La función de la dieta para mujeres mayores de 40 años puede ser diferente de acuerdo a otras etapas de la vida, esto de acuerdo a los requerimientos de la edad, sin embargo, necesariamente deben estar presentes los alimentos saludables y se debe incluir la supervisión de un especialista para dicho régimen.

Es básico que si se pretende perder un kilo a un kilo y medio por semana, las calorías no deben superar las 1000 calorías diarias y para ello es necesario introducir una actividad física al menos de una hora a noventa minutos, sin descartar alimentos tales como: productos de soja, frutas, verduras, legumbres, granos enteros, claras de huevo, lácteos bajos en grasa, mariscos, nueces y semillas, carnes magras.

Es bien sabido que pasado los 30 años la mujer comienza a tener un metabolismo mucho más lento, así que reducir tanto el peso corporal como el volumen se vuelve más difícil. De ahí que sea posible complementar la alimentación con suplementos que ayuden a favorecer la activación metabólica y permita reducir los dos aspectos mencionados, eliminando así las principales grasas acumuladas en el abdomen, piernas y caderas principalmente, y que son las que se generan de manera típica después del embarazo y sedentarismo.

Las mujeres deben tomar conciencia que a cierta edad el cuerpo no va a responder de igual manera y por lo tanto una dieta balanceada junto a un ejercicio moderado va en ciertos casos a responder a la proporción de aumento de grasa corporal y disminuir a las calorías aumentadas.

Sin embargo, se ha demostrado que se puede “luchar” contra la grasa del cuerpo de una manera eficiente después de los cuarenta años, las investigaciones apuntan que hay ciertos alimentos que ayudan a bajar la grasa corporal. Pero, no es recomendable que dicha dieta para mujeres de más de 40 años se limite a una pérdida de peso de manera rápida sin realizar ejercicio, puesto que esto puedo provocar alteraciones en el organismo y el llamado “efecto rebote” el cual se traduce en grasa corporal más adelante.

Siendo así, se recomienda un desayuno a la hora indicada y comer con frecuencia en raciones pequeñas durante el día y sobretodo alimentos saludables y nutritivos, esto va a lograr que el organismo se predisponga en quemar calorías. También se contempla una ración de proteína en cada comida (almuerzo) para no tener los niveles de saciedad o de hambre como si no se hubiera comido.

Entre los alimentos que están catalogados como facilitadores de quema de grasa corporal y sentir que se pierde peso de forma eficaz, se encuentra el agua con limón, de acuerdo a investigaciones, las mujeres que reemplazan bebidas endulzadas en este caso por agua natural con limón, han alcanzado perder en promedio 1.3 Kg más al año de las que no han efectuado dicho mecanismo. Además se recomienda reducir el consumo de bebidas colas y se va a notar un gran mejoramiento en la salud ósea, previniendo la osteoporosis, que llega a ser una enfermedad muy común después de los cuarenta años.

Otro alimento es la linaza que es rica en fibra lo que permite calmar de manera rápido el apetito y reducir por lo tanto la ingesta de alimentos que contienen grasas. Y además ha sido demostrado que los síntomas de los cambios hormonales se reducen con su ingesta.

Los que consumen fibra o la colocan en su dieta diaria es sumamente beneficiosa ya que concentra los carbohidratos y queman dos veces más grasa durante una prueba de ejercicio, diferente para los que consumen en su alimentación una dieta elevada en carbohidratos refinados.

La canela es otro alimento esencial para reemplazar el azúcar, esta especie logra equiparar a un par de cucharaditas y el aporte de calorías es vacía. De igual manera la canela tiene el privilegio de reducir levemente los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, logrando beneficiar la salud cardiovascular.

La ingesta de almendras también facilita el propósito de mantener el peso ideal a la edad de 35 a 40 años en adelante. La ingesta de ocho a diez almendras permite perder grasa corporal y peso que si solamente se lleva una dieta baja en grasa. Además, colaboran en mantener en buen nivel el almacenamiento de grasa y reducir los niveles de insulina en la sangre.

Un alimento que incrementa el metabolismo y acentúan el gasto calórico, las últimas investigaciones apunta en torno a los alimentos picantes que reducen los niveles de insulina, lo que significa que disminuye en un 32 % del almacenamiento de grasas en el organismo.

Es importante incorporar dentro de los alimentos ideales para sostener un peso armónico a la edad está el salmón, consumir la ingesta de esta proteína va aportar grandes cantidades de vitamina D y calcio en el organismo, los cuales son nutrientes esenciales después de los 40, esto debido que no sólo previene afecciones óseas sino que de acuerdo a las investigaciones se ha comprobado que el consumo de estos suplementos de calcio y vitamina D se sube menos de peso tras la menopausia. Otros estudios apuntan que sin suficiente vitamina D, la leptina, hormona que regula el consumo de alimentos no va a realizar bien su función.

Cada uno de estos alimentos consumidos de forma adecuada y regulados en ejercicios continuos apoyados tanto por un nutricionista como un especialista en la actividad física van hacer que el peso se mantenga en forma adecuada.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir