Home > Salud > Meditación : Conoce sus beneficios

Meditación : Conoce sus beneficios

El practicar la meditación ayuda a mejorar nuestra salud en general, ayuda a calmar la mente, a tener mayor conciencia, disminuir el estrés y ayudarnos a estar en el momento presente.

Hoy en día vivimos en un mundo acelerado, tanto que se estima que por nuestra cabeza pasan hasta 50.000 pensamientos diariamente. Las cosas suceden con tanta rapidez que, la mayoría de las veces, no tenemos la oportunidad de reaccionar ante las cosas que nos lanzan. En cierto modo, perdemos la capacidad de calmar la mente y pensar las cosas en favor de decisiones rápidas como un rayo.


Pero no debería ser así. Cada uno de nosotros necesita frenar un poco de vez en cuando y estar tranquilo. De lo contrario, el estrés se acumulará y afectará a nuestro trato con las personas que nos rodean, no sólo en el trabajo sino también en casa.

La práctica de la meditación es una forma de quedarnos quietos durante un rato y dejar que nuestra mente se concentre hasta que nos calmemos lo suficiente como para hacer frente a las presiones diarias de la vida, logrando reducir el estrés y mejorando su salud en general. Gracias a la meditación podras obtener muchos beneficios para la salud, tanto en las areas muscular, cerebral y emocional.

Algunos pueden pensar que la meditación es una práctica completamente religiosa. Si bien es cierto que muchas religiones, especialmente las orientales, consideran la meditación como una parte integral de su práctica, no es necesariamente así. De hecho, cada vez más personas que no son necesariamente religiosas se dedican a la meditación.

La gente practica la meditación por diversas razones. Aunque ya hemos mencionado que nos ayuda a quedarnos quietos en este mundo tan acelerado, otras personas meditan por motivos de salud y para alcanzar un estado de conciencia superior, entre otros.

Así que si crees que la vida te estresa, probablemente ha llegado el momento de frenar un poco las cosas. Probablemente tu mente esté demasiado distraída con tantas cosas que considerar y en las que pensar. La meditación puede ayudarte a calmarte y permitirte estar libre de estrés y preocupaciones con tan solo practicarla varios minutos de meditación al día.

¿Qué es la meditación?

¿Qué es la meditación?La medición es una práctica antigua que se ha utilizado durante siglos para fomentar la autoconciencia, la calma mental y la paz interior. El objetivo de la metitación es centrar la mente en un único punto de referencia para alcanzar un estado de atención plena. Durante la medición, el practicante suele sentarse con los ojos cerrados y se centra en su respiración o en un mantra. Esta práctica puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, mejorar la calidad del sueño y potenciar la salud para nuestra mente como para nuestra salud.

Historia de la meditación

La historia de la meditación se remonta a sus orígenes en la India hace miles de años, donde se cree que se originó hace más de 5.000 años. La práctica se utilizaba tradicionalmente con fines espirituales, como la iluminación o la paz interior, pero también se ha demostrado que tiene una serie de beneficios para la salud. Hoy en día, la meditación se practica ampliamente y se ha extendiendo por el mundo moderno por sus numerosos beneficios físicos y emocionales.

Beneficios de la meditación

La meditación tiene numerosos beneficios para nuestra mente y cuerpo. Cuando el cuerpo descansa, el ritmo cardíaco disminuye, al igual que el ritmo metabólico, y el estrés disminuye drásticamente. Muchas reacciones físicas y fisiológicas negativas relacionadas con el estrés disminuyen o se erradican por completo y puede reducir los problemas para conciliar el sueño. La concentración aumenta y la memoria mejora. Además, disminuyen la ansiedad, la depresión, el mal humor y la irritabilidad, y mejoran los sentimientos de vitalidad, felicidad, rejuvenecimiento y estabilidad emocional.

Varios investigaciones científicas, realizados con resonancias magnéticas del cerebro muestran y sugieren que la meditación ayuda a controlar la presión arterial, conciliar el sueño, mejorar la concentración y la flexibilidad mental, nos ayudan a lidiar con el estrés, a disminuir el dolor crónico, tener una mayor conciencia, ayudar a que te sientas en paz y aumentar la felicidad.

Beneficios físicos de la meditación

Beneficios físicos de la meditaciónUno de los beneficios más célebres de la meditación es que ayuda en gran medida al bienestar físico de la persona. Entre los beneficios físicos de la meditación, se encuentra el descanso profundo del corazón, ya que disminuye la tasa metabólica de la persona, así como el ritmo cardíaco, lo que conduce a la reducción de la carga de trabajo para el corazón. Aparte de eso, también se sabe que reduce los niveles de cortisol de la persona, así como que disuelve las sustancias químicas que están estrechamente relacionadas con el estrés cotidiano.

Otros beneficios físicos de la meditación son la reducción de los radicales libres en el cuerpo al eliminar las moléculas de oxígeno que son inestables, la disminución de la presión arterial alta de una persona, el desarrollo de la capacidad de tener una piel más resistente, la disminución o el descenso total del nivel de colesterol de la persona, la mejora del flujo de aire a los pulmones para facilitar la respiración, el retraso del envejecimiento biológico y el aumento de los niveles de DHEAS en las personas mayores.

Beneficios mentales de la meditación

En cuanto al factor psicológico, la meditación ayuda a aumentar la coherencia de las ondas cerebrales de la persona, disminuye los niveles de ansiedad, a menudo la irritabilidad, la depresión profunda y la oscilación de los estados de ánimo, nos ayuda a controlar nuestros pensamientos y emociones, mejora la memoria de la persona, así como su capacidad de aprendizaje, aumenta la capacidad de autorrealización de la persona, aumenta la sensación de juventud y rejuvenecimiento de la persona, así como la vitalidad, conduce a una visión positiva de la vida y a la alegría, y aumenta el estado emocional y la estabilidad de la persona.

Tipos de meditación

Las investigaciones actuales estiman que la persona media tiene más de 50.000 pensamientos al día, el 90 por ciento de los cuales son réplicas de nuestros pensamientos de ayer. Además, la gente pasa casi la mitad de su tiempo preocupándose, y el 90 por ciento de esas preocupaciones nunca se hacen realidad.

Por otra parte, la mayoría de nosotros puede recordar aquellos momentos gloriosos en los que experimentamos un amor sin límites, chispas de sabiduría y comprensión; los momentos en los que sentimos una armonía total con el mundo que nos rodea y una armonía dentro de nosotros mismos. ¡Si pudiéramos manejar nuestra mente inquieta y aplicarla con mayor eficacia en el momento presente!

Aprender y practicar la meditación puede liberarnos de preocupaciones innecesarias y enriquecer nuestra percepción y nuestros sentidos. Aunque existen diversas tradiciones y técnicas de meditación en todo el mundo, pueden dividirse a grandes rasgos en cuatro grandes categorías: meditación de concentración, meditación reflexiva (o de insight), meditación de atención plena y meditación creativa.

Hay muchas formas de meditación y, aunque tiene sus orígenes en las culturas orientales, Occidente está aprendiendo rápidamente los beneficios de esta práctica relajante. La mayoría de la gente piensa que la meditación es un tipo sentado en una almohada, con las piernas cruzadas, los ojos cerrados y tarareando. Sin embargo, la meditación puede hacerse sentado en una silla, tumbado, sentado en su escritorio o prácticamente en cualquier lugar.

Aunque las distintas formas de meditación son tan diversas como sus estilos, hay una cosa que tienen en común: se centran en calmar y aquietar una mente caótica y ocupada.

Meditación de concentración

Meditación de concentraciónLa meditación de concentración es la base de todos los demás tipos de meditación. La concentración es vital para superar las distracciones y mantener el enfoque mental. Imagina que viertes agua libremente sobre una superficie plana; al instante se convertirá en una mancha de agua poco profunda que se estancará en los puntos de depresión. Pero si canalizas esa misma agua en una dirección y la mantienes bajo presión, puede tener un poder tremendo. La mente funciona de forma similar. Si la dejas vagar libremente, tendrá poco poder, simplemente llenará el espacio disponible. Sin embargo, la mente concentrada puede convertirse en un poderoso portador de nuestras intenciones.

Mediante la capacidad de concentración, la mente puede adquirir mayor calma, estabilidad y claridad, de modo que la confusión, la ansiedad y la falta de atención se conviertan en problemas del pasado. Además, la concentración se utiliza en los otros tipos principales de meditación : atención plena, reflexiva y creativa. Además, el poder de la concentración puede aplicarse para desarrollar habilidades físicas.

Meditación reflexiva

La meditación reflexiva puede definirse como un pensamiento disciplinado. Eliges una idea, situación o pregunta y centras tu contemplación en ella. Cuando tu mente se pregunta, la devuelves al tema de tu reflexión con suavidad pero con firmeza. Este tipo de meditación se utiliza tradicionalmente para obtener mayores conocimientos sobre la naturaleza de la muerte, la vida, el sentido de la vida o la cuestión de tu propia búsqueda mental, ya sean las relaciones, un rompecabezas científico o los problemas cotidianos. El secreto para obtener percepciones reveladoras es tu capacidad para dirigir tu atención repetidamente al tema que hayas elegido y mantenerte abierto a lo que surja en tu mente a partir de esa experiencia.

Meditación de atención plena (mindfulness)

La atención plena es un estado de conciencia en el momento presente, cuando tu mente está relajada y es consciente de tu experiencia, incluidos los pensamientos y sentimientos, las sensaciones y la respiración, y lo acepta todo con una actitud de no resistencia y ecuanimidad. Así, puedes experimentarlo todo plenamente sin autocrítica ni aferrarte a tu identidad e importancia personales.

La mayoría de nuestros problemas surgen de la falta de conciencia y de las acciones sin sentido en nuestra vida. La práctica de la atención plena puede ayudarnos a mejorar el enfoque y la concentración, a mejorar la calidad de nuestra comunicación, a controlar el estrés, a aumentar nuestra eficacia y a fomentar la confianza en nosotros mismos.

Meditación creativa

Mientras que la concentración y la atención plena aportan más enfoque y conciencia a nuestras vidas, la meditación creativa nos ayuda a transformar y aplicar los hábitos de la mente con mayor eficacia. La meditación creativa puede ayudarnos a desarrollar y reforzar determinadas cualidades de nuestra naturaleza. También puede invitar a más posibilidades y potenciales a nuestras vidas. Por ejemplo, la visualización creativa, uno de los métodos de meditación creativa más utilizados, puede ayudarnos a cumplir deseos personales, como tener éxito en la vida profesional o atraer la felicidad.

Nuestra mente subconsciente no discierne entre los estímulos imaginativos y los de la vida real. Aunque una impresión puede durar sólo unos segundos, la mente subconsciente puede desencadenar reacciones emocionales, mentales y psicológicas similares repetidamente. Por tanto, al traer a nuestra conciencia imágenes deseables con carga emocional, podemos ejercer un control productivo sobre nuestra imaginación e influir en las cualidades positivas de nuestra mente.

Todos sabemos que podemos entrenar nuestro cuerpo físico y desarrollar gradualmente la resistencia y la flexibilidad haciendo ejercicio con regularidad. Las mismas reglas son válidas para la mente; numerosos estudios han demostrado que es posible desarrollar una mayor inteligencia, creatividad y otras capacidades mentales. La flexibilidad mental que se consigue con la práctica diligente de la meditación, tu mente se volverá más clara, serena y poderosa, y podrás aplicarla a cualquier tarea o actividad con atención y eficacia superior.

Meditación para mejorar la concentración

Hoy en día, hay muchas cosas que nos ayudan a mantenernos entretenidos. Sólo en Internet hay una multitud de sitios web que hacen eso, como sitios para compartir vídeos, sitios de juegos y otros sitios web que responden a nuestros intereses.

Aunque no hay nada malo en entretenerse, el problema surge con nuestra constante necesidad de distracciones. Por ello, nos resulta difícil concentrarnos en una cosa.

La gente practica la meditación con distintos fines y mejorar la concentración es uno de ellos. Hay varios métodos por los que la meditación hace su trabajo.

Uno de ellos es mediante ejercicios de respiración. Incluso un ejercicio tan sencillo como ser consciente de las veces que inhalamos y exhalamos puede hacer maravillas en nuestra capacidad de concentración.

Aunque parezca fácil, puede ser bastante difícil, sobre todo si hay que lidiar con distracciones como el ruido exterior.

Otro método es recitar un mantra. Un mantra es una frase o un sonido que se recita repetidamente. Para los católicos, rezar el rosario es una forma de mantra. La repetición se convierte en el centro de la meditación en el que se centra la atención de la persona.

La respiración y la meditación

La respiración es una parte integral de la meditación. La respiración adecuada es necesaria en muchas prácticas de meditación y, por tanto, es una herramienta importante que deben poseer las personas que deseen realizar esta actividad.

La práctica de una respiración adecuada mientras se medita ayuda a la persona a relajarse mientras realiza el ejercicio. La respiración adecuada se consigue inhalando por la nariz, dejando que el diafragma (no el pecho) se expanda y exhalando por la boca.

Al hacer esto, se reduce el ritmo cardíaco de la persona, lo que conduce a un estado de ánimo relajado.

La respiración también desempeña un papel importante cuando una persona quiere mejorar su concentración. Esto se hace centrando la mente en el acto de tomar aire y sentirlo pasar por las fosas nasales hasta que el aire se exhala finalmente por la boca.

Pero en lugar de centrarse en el acto de inhalar y exhalar aire, es la sensación de la respiración donde la persona entrena sus pensamientos. La sensación del aire que pasa por la nariz, llena los pulmones y expande el diafragma es la sensación que la persona debe buscar.

La meditación y el tratamiento del miedo y la fobia

Todas las personas tienen fobia a ciertas cosas, ya sea a las alturas o a hablar delante de la gente. Aunque la mayoría de las personas superan sus miedos, algunas están paralizadas por ello. Por tanto, esto les impide hacer cosas que de otro modo encontrarían agradables.

La meditación y el tratamiento del miedo y la fobiaLa meditación es una forma de que las personas atrapadas por sus fobias salgan por fin de su caparazón y empiecen a vivir una vida plena. La meditación ayuda a superar el miedo de una persona alterando su estado mental. Hay varias formas en las que esta práctica puede ayudar a las personas a conseguirlo.

Una de ellas es la llamada meditación de atención plena. Al entrenar a la persona para que viva en el ahora, su atención se desvía del futuro, donde esa persona percibe el peligro. Además, es sólo una mera percepción y ese suceso puede o no ocurrir realmente.

La visualización también puede ayudar a una persona a enfrentarse al miedo haciendo que imagine lo que hará en caso de que se produzca el peligro percibido. Al estar preparada mentalmente para ese acontecimiento, la persona podrá afrontar mejor la situación futura.

La meditación y el dolor

Cualquiera que haya oído la expresión sobre el poder de la mente sobre la materia comprenderá fácilmente el beneficio de la meditación en las personas que sufren diferentes formas de dolor físico.

Las técnicas de concentración en la meditación pueden ayudar a aliviar el sufrimiento de una persona al alejar su mente de la fuente del dolor. Normalmente, el dolor se magnifica porque la gente decide centrarse en él.

Si su atención se dirige a otro lugar, el dolor se vuelve más manejable.

Otro método es la meditación de atención plena. Consiste en ser consciente de la propia condición actual y aceptarla como tal. Si una persona acepta que tiene un dolor en ese momento, afrontarlo será mucho más fácil.

Enlaces externos con mas información sobre la meditación