Home > Desarrollo Personal > El encanto – Clave en nuestra personalidad

El encanto – Clave en nuestra personalidad

Poseer una personalidad llena de encanto te abrirá muchas puertas. El encanto latente que acecha en tu interior es tu mina de oro secreta y oculta.  Tu encanto es como una perla dentro de la ostra, y una vez descubierto y pulido puede resaltar y enriquecer enormemente tu personalidad y tu éxito.

El encanto es esa cualidad intangible que hay en ti y que, cuando se descubre y se libera del equipaje asfixiante, puede añadir un poder sutil a tu presencia que resulta irresistiblemente agradable. La influencia de este encanto atraerá, calmará, apaciguará, aplacará y deleitará a cualquier persona con la que entres en contacto.


La capacidad de ganarse a la gente y de influir en ella está en proporción directa con el encanto que seas capaz de invocar y demostrar.

Como desarrollar una personalidad llena de encanto

El encanto puede desarrollarse como cualquier otra cualidad o atributo de la mente adoptando y practicando algunas reglas básicas. La adaptación, el arte de ponerse de acuerdo con otra persona en aras de la amabilidad, es la primera lección. Encontrar un terreno común a través de la curiosidad genuina reduce las defensas y allana el camino para una mayor exploración.

La adaptación es un reconocimiento del «derecho a estar» de otra persona, ya sea correcto o incorrecto. Como dijo Voltaire: «No estoy de acuerdo con una palabra que digas, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirla«. El objetivo es encantar, no reformar.

Paso #1: Se tú mismo

El encanto - Clave en nuestra personalidadLa regla principal es que seas tú mismo. Cualquier tipo de maquillaje físico, incluida esa sonrisa falsa, no servirá de nada. Las afectaciones y el fingimiento, incluso una coreografía bien ensayada, son una muerte rápida y segura para el encanto.

Es bastante fácil atraer y llamar la atención mediante el artificio, pero para influir en alguien más allá de las galanterías superficiales, debes poseer el poder del encanto en tu interior. Una sonrisa puede ganar una primera mirada, pero se necesita el poder consciente del encanto para obtener resultados. La autenticidad es genuina e indiscutible, y los demás la captan fácilmente como algo real, mientras que el fingimiento suele ser desenmascarado.

Practicando las técnicas de encanto desde el interior, puedes hacer que tu prospecto o antagonista se sienta a gusto e incluso inspirarles para que hagan tu voluntad. Proyectar encanto requiere dar y recibir. La primera técnica es escuchar. Debes ser un oyente atento, interesado en escuchar lo que la otra persona tiene que decir, lo que también significa prestar mucha atención y comprender realmente lo que tiene que decir y de dónde parte al decirlo.

Paso #2: Se humilde, amable y educado

Se humilde, amable y educadoEl segundo aspecto fundamental es ser siempre humilde, amable y educado. Si adoptas estos rasgos, proyectarás una actitud amable y amistosa que comunicará que eres simpático y accesible. Trata a todas las personas que conozcas como amigos potenciales.

Mostrar una actitud abierta y positiva, y hacer que los demás sientan que tu propia vida estaba incompleta antes de haberlos conocido, les empodera y, a su vez, te cogerán cariño. El interés, la amabilidad y la humildad son una parte importante de ser encantador.

Paso #3: Elogia

El elogio es como una piedra preciosa rara que obtiene su valor de su escasez. El elogio es una de las mayores fuerzas motivadoras que existen, y cuando se aplica con sinceridad puede hacer maravillas. Elogia a un perro y será tu amigo. Elogia a los niños y brillarán de alegría. Elogia tu capacidad con gratitud y aumentarás el flujo de inteligencia en tus esfuerzos.

El elogio positivo aplicado con sentimiento es un multiplicador activo. Elogia lo que tienes y tendrás más a tu disposición. El elogio es una expresión positiva de aprecio. En el caso de los demás, proporciona una aprobación sincera y cálida y rompe las barreras. Si alguien con quien te encuentras merece tu aprobación, dásela por supuesto, y al hacerlo aumentas su apreciación de tus propias cualidades, una situación en la que todos ganan con el encanto.

Paso #4: Se tolerante

El encanto - Clave en nuestra personalidadEl cuarto elemento del encanto es la tolerancia. La vida es un compromiso, y darse cuenta de ello y aceptarlo aumenta la tranquilidad y el disfrute. La gente tiene derecho a tener su propia opinión, y poseer tolerancia permite respetar las diversas opiniones, sin creerlas ni compartirlas necesariamente. El respeto por el punto de vista de otro siempre ampliará tu propia visión del mundo.

Al ejercer la tolerancia, disipas los prejuicios y la vanidad. Es la cualidad esencial necesaria para establecer la verdadera relación entre situaciones divergentes sobre una base impersonal. Al convertirte en tolerante, aprendes a no tomarte el mundo y los acontecimientos y las personas que hay en él demasiado en serio, incluido tú mismo, permitiendo así que tu sentido del humor se expanda.

Una sonrisa verdadera y fácil y la capacidad de reírse bien te relajarán y, al hacerlo, te ayudarán a tener tranquilidad y eficacia. La tolerancia y el buen sentido del humor son, en efecto, gemas adicionales que debes tener en tu corona de encanto.

Se una persona encantadora

Se una persona encantadoraEl encanto es el arte de agradar. Necesitas tener aplomo y poseer la capacidad de actuar con naturalidad. Tu capacidad de ser agradablemente espontáneo y de actuar con naturalidad es un reflejo de tus hábitos. Si estos hábitos se han formado mediante el entrenamiento adecuado de la gracia, el aplomo y la limpieza, entonces se suman a tu encanto. Los hábitos negativos de pereza, tosquedad y gamberrismo disminuyen.

El encanto refina la esencia de tu personalidad y permite que brille la radiante belleza de tu verdadero ser. Poseer encanto aumentará en gran medida tu eficacia. Te permite presentarte siempre bajo la luz más favorable. Mediante el brillo del encanto te sentirás más saludable y esas líneas de preocupación pronto serán sustituidas por tu contagiosa sonrisa. Así que entrénate y equípate en el arte y el poder del encanto, busca libros que te ayuden a mejorar cada.

Enriquecerá tu presencia y contribuirá de forma inconmensurable a tu satisfacción y felicidad personales.