La vida moderna permite a las mujeres muchas más posibilidades de realización antes de la de la maternidad. Antes a los 17 o 20 años una mujer estaba criando niños. Luego de sus hijos seguía con sus nietos y de ese modo se frustraban muchas otras opciones de crecimiento personal.

Ahora son muchas las mujeres que eligen realizarse en el sentido laboral o académico antes de optar por la maternidad. También aumentó la edad en la que las parejas contraen matrimonio o viven en pareja. Al aumentar la esperanza de vida en los países lo que antes se vivía a los 15 ahora se vive a los 25 años.

Las mujeres viajan, ascienden laboral y socialmente, ganan espacios públicos y ocupan cargos de autoridad por lo que la decisión de ser madres aparece más tarde que en siglos anteriores.

Es este uno de los principales motivos por los que actualmente vemos muchas mamás primerizas de 35, 38 o 40 años. A esta edad la mujer está a tiempo de tener un embarazo completamente saludable y feliz si tiene en cuenta algunas indicaciones o consejos.

Según los expertos, después de los 45 años, es casi imposible quedar embarazada usando los propios óvulos.

Margarita Loeza, doctora especializada en embarazo y fertilidad para pacientes hispanas (Venice Family Clinic; Venice, California), señala que los latinos empiezan a tener familia a temprana edad, dice estar ligado a la menor tasa de infertilidad registrado en este grupo étnico. No quiere decir que sea imposible el embarazo después de los 40 y procrear  un bebé sano.

Algunas mujeres mayores  de 40 años, utilizando tratamientos de fertilidad, quedan embarazadas  otras no. Pueden existir beneficios en esperar tener hijos, tanto para la madre como para el bebé.

 

VENTAJAS

La mayor ventaja de esperar en tener hijos a estas edades, es haber tenido el tiempo de madurar y ver el mundo con mayor experiencia. Tener mayor seguridad económica y más confianza  y tener todos los estudios desde el plano profesional.

Si se ha convivio con la misma pareja por varios años, se tienen la posibilidad de conocerse muy bien en las diferentes circunstancias, lo que permite una base sólida para criar a la familia; en caso de tener una relación relativamente nueva, se cuenta con la madurez que da la vida.

Investigaciones prueban que madres de más edad, por lo general, han cursado un número mayor en estudios que las madres jóvenes, tomando de esa forma, decisiones más inteligentes. Además del hecho que están mejor preparadas para amamantar.

Tomarse el tiempo para tener hijos tiene además ciertos beneficios económicos. Un estudio en Estados Unidos encontró que el ingreso de la mujer se eleva en un 9% por cada año que pospone el embarazo.

Los padres que han entrado  a los 40 años, por lo general tienen una mayor atención en los hijos. Es un tiempo de plenitud donde tienen claro que quieren y como enfrentar nuevos retos, incluida la maternidad y paternidad.

DESVENTAJAS

El posponer el embarazo hasta los 40 significa: a mayor edad, es más difícil quedar embarazada, por el número reducido de óvulos. Cuando los óvulos son menos jóvenes, hay mayor probabilidad de tener problemas cromosómicos, aumentando el riesgo de abortos espontáneos y defectos de nacimiento.

La  viabilidad de los óvulos entre los 40 y 50 años es significativa, ya que se produce una caída abrupta en la fertilidad. Las probabilidades de quedar embarazada a los 41 son más altas que a los 43.

Las mujeres de 40 años, tratadas por infertilidad, presentaron una probabilidad de 25% de lograr un embarazo exitoso utilizando sus propios óvulos. A los 43, la cifra disminuyó al 10%; y a los44, se desploma al 1,6 %. Las mujeres que logran quedar embarazadas, el porcentaje de abortos naturales: 24% para los 40 años, para los 43 años es de 38% y 54% para los 44 años.

El utilizar un óvulo de donante, aumenta las posibilidades considerablemente de un embarazo.

Al entrar en los 40 años, se tiene mayores probabilidades de desarrollar problemas de hipertensión arterial y diabetes durante el embarazo; también problemas de placenta y complicaciones en el nacimiento.

Se corre con un mayor riesgo de dar a luz un bebé con bajo peso o prematuro.

Los porcentajes de bebés mortinatos (nacidos sin vida) son altos. Los estudios demuestran que los nacidos de mamás de mayor edad, presentan riesgos de diabetes tipo I e hipertensión arterial.

Los hombres son físicamente capaces de ser padres a los 60 o 70 años, PERO la calidad del esperma se deteriora con la edad; el porcentaje de defectos genéticos es mucho más alto en comparación con el esperma de los hombres más jóvenes. Ensayos clínicos en los últimos años, encontró conexiones: edad del padre / enfermedades genéticas, como Síndrome de Down, esquizofrenia y trastornos del espectro autista. Muchos hombres tienen la creencia que si hay eyaculación, se tiene la capacidad de concebir, y eso no es totalmente cierto o correcto.

Es cierto que se puede tener cierta ventaja económica, en el esperar tener hijos, pero se tiene que seguir trabajando hasta una edad más avanzada. Se adquiere la responsabilidad económica, cuando llega el momento de la jubilación. Y si no se ha ahorrado para la jubilación, será más difícil después de tener hijos.

LAS PROBABILIDADES DE ÉXITO

Aproximadamente la mitad de las mujeres de más de 40 tienen problemas de fertilidad, según la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva. Pasados los 40 años, se tiene alrededor de  un 5% de probabilidad de embarazo en un único ciclo de ovulación.

Los abortos espontáneos se elevan al entrar a los 40: de 40 a 44, la tasa es de 35%, aumentando a más de 50% en las mujeres de 45 en adelante (comparativo con el 10% en la edad de 20 años, y el 12% a la edad de 30). La hipertensión y la diabetes son dos veces más alto el riesgo que las embarazadas entre los 20-30 años

Si se desea quedar embarazada, el médico seguramente aconseje esperar hasta transcurrir 6 meses de haber tenido relaciones sexuales frecuentes sin ningún método anticonceptivo, antes de enviarle al especialista en fertilidad.

Otros podrán aconsejar que se consulte de manera directa al especialista de turno. La mayoría comienzan con un análisis para determinar algún problema en las trompas de Falopio o el esperma de la pareja.

A medida que aumenta la edad de la madre, aumenta también la posibilidad de que el bebé padezca algunas enfermedades cromosómicas. Estas se pueden detectar de manera temprana con exámenes especializados. Otro peligro es la hipertensión arterial o la diabetes gestacional.

Conozco cada vez más madres felices y realizadas que toman responsable y libremente la decisión de ser madres después de los 35 años y tienen hijos saludables y felices.

La edad no debe ser un impedimento si estás bien informada, eres una persona sana y tienes ganas de tener un hijo.

El estudio del líquido amniótico llamado amniocentesis te informa con exactitud datos del feto y su crecimiento para que te quedes tranquila y disfrutes al máximo de tu embarazo.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir