
86

En un mundo que cambia constantemente, puede ser difícil descubrir tu propósito en la vida. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudarte a saber cuál es tu propósito.

En primer lugar, tienes que tener claro lo que quieres en la vida. ¿Cuáles son tus objetivos y sueños? Una vez que sepas lo que quieres, puedes empezar a buscar formas de alcanzar esos objetivos. También puedes buscar modelos de conducta que ya lo hayan encontrado y aprender de ellos.

Conoce el Ikigai

Ikigai (pronunciado ee-key-guy) es una palabra japonesa que significa «una razón de ser». La palabra deriva de dos palabras japonesas: iki, que significa «vida», y gai, que significa «valor» o «beneficio».

Se utiliza a menudo para describir el sentimiento de satisfacción y felicidad que se deriva de tener un sentido de la vida. Todo el mundo tiene una razón para levantarse cada día con una sonrisa en la cara y estar claro cuál es tu propósito.

Alcanzarlo puede ser difícil, pero merece la pena el esfuerzo crecer como persona. Una vez que lo encuentres, te sentirás más realizado y motivado que nunca. 

Conecta contigo mismo

¿Estás viviendo una vida con sentido? Uno de los principales factores que intervienen en las personas que se sienten sin razón de vivir, deprimidas e infelices es el simple hecho de que sienten que sus vidas carecen de sentido y dirección. Afortunadamente, es sencillo dar sentido y dirección a tu vida. Todo lo que tienes que hacer es encontrar un propósito para tu vida.

Incluso si no estás deprimido e infeliz, al definir tu propósito vas a conseguir más y a ser más. También puede ayudarte a tomar mejores decisiones cada día.

Encontrar tu pasión puede llevar algo de tiempo, autoconocimiento y reflexión, porque lo que haces es muy importante y tiene mucho sentido.

Si no tienes un gran bloque de tiempo, puedes reservar periodos más pequeños y trabajar en estos cinco pasos de uno en uno.

¿Qué es un propósito de vida?

propósito de vida

Un propósito vital es un objetivo motivador central o un principio rector en la vida de alguien y por eso es tan importante encontrarlo. Es lo que te impulsa a hacer lo que haces cada día y te motiva a alcanzar tus objetivos a largo plazo.

Es la razón por la que existes y puede ser algo tan sencillo como hacer felices a otras personas o hacer del mundo un lugar mejor.

El propósito de tu vida puede ser algo que te apasione o algo que te haga sentir fuertemente obligado a hacer. Puede ser algo que aporte sentido y plenitud a tu vida. El propósito de la vida no es estático; puede cambiar con el tiempo a medida que cambian tus intereses y valores.

Hay muchas maneras de descubrir el propósito de tu vida. Algunas personas encuentran su propósito a base de ensayo y error, mientras que otras tienen un sentido claro de cuál es su propósito desde el principio. 

¿Por qué es importante descubrir tu propósito de vida?

Se calcula que sólo un 20% de las personas tienen un sentido claro del propósito de su vida, mientras que el 80% restante no lo tiene.

El propósito de la vida se define como la razón de tu existencia. Es aquello para lo que has sido puesto en esta tierra. Es tu misión única, tu papel específico en la vida. Todo el mundo tiene uno.

Tener un propósito vital tiene muchos beneficios. Las personas que tienen un sentido claro de su propósito vital tienden a tener más éxito, tanto profesional como personal. Es más probable que alcancen sus objetivos y vivan una vida más feliz y satisfactoria.

Tener un propósito te da dirección y te ayuda a tomar mejores decisiones. Da sentido a tu vida y facilita la fijación de objetivos y prioridades. Conocer el propósito de tu vida también puede apoyarte a afrontar los momentos difíciles y a tomar decisiones que estén en consonancia con tus valores y creencias. 

¿Cómo sé cuál es el propósito de mi vida?

Cuando se trata de encontrar el propósito de tu vida, no hay una respuesta única para todos. Sin embargo, hay algunos pasos que puedes dar para acotar cuál podría ser tu propósito.

En primer lugar, considera lo que te apasiona. ¿Cuáles son las cosas que te hacen sentir más vivo y realizado? A menudo, éstas son pistas sobre el propósito de tu vida.

A continuación, piensa en lo que se te da bien. ¿Cuáles son las habilidades y los talentos que te resultan naturales? Cuando utilizas estos dones para ayudar a los demás, puede ser una señal de que estás cumpliendo tu propósito.

Por último, pregúntate cómo puedes marcar la diferencia en el mundo. ¿Cómo puedes utilizar tus dones y talentos únicos para contribuir a algo más grande que tú? Cuando te centras en causar un impacto positivo, es probable que estés en el camino correcto. 

Cómo encontrar el propósito de vida

En nuestras vidas aceleradas y constantemente conectadas, puede ser difícil encontrar tiempo para pensar en el propósito de nuestra vida. Pero dedicar incluso unos minutos a considerar lo que queremos conseguir puede suponer una gran diferencia en lo satisfechos que nos sentimos con nuestra vida.

Paso 1: Mira hacia atrás

Piensa en tu pasado, especialmente en los puntos álgidos y los éxitos. Haz una lista de todos tus éxitos y de todos los puntos de orgullo y logros.

Dedica un tiempo a pensar simplemente en tu infancia, en tus años escolares y en otras fases de tu vida, para poder hacer una lista lo más completa posible. ¿Detectas alguna tendencia entre estos logros y éxitos?

Paso 2: Mira en tu interior

Haz una lista de palabras o atributos positivos que la gente utiliza para describirte, como trabajador, creativo, apasionado o decidido. Luego haz una lista de las palabras o atributos que utilizas para describirte a ti mismo.

¿Cuáles son tus dones y talentos? Asegúrate de hacer una lista de los que no utilizas actualmente, así como de los que desarrollas y utilizas actualmente. Después de revisar y comparar estas listas, haz una lista de cinco o seis valores fundamentales que sean tus principales prioridades.

Paso 3: Observa tus sueños

Ahora tómate el tiempo de soñar un poco. Si el tiempo y el dinero no fueran un problema, ¿cómo podrías contribuir al mundo, a tu familia, a tu desarrollo personal, a tus amigos y a tu comunidad? ¿Cuáles son tus pasiones? ¿Qué te mueve, te emociona o te enfada?

Paso 4: Mira hacia delante

Revisa tus notas de los Pasos Uno, Dos y Tres e identifica tus principales objetivos y prioridades. Haz una lista con ellas y numéralas por orden de importancia.

Paso 5: Busca tu misión

Tu declaración de misión puede tener tres niveles. El nivel superior debe ser una sencilla declaración de acción de una sola frase que se convierta en tu misión o visión personal. Simplemente completa esta frase: Mi misión es …

Por ejemplo, «Mi misión o visión personal es nutrir, educar y estimular la iluminación para el desarrollo humano».

Ejercicio de proyección para descubrir tu propósito

¿Alguna vez has tenido la sensación de que te limitas a seguir el ritmo, día tras día? Si te cuesta encontrar el sentido o el propósito de tu vida, no estás solo. Es un sentimiento común, pero no tiene por qué ser permanente.

Una forma de empezar a descubrir tu propósito es hacer un ejercicio de proyección. Esto implica mirar al futuro e imaginar cómo será tu vida dentro de 5, 10 o 20 años. ¿Qué te ves haciendo? ¿Qué tipo de impacto quieres tener?

Responder a estas preguntas serán el comienzo para tener una mejor idea de lo que quieres conseguir en la vida. A partir de ahí, puedes empezar a dar pasos para hacer realidad tu visión. Puede llevar algo de tiempo y esfuerzo, pero merece la pena encontrar algo que te aporte alegría y satisfacción. 

¿Cómo cumplir el propósito de tu vida?

Todos estamos aquí por una razón. Hay un poder superior que nos ha puesto en esta tierra con un propósito específico.

Por desgracia, muchas personas pasan toda su vida sin descubrir nunca cuál es ese propósito. Si sientes que aún no has encontrado tu propósito, no te preocupes.

  1. Presta atención a las cosas que te hacen sentir más vivo. ¿Cuáles son las actividades que te hacen perder la noción del tiempo? ¿Qué te hace sentir tu mejor yo? Cuando haces estas cosas, es probable que estés alineado con tu propósito. 
  2. Escucha a tu corazón. A veces, sabemos cuál es nuestro propósito pero tenemos miedo de perseguirlo porque no es el camino convencional. Si te encuentras en esta situación, escucha a tu corazón. Si hay algo que te dice, ve a por ello. 
  3. Sigue tu instinto. A veces sabemos cuál es nuestro propósito, pero tenemos miedo de perseguirlo porque los demás nos van a juzgar. 

Ejemplos de propósito de vida

Un propósito vital es lo que quieres conseguir en tu vida. Es tu meta, tu ambición y tu motivación. Hay muchas formas diferentes de encontrar el propósito de tu vida.

Para algunas personas, su propósito vital es algo que siempre han conocido. Para otras, es algo que descubren mediante la introspección y la contemplación.

Hay muchos tipos diferentes de propósitos vitales. Algunas personas quieren marcar la diferencia en el mundo, mientras que otras quieren ser ricas o famosas.

Algunas personas quieren ayudar a los demás, mientras que otras quieren crear arte o música. Sea cual sea tu propósito vital, debe ser algo que te apasione y que te haga feliz.

Hay muchos recursos disponibles que puedes usar como guía para encontrar el propósito de tu vida. Puedes leer libros, hablar con amigos o familiares, o tomar clases de autodescubrimiento. 

El propósito de la vida y la crisis de la mediana edad

Para muchas personas, la crisis de la mediana edad es un momento de autorreflexión y contemplación. ¿Qué sentido tiene mi vida? ¿Qué he conseguido? ¿Qué quiero hacer todavía? Son preguntas habituales que la gente se hace durante esta época.

Aunque suena fácil, puede ser algo difícil de averiguar. Pero merece la pena tomarse un tiempo para reflexionar sobre lo que quieres que signifique tu vida. Tu propósito no tiene que ser grandioso ni cambiar el mundo. Puede ser algo tan sencillo como ser un buen padre o amigo.

La crisis de la mediana edad puede ser un momento difícil, pero también puede ser una oportunidad de crecimiento y autodescubrimiento. Si te tomas el tiempo necesario para averiguarlo, puedes crear una vida más plena y satisfactoria para ti. 

Cuando nacemos, venimos al mundo con una pizarra limpia. Somos inocentes y no tenemos idea de quiénes somos ni de lo que hemos venido a hacer.

A medida que crecemos, empezamos a desarrollar un sentido del yo. Descubrimos lo que nos gusta y lo que no, lo que nos hace felices y lo que no. Y, poco a poco, empezamos a desarrollar una vida mejor.

Para algunas personas, el propósito de su vida está claro desde una edad temprana. Saben que quieren ser médicos, profesores o artistas. Pero para otras, el camino no está tan claro. Puede que tengan muchos intereses y talentos, pero parece que no pueden averiguar a cuál dedicarse.

Esto puede ser especialmente cierto durante la mediana edad, cuando podemos cuestionarnos todo sobre nuestras vidas.

¿Qué he conseguido? ¿Cómo he vivido mi vida? ¿Qué queda por conseguir? La mediana edad es una época de transición y cambio, y puede dar miedo. Así que cuando nos enfrentamos a la incertidumbre en nuestras vidas, es natural querer aferrarnos a lo que ya conocemos. 

Pero dar el siguiente paso, ya sea un cambio de carrera, un traslado a una nueva ciudad o simplemente decir «sí» a algo que nunca hemos probado, puede ser estimulante. También puede dar miedo.

La clave es dar pequeños pasos hacia tu objetivo. 

Que es una declaración de misión personal

Una declaración de misión personal es una breve descripción de lo que quieres conseguir en la vida y por qué. Suele escribirse y revisarse periódicamente para mantener el rumbo. 

Una declaración de misión son como una brújula, puede ayudar a proporcionar enfoque y dirección, pero no es el único factor que determina el éxito. 

Los individuos pueden utilizar su declaración de misión personal para establecer objetivos y medir el progreso. Las organizaciones pueden utilizar las declaraciones de misión para orientar la toma de decisiones y unificar a los empleados en torno a un propósito común. 

Tu declaración de misión personal debe ser breve, clara y específica para ti. Debe abarcar tus valores, objetivos y aspiraciones.

Como crear la declaración de misión personal

Una declaración de misión personal es una hoja de ruta para tu vida y es una poderosa herramienta que puede ayudarte a mantenerte motivado y centrado en tu vida. Describe tus objetivos, valores y propósito en la vida.

Crear una declaración de misión personal puede ser una tarea desalentadora, pero merece la pena el esfuerzo. He aquí cómo crear una declaración de misión personal:

  1. Define tus valores. ¿Cuáles son las cosas más importantes de la vida para ti? Escríbelas y consúltalas a menudo.
  2. Establece objetivos. ¿Qué quieres conseguir en la vida? Divide tus objetivos en pasos pequeños y alcanzables.
  3. Determina tu propósito. ¿Por qué estás aquí? ¿Qué diferencia quieres marcar en el mundo? Ten esta pregunta en mente mientras escribes tu declaración de objetivos.
  4. Escríbela. 

Ejemplo de una declaración de misión personal

He elegido los verbos de acción nutrir, educar y estimular porque creo en mi corazón que soy una nutridora. Por eso escribo, por eso cultivo, por eso enseño y por eso mi familia es tan importante para mí. Me encanta coger el germen de una idea, una pequeña semilla o una mente inquieta y ayudarles a crecer y a alcanzar nuevas posibilidades.

Creo que no es una gran exageración que un criador sea también un educador. Soy una estudiante de toda la vida. Siempre que aprendo algo nuevo sobre el mundo o sobre las personas, los animales o las plantas que lo habitan, no puedo esperar a compartir el conocimiento, ya sea a través de mis escritos o de una clase, y espero que ese conocimiento ayude a otros a aprender y crecer también.

Por último, pero quizá lo más importante, el crecimiento no tiene por qué ser una experiencia pasiva y aburrida. Puede ser activo y divertido. Creo que el verdadero crecimiento y el aprendizaje sólo se producen cuando la experiencia es estimulante. Elegí la iluminación porque no puedo imaginar un regalo mayor para el mundo o para el individuo que estar iluminado.

Sé que todos los artículos y relatos que he escrito a lo largo de mi vida no han iluminado, pero en los últimos años he trabajado para alcanzar ese objetivo. No tiene por qué ser una gran iluminación, ya que a menudo pequeños rayos de luz pueden tener una profunda influencia en otro y eso es lo que espero proporcionar.

Y, por último, el desarrollo humano, porque no puedo imaginar un área más impactante que el desarrollo humano. Creo firmemente en el hecho de que debemos pasar nuestra vida en continuo desarrollo y cada uno debe hacer su parte para ayudar a los demás a desarrollarse también. Si no seguimos desarrollándonos y creciendo como individuo, y como sociedad, y como mundo, no podemos esperar sobrevivir y mucho menos prosperar.

Crear tu propia declaración de misión personal cambiará tu vida. Te ayudará a cambiar de carrera, a crear tu propio negocio y a tomar decisiones importantes sobre tu vida profesional y personal. Tener una declaración de misión y darte una visión del futuro te ha ayudará a dar a tu vida un enfoque y un propósito que contribuirá enormemente a tu felicidad personal. ¿Por qué no lo intentas tú?