Tener 40 años de edad es un indicativo de experiencia, edad en la que estamos en la plenitud económica, donde hemos desarrollado nuestras habilidades al máximo y exponer todas estas ventajas a un negocio propio puede llegar a ser una realidad, un sueño y meta fácil de alcanzar. Esto puede ser fácilmente alcanzado ya que nuestra economía para nuestros 40 años se va mejorando conforme pasa el tiempo, el día a día, muchas son las deudas que se acaban de pagar y liberarnos quizá de una hipoteca, del pago de un auto o prestamos que tengamos, hará que contemos con el dinero suficiente para iniciar un negocio propio a los 40 años.

Quien no ha pensado alguna vez en ser un emprendedor, en sacar esa idea que contenemos y que creemos que le puede ser útil a muchos, de explotar cualquier habilidad que tengamos (cocinar, cocer, reparar aparatos eléctricos, conducir o cualquier otra), pero que se ve menguada conforme pasa el tiempo, o somos muy jóvenes y no contamos con el dinero, o simplemente aparecen otras responsabilidades que se superponen a nuestras propias metas, deseos y sueños; como los hijos, las obligaciones de pagar una casa y mantener el hogar, cuando leemos esto y notamos como esto nos sucedió en el pasado a nosotros que tenemos 40 años, nos aparece una media sonrisa en nuestro rostro, viendo que esto fue así en nuestra vida; pero ahora es tiempo de que usted vuelva a contener todas estas ideas, sueños que no pudo llenar a sus 20 o 30 años, es ahora que usted tiene el poder, la economía y el conocimiento para hacerlo.

Pautas que debe prestar atención a la hora de colocar su negocio:

  • No invertir todo

A sus 40 años sus cuentas de ahorros deben ser sustancialmente buenas y con un saldo a su favor considerable, pero no pierda el control al invertir en un negocio propio, trate de usar máximo la mitad de su dinero, es recomendable el 33% de todo su capital, recordemos que todos los negocios no tienen éxito y esto es algo que debe tener en mente, pues aunque su idea sea buena pueda que no se dé el éxito, no se quiere ser pesimista y casi el 90% de los negocios con buena administración son exitosos, pero ser precavido vale por 2 y la mejor opción es no invertir todo.

  • Planificar y hacer un estudio exhaustivo

Antes de la apertura de su propio negocio asegúrese de estudiar el mercado, no vaya a poner un salón de belleza donde en la misma cuadra existan 4 salones de belleza, vea cada situación y cada detalle, puesto que esto va a ir a su favor para sacar ese negocio propio en sus 40 años.

  • Contratar un contable

Para que las finanzas sean buenas es preciso que un contable profesional nos haga el arqueo del comercio, que vea cuanto se gana, se invierte y se gasta.

  • Siempre contar con ayuda contratando por lo menos 1 empleado

Siempre emplee, ya que usted no debe abandonar su trabajo actual para mantener su propio negocio recuerde que a los 40 años todavía hace falta mucho para su jubilación o pensión por vejez, y usted solo puede dedicarle tiempo a su negocio en horas fuera de su trabajo de planta.

  • Darse a conocer

Enséñeles a todos su negocio, sea pequeña o mediana empresa sin importar, dígale a sus compañeros de trabajo, a sus amistades o más, también invierta en la publicidad de su negocio colocando carteles en otros establecimientos por ejemplo.

  • Procurar darse un descanso

A pesar de cómo nos va en el negocio también debemos dar el descanso al cuerpo, recordemos que tenemos 40 años y necesitamos descansar, para atender el negocio estarán nuestros empleados, nosotros solo para dirigir.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir