Adoptar un perro – Lo que debes saber

0
66

Adoptar un perro tiene muchas ventajas para la familia. La principal es que los perros son animales sociales y les encanta estar rodeados de gente. Los perros proporcionan compañía, ayudan a reducir los niveles de estrés y pueden ser grandes sistemas de alarma.

También pueden ser grandes compañeros de entrenamiento, proporcionando mucho ejercicio a sus dueños. Además, se ha demostrado que los perros mejoran las capacidades cognitivas de los niños, lo que permite mejorar la capacidad de resolución de problemas.

Consideraciones que debes hacer antes de adoptar un perro

Consideraciones que debes hacer antes de adoptar un perro Adoptar un perro es una responsabilidad. Es caro, requiere tiempo y es muy exigente. A cambio de tus esfuerzos, obtienes un compañero que puede ser una fuente inagotable de diversión. Por parte del perro, consigue tener un hogar cariñoso para el resto de su vida.

Para asegurarte de que tu relación con el perro sea una experiencia gratificante, echa un vistazo a las siguientes consideraciones antes de adoptar un perro.

¿Cuánto tiempo tienes para dedicarle?

Antes de adoptar un perro, considera a tu perro recién adoptado como un nuevo niño en tu casa. Exige mantenimiento, amplia atención y mucho tiempo. Tener una agenda muy ocupada no se compagina muy bien con el cuidado de un perro. Si crees que no tienes suficiente tiempo para ti, probablemente no deberías adoptar un perro. La mayoría de los perros, incluso los cachorros, acaban en refugios de animales porque sus dueños no tienen tiempo para cuidarlos.

¿Debes elegir un cachorro o un perro mayor?

La mayoría de los propietarios piensan que los cachorros son su mejor opción a la hora de adoptar un perro. Son mucho más fáciles de adiestrar porque aún no han desarrollado malos hábitos. Los cachorros pueden crecer con sus hijos. Y así sucesivamente.

Es un error. No porque se trabaje con una pizarra limpia significa que un cachorro no vaya a resultar una pieza de trabajo. A no ser que adoptes un cachorro que haya sido acogido por un grupo de rescate o que pueda ser recogido directamente de su dueño original, debes ser cauteloso a la hora de adoptar un perro muy joven. Sólo los grupos de rescate llevan la cuenta de los orígenes de sus perros, observan su temperamento e investigan su historial. El resto se limita a darles hogares de acogida temporales.

Los cachorros tampoco son aconsejables para la adopción porque son demasiado jóvenes para mostrar su verdadero temperamento, comportamientos y características. Tampoco puedes aproximarte a la cantidad de adiestramiento, aseo y atención médica que probablemente necesitará el perro.

Además, la mayoría de los cachorros de los refugios de animales han tenido unos comienzos difíciles. Esto significa que han pasado por duras tensiones emocionales, mentales y físicas que pueden tardar mucho tiempo en desaparecer. Necesitan algo más que un lugar acogedor donde quedarse; necesitan atención y cuidados completos. A menos que estés dispuesto a comprometerte por completo con la rehabilitación de un cachorro, deberías conformarte con un perro más maduro.

Dicho esto, los perros maduros de los refugios de animales son los ideales para considerar su adopción. Ya tienes todo lo que necesitas saber sobre el perro potencial. Bueno, casi.

¿Cuánta actividad canina puedes soportar?

Algunos perros se conforman con mordisquear tus zapatos; otros necesitan algo más que un ejercicio duro. Hay razas de perro que están hechas para ser activas al aire libre, mientras que otras pueden permanecer inactivas en tu alfombra durante horas. En cualquier caso, debes elegir un perro que se ajuste a tu nivel de actividad.

Si te gusta estar al aire libre, deberías preferir perros grandes o medianos que sean conocidos por su alto nivel de actividad. Para los hogares con un nivel de actividad generalmente bajo, son ideales las razas con menores necesidades de ejercicio. Tomar esta precaución te ahorra problemas y a tu perro, aburrimiento.

¿Puedes asumir los gastos?

El mantenimiento de los perros es bastante caro. Aparte de desembolsar dinero para cubrir el coste de la adopción, también están los gastos rutinarios de acicalamiento, vacunación, gastos médicos, adiestramiento y otros.

El proceso de adopción de un perro

Adoptar un perro no acaba ni empieza con la elección de tu futuro mejor amigo en un refugio de animales o en un grupo de rescate. Es algo más que dar un hogar a un perro sin hogar. Hay muchas cosas que intervienen en el proceso de adopción, que podrían definir tu relación a largo plazo con el perro que quieres adoptar.

Proceso de selección

El proceso de adopción de un perro Esto depende exclusivamente de tus preferencias. Los propietarios de perros, en general, se decantan por un tipo de perro o una raza concreta cuando planean adoptar un perro. Algunos tienen los ojos puestos en los perros de raza pura, otros se sienten cómodos llevando a casa chuchos o razas mixtas. Sin embargo, hay muchos que no tienen una idea concreta de qué perro adoptar.

Como guía, debes evaluaral menos tres características antes de adoptar un perro. Primero, son las cosas que quieres en el perro que vas a adoptar. En segundo lugar, están las cosas que quieres pero de las que puedes prescindir. Y por último, las características inaceptables que no quieres que tenga tu futuro perro.

Para los futuros propietarios que quieran ser muy específicos con el tipo de perro que adoptarían, las siguientes características podrían ayudar a identificar el mejor perro que se ajuste a sus preferencias:

  • Raza – ¿Pura o mezcla?
  • Tamaño – ¿Grande, mediano o pequeño?
  • Nivel de actividad – ¿Activo o pasivo?
  • Aseo y mantenimiento – ¿Mucho o poco mantenimiento?
  • Necesidades de ejercicio – ¿Mucho o poco?
  • Edad – ¿Cachorros, adultos o mayores?

No te equivocarás si clasificas los perros disponibles en las casas de acogida o refugios de animales según estos criterios.

Origen del perro

En general, hay tres lugares en los que puedes adoptar un perro: en un refugio de animales, en un grupo de rescate de una raza específica y en un grupo de rescate general. Los refugios de animales suelen servir como albergues temporales para perros que fueron rescatados de las calles. Los grupos de rescate, por su parte, alojan a los perros en entornos similares a los de un hogar, donde se les observa y cuida.

Investiga previamente tus posibles fuentes. La mayoría de ellas tienen sitios web que pueden proporcionar mucha información sobre sus perros disponibles. Además, comprueba sus instalaciones reales. Deben ofrecer hogares limpios, un entorno seguro y un trato cariñoso a los perros. Si la instalación parece sospechosa, abandónala y comprueba la siguiente.

Solicitar la adopción de un perro

Aunque hay cientos de perros que necesitan un nuevo hogar, la mayoría de las organizaciones no permiten que sus perros salgan de sus instalaciones sin exigirte primero el proceso formal de adopción.

La mayoría de las casas de rescate y refugios de animales tienen políticas que exigen que solicites la adopción de un perro. Lo hacen para asegurarse de que sus perros no acaben en las manos equivocadas. Afortunadamente, no es difícil conseguir la aprobación.

Durante el proceso de solicitud, pregunta por las tasas que tienes que pagar. La mayoría de las organizaciones cobran más o menos 100 dólares por sus perros. Si cobran más, desconfía.

Llevar el nuevo perro a casa

Tu compromiso a largo plazo con tu nuevo mejor amigo comienza una vez que entra en tu casa. Se espera que las primeras semanas tras el proceso de adopción sean duras mientras el perro se adapta a su nuevo entorno. Una vez que hayas establecido un vínculo con el perro, puedes empezar gradualmente a adiestrarlo o prepararlo para una vida futura compartida contigo.

Razas de Perro Guardianes

Los siguientes son ejemplos de perros que encabezan la lista de razas de perros guardianes más populares. Estas razas, aunque son bastante raras, están disponibles para su adopción en muchos grupos de rescate y refugios de animales. Puede que tengas que esperar mucho antes de conseguir estos perros, pero sin duda la espera merece la pena, el 100% de las veces.

El Perro Lobo – The Wolf Dog

El primero de la lista es el perro lobo. Un perro lobo es un cruce entre cualquier raza de perro guardián y un lobo. Los perros lobo no son mascotas cariñosas. Son malos, viciosos y difíciles de adiestrar.

Si necesitas un perro verdaderamente malvado, consigue un perro lobo. Si tu prioridad es la seguridad, lo que necesitas son perros lobo. Imagínate esto, ¿qué clase de tonto se atrevería a entrar en una propiedad en la que hay medio lobos?

El Pastor Caucásico- The Caucasian Shepherd

Hablando de tamaño y ferocidad, este perro lo tiene. Al contrario que el Perro Lobo, el Pastor Caucásico es muy manso con los que está familiarizado, pero es muy desconfiado con los que no lo están. Esta raza de perro es muy mansa con, de hecho, demasiado mansa, a veces hasta el extremo. Pero cuando se trata de vigilar una propiedad o una instalación, este perro es imprescindible.

Cane Corso

Cane Corso El Cane Corso se cría en el sur de Italia con fines de caza y protección. Su poderosa constitución y su temperamento estable lo convierten en un perro ideal para vigilar propiedades.

El Dogo Argentino

Es un mastín grande, atlético y musculoso. Criado originalmente para la caza mayor, este perro tolera muy bien el dolor y es muy protector y amable con los niños. Aparte de eso, son muy territoriales y lo protegerían sin pensárselo dos veces una vez que perciban que se ha violado el territorio que se les ha encomendado vigilar contra los intrusos.

El Boerboel

El Boerboel Estos perros se crían únicamente para proteger el hogar. Muy agresivos, poderosos e inteligentes, esta raza de perros tiene un fuerte instinto de guarda y no estaría dispuesta a demostrarlo cualquier día que se pongan en duda sus capacidades. Los boerboels, tienen esa capacidad especial de percibir si la familia está en grave peligro. Como cualquier perro guardián, para curar la agresividad de los Boerboels, hay que presentarles a los amigos visitantes y a otros animales.

El perro guardián de Moscú – The Moscow Watchdog

Este perro es un cruce entre un pastor caucásico y un San Bernardo. Muy receptivo e inteligente, este perro presenta las características de los atributos físicos y mentales y las actitudes de sus padres originales.

El Gran Perro de Montaña Suizo – The Greater Swiss Mountain Dog

La mejor forma de describir a este perro es «musculoso, grande y poderoso». Este perro tiene una afinidad muy fuerte con lo que consideran la manada, lo que les hace muy protectores de las familias y los territorios que consideran suyos. Este perro se angustia cuando la familia que identifica como «manada» no está reunida. El adiestramiento es muy importante si eliges este perro, ya que tiene una personalidad dominante.

El Rottweiler

El Rottweiler Grande, negro, muy poderoso, fiable y seguro de sí mismo, el Rottweiler está en la lista de los perros guardianes más populares. Debido a su tamaño, este perro tiene que ser adiestrado y socializado desde el principio debido a su carácter asertivo. Como cualquier perro poderoso, tiene que aprender su lugar. Si se le entrena mal, puede ser destructivo.

El Doberman

Si lo que deseas en un perro es la inteligencia, un doberman es tu perro. Los dobermans, leales y gentiles, sólo atacan cuando perciben que la propiedad o la familia están en peligro. Son fáciles de adiestrar y pueden contenerse para no matar a sus enemigos percibidos.

Enlaces externos sobre el proceso de adoptar un perro