Celebrar un cumpleaños es un evento único para compartir y celebrar porque es un nuevo año de vida; pero, éste puede ser  mucho más especial o mejor dicho, más bien curioso, cuando deseas celebrar tu fiesta de cumpleaños número  40 o 50.

Siendo así, voy a presentarles algunas ideas para una gran fiesta sorpresa para tus amigos y familiares, al fin y al cabo eso es lo que busca la celebración pasarlo bien con algunos juegos o actividades divertidas. Por ejemplo, puedes recurrir al karaoke, es algo que gusta en todas las edades, los karaokes cuentan con canciones para todos los gustos y estilos, lo disfrutan desde pequeños hasta el invitado de honor. Con el karaoke ya tienes asegurada diversión al menos por tres horas que van desde clásicos infantiles hasta los clásicos, son al menos unas tres mil canciones que pueden componer una selección de karaoke, y si aún la quieres hacer un poco más divertida la puedes combinar con disfraces de acuerdo a la canción elegida y, así se tiene toda una fiesta temática para el cumpleaños 40. Es una forma muy divertida y sana de entretención con la familia y amigos.

No olvidemos que la tarea de la fiesta es volver a esos juegos dorados de la infancia y recrearlos ahora en la fiesta de cumpleaños de adulto. Algunos de los karaokes cuentan con servicio de discomóvil en estos casos es menos el tiempo de 2 horas de duración. Incluye todo el equipo de sonido e iluminación. Así podrás tener una muy buena fiesta de cumpleaños.

Otra actividad recomendada es el juego de preguntas, la idea es que los invitados formulen preguntas al agasajado, las hay de dos tipos, las triviales, como por ejemplo, dónde nació?, cuánto es su peso? Etc; otras más generales y que tienen que ver acerca de la vida hace 40 años, por ejemplo, el éxito musical de ese momento, o el presidente del año en qué nació. La idea es que al final el ganador obtenga un premio especial.

Otro de los juegos populares entre las personas mayores es el juego de los precios, algo como el precio es correcto, se escogen artículos con el que el invitado de honor este familiarizado, se colocan en una mesa y se esconde el precio, cada uno da su respectivo precio y el que más se acerque al valor real se lleva un premio sorpresa, pueden ser los precios de ahora o los de hace 40 años, atrás.

Ahora bien, como es una ocasión especial la fiesta número 40 donde debe existir la alegría, la emoción y algo que sorprenda a los invitados y llena de recuerdos inolvidables, entonces, se puede realizar las tarjetas de invitación con el cumpleañero cuando estaba pequeño, los globos de helio pueden tener estampado el número 40, los regalos pueden ser 40 paquetes de medias o 40 paquetes de espuma para afeitar, etc. Pero, si por el contrario deseas darte algo mágico y diferente puedes tener una sesión de fotografías, incluyendo una jornada de belleza o una velada con los amigos de discoteca, o un viaje en helicóptero, o aquel capricho de niño que en su tiempo no lo lograste realizar.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir