Home > Desarrollo Personal > Que es el Mindfulness?

Que es el Mindfulness?

Mindfulness, tambien llamado atención plena, es una filosofía que se basa en un estado mental de conciencia plena, que se consigue centrando la conciencia en el momento presente, mientras se reconocen y aceptan con calma los sentimientos, los pensamientos y las sensaciones corporales, y se utiliza como técnica terapéutica. Mindfulness implica estar en el momento presente y ser consciente de lo que ocurre a tu alrededor sin juzgarlo. Significa prestarte atención a ti mismo.

Durante este artículo nos referiremos al termino MINDFULNESS ya que es mas conocido y menos variable en las definiciones en español.


En la acelerada sociedad actual, es fácil sentirse abrumado por las numerosas obligaciones y responsabilidades que tenemos. Hacer malabarismos con el trabajo, la escuela, la familia y los compromisos sociales puede ser un reto, y a menudo es difícil encontrar tiempo para nosotros mismos. Afortunadamente, hay una forma sencilla de ayudarnos a gestionar nuestra ajetreada vida y a encontrar algo de paz y relajación: Mindfulness.

Mindfulness es una práctica que puede ayudarte a mejorar la calidad de vida, a vivir en el momento presente y a centrarte en tus pensamientos y sentimientos. Puede utilizarse para mejorar tu desarrollo personal, ayudándote a ser más consciente de tus pensamientos y emociones. Mindfulness también puede ayudarte a controlar el estrés y la ansiedad, y a mejorar tus relaciones.

Introducción: ¿Qué es Mindfulness y cómo puede ayudarte?

Qué es Mindfulness y cómo puede ayudarteLa palabra «mindfulness» deriva de la palabra sánscrita «manas», que significa mente. Fue utilizada por primera vez por Buda, que habló de «prestar atención a la propia mente».

Es un estado de atención activa y concentración en el presente. Cuando estás atento, observas tus pensamientos y sentimientos sin juzgarlos como buenos o malos. Mindfulness puede ayudarte a ser más consciente de tus pensamientos y sentimientos, lo que puede conducir a una mejor toma de decisiones y a un mayor bienestar.

Mindfulness es una práctica que existe desde hace siglos, pero sólo recientemente se ha popularizado en el mundo occidental. Hay muchos beneficios potenciales de Mindfulness, como la reducción del estrés, la disminución de la depresión, la mejora de la memoria y el fortalecimiento de tus relaciones. Mindfulness puede practicarse de diversas maneras, como mediante la meditación, el yoga, o incluso simplemente siendo más consciente de tu entorno.

¿Cuál es la diferencia entre mindfulness y meditación?

Mindfulness y meditación son dos de los términos más populares en el mundo de la autoayuda y el bienestar ahora mismo. Pero, ¿qué significan? ¿Y cuál es la diferencia entre ellos?

  • Mindfulness es un estado del ser que puede cultivarse prestando atención al momento presente, sin juzgar. Puede practicarse mediante la meditación de mindfulness, que es una forma de meditación sentada en la que te centras en tu respiración o en un mantra para evitar que tu mente divague.
  • La meditación también es una forma de práctica del mindfulness, pero también puede practicarse de otras maneras, como la meditación a pie o la meditación de yoga. En general, sin embargo, la meditación se refiere a cualquier práctica que te ayude a concentrarte y a calmar la mente.

Los principios básicos de la práctica del mindfulness

Los principios básicos de la práctica del mindfulnessEl Mindfulness se ha convertido en un término popular en los últimos años, pero ¿qué significa realmente? El mindfulness es la práctica de centrar tu atención en el momento presente y ser consciente de tus pensamientos, sentimientos y entorno. Puede practicarse de diferentes maneras, pero el objetivo es siempre estar presente y atento.

El mindfulness tiene muchos beneficios, como la mejora de la salud mental, la reducción del estrés y el aumento de la concentración y la productividad. Puede ser útil para las personas que luchan contra la ansiedad o la depresión, o que se enfrentan a mucho estrés en sus vidas. El mindfulness también puede ayudarte a ser más consciente de tus propios pensamientos y emociones, lo que puede conducir a una mejor toma de decisiones y a unas relaciones más saludables.

La mejor manera de empezar a practicar el mindfulness es encontrar un método que funcione para ti.

El Buda y los cuatro fundamentos del mindfulness

Buda tenía mucho que decir sobre la introspección, el mindfulness y su importancia en nuestras vidas hace 2500 años. En el budismo esbozó cuatro fundamentos específicos con el objetivo de mejorar la calidad y utilizar como guía para vivir con más atención cada día:

  • El primer fundamento es el mindfulness al cuerpo, que consiste en ser conscientes de nuestras sensaciones físicas y estar presentes en el momento.
  • La segunda base es la atención a los sentimientos, que consiste en reconocer nuestras emociones y cómo nos afectan física y mentalmente.
  • El tercer fundamento es el mindfulness a los pensamientos, que consiste en ser conscientes del modo en que pensamos y de cómo nuestros pensamientos influyen en nuestras acciones.
  • El cuarto fundamento es la atención al dharma, o la verdad tal y como existe en el momento presente.

Estos cuatro fundamentos proporcionan una hoja de ruta para vivir una vida más consciente, pero no son en absoluto una lista exhaustiva. Cualquiera puede beneficiarse de incorporar El mindfulness a su rutina diaria, independientemente de sus creencias espirituales o de la falta de ellas.

¿Como llego el mindfulness al mundo occidental?

Jon Kabat-Zinn es un científico que ha llevado el mindfulness a la corriente principal. Se interesó por primera vez en la meditación mientras estudiaba en el MIT. Después de la escuela de posgrado, viajó a Asia y estudió con monjes budistas. Más tarde trajo lo que aprendió a Estados Unidos, donde empezó a enseñar la Reducción del Estrés Basada en la Atención Plena (REBAP) en la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts. La MBSR es un programa que ayuda a las personas a aprender a afrontar el estrés y el dolor. El programa ha demostrado ser eficaz para reducir el estrés y la ansiedad.

El trabajo de Kabat-Zinn ha contribuido a introducir El mindfulness en la cultura occidental, donde se ha hecho cada vez más popular como forma de mejorar la salud mental.

¿Cuáles son los beneficios de Mindfulness?

Se ha demostrado que el mindfulness tiene una serie de beneficios tanto a corto como a largo plazo.

  • A corto plazo, se ha comprobado que el mindfulness mejora el bienestar mental, reduce el estrés y la ansiedad y mejora la calidad del sueño.
  • A largo plazo, el mindfulness se ha relacionado con el aumento de la inteligencia emocional y la reducción de las tasas de recaídas en la depresión y en enfermedades la adicción.

Se ha demostrado que el mindfulness tiene diversos beneficios para las personas, como la mejora de la gestión del estrés, el aumento de la atención y la concentración, la mejora de los hábitos de sueño y la reducción de la ansiedad.

Mindfulness puede practicarse de diversas maneras, y no depende necesariamente de creencias o prácticas religiosas. Para algunas personas, el mindfulness puede ser una herramienta útil para el desarrollo personal; puede ayudarte a comprender tus propios pensamientos y sentimientos, y a mejorar tu salud mental en general.

¿Cuándo es el mejor momento para practicar mindfulness?

Cuándo es el mejor momento para practicar mindfulnessEl mejor momento para practicar El mindfulness es cuando eres capaz de centrarte en tu respiración y tus pensamientos sin distracciones. No hay un momento incorrecto para practicar mindfulness, pero encontrar momentos en los que puedas centrarte en tu respiración y tus pensamientos sin interrupciones puede ayudarte a obtener los mayores beneficios.

El mejor momento para practicar mindfulness puede variar de una persona a otra, pero hay algunos momentos del día que suelen recomendarse. La mañana puede ser el mejor momento para algunas personas, ya que puede ayudar a establecer el tono para el resto del día. Otros prefieren practicar por la noche, ya que puede ayudar a relajarse antes de acostarse.

Es importante encontrar lo que funciona mejor para ti y seguirlo.

Como comenzar a hacer mindfulness

Como comenzar a hacer mindfulnessEl objetivo del mindfulness es centrarse en el momento presente, ser consciente de tus pensamientos y sentimientos sin juzgarlos. Mindfulness puede ayudarte a aprender a controlar tus reacciones y a mejorar tu enfoque y concentración. Hay muchas formas diferentes de practicar mindfulness, pero lo más importante es encontrar un método que te funcione y al que puedas ceñirte.

He aquí algunas formas de empezar a practicar Mindfulness:

  • Busca un lugar cómodo para sentarte o reclinarte cómodamente sin que te molesten.
  • Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Inhala por la nariz y exhala por la boca.
  • Escucha música relajante o sonidos de la naturaleza que te ayuden a centrarte en el momento presente.
  • Cuando tu mente divague, guíala suavemente de vuelta a tu respiración.
  • Trata de tener una respiración consciente.
  • Relajate y no elabores juicios de nuestras sensaciones, observarlos de manera impersonal.
  • Repite este proceso durante 10-15 minutos al día.

Un recorrido por tu cuerpo

Con este sencillo ejercicio de mindfulness podras aumentar la conciencia tanto de ti mismo como de tu entorno, de una forma muy suave y sencilla. Puede servir como preludio de alguna tarea mental, así como formar parte de una campaña continua de mindfulness para fortalecer y ampliar el uso de tu propia mente.

  • Como en cualquier sesión de meditación, tienes que ponerte en una posición relajada y cómoda, con los ojos cerrados, y empezar con una respiración nasal profunda, centrando tus pensamientos en la respiración para facilitarte un estado meditativo.
  • Una vez que sientas que la respiración te calma y que la respiración está bajo tu control rítmico, entonces puedes pasar a centrarte en tu propio cuerpo, una parte cada vez.
  • La primera vez que me enseñaron esto fue en una clase de yoga, donde nos enseñaron a concentrarnos primero en el pie izquierdo, centrándonos en él desde una posición superior a la nuestra.
  • A continuación, sube lentamente por el cuerpo, tobillo izquierdo, rodilla, muslo y así sucesivamente.
  • Al llegar a la cabeza, haces lo mismo a la inversa en el otro lado del cuerpo: hombro derecho, codo derecho, mano derecha y así sucesivamente.
  • Una vez que hayas completado el recorrido por tu propio cuerpo, como si fueras otra persona examinándolo, es el momento de abrir los ojos y aumentar la atención a tu entorno.

¿Cómo puede ayudarte Mindfulness en tu viaje de desarrollo personal?

Cómo puede ayudarte Mindfulness en tu viaje de desarrollo personalEl mindfulness es una poderosa herramienta que puede utilizarse para ayudar al autoconocimiento, concentración, aumentar la productividad, crecimiento y desarrollo personal. Puede ayudarte a centrarte en el momento presente, en lugar de preocuparte por el pasado o el futuro.

Esto puede permitirte vivir más en el presente y tomar mejores decisiones basadas en lo que está ocurriendo en el momento actual. El mindfulness también puede ayudarte a ser más consciente de tus propios pensamientos y sentimientos, lo que puede permitirte comprenderte mejor y hacer cambios si es necesario.

En la sociedad actual, estamos constantemente inundados de distracciones y estímulos. El mindfulness puede ayudarnos a centrarnos en la tarea que tenemos entre manos y a dejar de lado las distracciones.

También puede ayudarnos a ser más conscientes de nuestros pensamientos y emociones, lo que puede conducir a un mayor conocimiento de uno mismo y a una mejor toma de decisiones. Además, se ha demostrado que el mindfulness aumenta la compasión y la empatía hacia los demás, así como disminuye los niveles de estrés.

Todos estos beneficios pueden conducir a una vida más satisfactoria y productiva.

Mindfulness en tu vida cotidiana: cómo aplicar Mindfulness a tu vida

Aunque el mindfulness puede parecer algo que sólo puede practicarse en un estudio de meditación o en la cima de una montaña, en realidad puede incorporarse a tu vida cotidiana, no necesariamente tiene que ser en un libre de ruidos. He aquí algunas formas de empezar a practicar Mindfulness.

Nuestro cuerpo

Mindfulness en nuestro cuerpoEn nuestras vidas constantemente ocupadas, es importante dedicar tiempo a nosotros mismos para centrarnos en nuestro cuerpo y liberar cualquier tensión que podamos tener. Un escaneo corporal de mindfulness es una forma de hacer precisamente eso. Se puede hacer en cualquier posición, pero a mí me resulta más fácil hacerlo tumbado. Simplemente te concentras en tu cuerpo de la cabeza a los pies, notando cualquier zona de tensión y liberándola conscientemente.

Puedes utilizar la respiración para ayudarte a concentrarte, inhalando profundamente al liberar cualquier tensión y exhalando completamente al relajarte en la siguiente zona. El escaneo del cuerpo puede ser una práctica breve o puede ampliarse a 10 ó 20 minutos. Es una forma estupenda de empezar o terminar el día, o de utilizarla durante un momento de estrés como forma de conectar con la tierra y volver al momento presente.

Nuestra alimentación

Una forma de utilizar el mindfulness es mientras comes. Cuando te centras en lo que comes y por qué, puede ayudarte a elegir mejor los alimentos y a apreciarlos más.

Ser consciente de la comida significa que te tomas el tiempo necesario para pensar en lo que te metes en el cuerpo. Consideras cómo la comida nutrirá tu cuerpo y si encaja o no en tu estilo de vida saludable en general. La alimentación consciente también puede ayudarte a luchar contra la alimentación emocional y el picoteo sin sentido.

Si eres nuevo en esto del mindfulness, empieza simplemente siendo consciente de los diferentes colores, olores y texturas de los alimentos que tienes en el plato. Toma pequeños bocados y mastica lentamente para poder disfrutar del sabor y el gusto de cada bocado.

Nuestro presente

El mindfulness es la práctica de prestar atención al momento presente sin juzgarlo. El mindfulness puede practicarse de muchas maneras diferentes, pero una de las más sencillas es centrarse en la respiración mientras se camina.

Caminar es una forma estupenda de hacer ejercicio y tomar aire fresco, y también puede utilizarse como práctica de mindfulness. Cuando te centras en tu respiración y en el momento presente mientras caminas, puedes despejar tu mente y relajar tu cuerpo. Esto puede ayudarte a desestresarte después de un largo día de trabajo o en momentos de ansiedad o estrés.

Nuestros pensamientos

La práctica del mindfulness sentada puede realizarse en cualquier lugar y en cualquier momento. Consiste simplemente en centrarse en la respiración y los pensamientos. Esta práctica puede ayudarte a centrarte y a conectar contigo en el momento presente. También puede ayudarte a despejar la mente y a liberar el estrés o emociones negativas que puedas sentir. Al practicar, puedes descubrir que eres capaz de tener una visión más positiva de la vida y gestionar mejor el estrés.

Los terapeutas están integrando mindfulness en sus prácticas.

Los terapeutas están integrando mindfulness en sus prácticas para ayudar a tratar diversos problemas, desde la ansiedad y la depresión hasta el dolor crónico. Se ha descubierto que las intervenciones basadas en mindfulness son útiles para muchas personas, y los terapeutas están empezando a incorporar estas técnicas a su trabajo. Hay varias intervenciones de mindfulness que pueden utilizarse, y cada terapeuta puede tener su propio enfoque.

Se cree que el mindfulness ayuda a mejorar la salud mental enseñando a las personas a centrarse en el momento presente y a aceptar los pensamientos y sentimientos sin juzgarlos. Puede ser útil para las personas que tienden a pensar en el pasado o a preocuparse por el futuro, y también puede ayudar a reducir el estrés. La investigación ha demostrado que El mindfulness puede ser beneficiosa para una serie de enfermedades, como la ansiedad, la depresión, el dolor, el estrés, la adicción y las enfermedades cardíacas.