A veces es divertido encontrar a hombres mayores en edades entre los 40 y 50 años realizando trabajos manuales, que es de por sí un territorio exclusivo para las mujeres; pero, todos sabemos que con las transformaciones y la globalización a que nos exponemos se encuentra uno con hombres de estas edades ejecutando trabajos típicos de las señoras.

Es así, que estos hombres algunos jubilados o no, pueden hacer de igual eficiente su trabajo manual, como pulseras, transformaciones en la ropa, carteras, y hasta tejidos. Sí, a ellos se les ve tejiendo y puede parecer gracioso pero he visto unos trabajos excelentes, en este caso se van por la línea de los calcetines, o gorras, y hasta sacos. Algunos lo utilizan de puro divertimento o entretención u otros con fines lucrativos. Y es que cada día hay hombres entre estas edades que suelen pasar más tiempo en casa que las mujeres, es así que vamos a conocer y a disfrutar un poco de hombres realizando no solo los típicos trabajos de carpintería o bricolaje sino haciendo estas manualidades y por qué no, enseñándoles a sus hijos.

Así vemos que no todo está destinado para las mujeres, ni tampoco para los hombres. Un trabajo curioso que observé es ver a estos varones mayorcitos haciendo un organizador, como una especie de kit para su coche, así su guantera se verá bien ordenada. Es algo curioso y fácil que ellos mismos lo realizan, en éste kit habrá cosas útiles como la linterna, protector solar, manómetro digital, toallitas desinfectantes, vendas, etc.; él mismo lo puede adaptar para hacerlo más personalizado.

Creo que sería un bonito proyecto para hombres que les gusta de estas manualidades.

Otra manualidad que encontré en manos de los hombres es la fabricación de tazas para beber el café o llenarlo con dulces favoritos y así ser un excelente obsequio, pero estas tazas ya están listas en color blanco, sólo es dibujarle un bigote en la parte superior con un marcador Sharpie, y trazan luego una línea alrededor de los bordes del bigote dibujándolo con lápiz Pébéo. Y se tiene un curioso detalle para regalar. Otro que puede llamar la atención es convertir una corbata en un estuche para los lentes, es bastante ingenioso y fácil de realizar, es cortar la punta larga y luego unir con un botón y allí irá el estuche de las gafas. O porque no, diseñar los pantalones de la piyama, bueno, acá sí existen modistos muy versátiles que reafirman que los hombres son bastantes creativos e ingeniosos con las tijeras y las agujas. Pero para aquellos que deseen comenzar a realizar una actividad manual en casa, sin la ventaja de un diseñador profesional este podría ser un inicio bastante atractivo. No olviden pueden escoger a alguien de la familia y arrancar, sin olvidar la combinación de colores y patrones que vayan con su estilo.

Ahora bien, puede sonar extraño pero ver a un hombre entre los 40 y 50 años realizando algunas puntadas decorativas en crochet, es algo de no creer pero sí es posible, el otro día me topé con uno de ellos que dentro de su taller de manualidades utilizaba el crochet para realizar mantas, bufandas, guantes. Es así que no hay porque de sorprendernos de encontrar un hombre tejiendo. Y mucho mejor comenzar a aprender.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir