Un hombre de 41 años, a la pregunta del porqué todavía no se ha casado, responde: “No creo que exista una edad en particular para el matrimonio. Y la verdad, no siento tener una presión para dar ese paso. No ha llegado la hora y tampoco me siento viejo”

Una situación económica estable, apariencia física atractiva y una agenda en la cual no faltan contactos femeninos, este empresario forma parte de una clase de hombres que debido a diversas razones, alarga la soltería el mayor tiempo posible.Esta tendencia no solo se presenta en nuestro país. Es una “moda” que se está extendiendo por el mundo.

Según el Estudio Nacional de Matrimonios, realizado por la Universidad Estatal (Nueva Jersey. 2002) el porcentaje de solteros en los Estados Unidos aumentó en todas las edades, pero especialmente en los hombres entre 34 y 45 años.

La opción de la soltería en los hombres, realmente no es de sorprenderse: “Muchos hombres, al revisar su historia familiar, temen repetir los fracasos de los padres. Algunos creen no estar preparados para tener hijos, enfrentar los cambios financieros y el estilo de vida que conlleva el matrimonio”.

El hombre que pasa de los 40 y se encuentra bien establecido, no encuentra muchos beneficios al casarse: Se piensa primero en un posgrado, vivir fuera del país, la inversión en un apartamento o carro. Por último, se considera la parte afectiva. La posibilidad de una vida sexual activa, ya no es un problema para ellos, debido a que las relaciones prematrimoniales en la actualidad son muy comunes. La búsqueda del placer está por encima de todo, y  el matrimonio es visto como la renuncia a esos espacios gratificantes.

DIEZ RAZONES PARA NO COMPROMETERSE

  1. Relaciones sexuales sin necesidad de casarse más fácil que las generaciones pasadas.
  2. Esperar a que sean mayores (emocionalmente) antes de tener hijos.
  3. Evitar un divorcio, por los riesgos financieros del mismo.
  4. Tener los beneficios de una esposa, viviendo juntos sin casarse.
  5. Temor que el matrimonio traiga muchos cambios y compromisos.
  6. Esperar por su “alma gemela” y que no esté entre las mujeres que los rodean
  7. No tienen presiones sociales para casarse
  8. Evitar casarse con mujeres con hijos.
  9. Comprar una casa propia antes de tener esposa
  10. El disfrute de la soltería el mayor tiempo posible.

“El compromiso habla por lo que es, ¿Por qué hay que definir las relaciones?”. Es la respuesta de Javier (43 años); hombre soltero cuando es cuestionado por las amistades femeninas más cercanas. Esa queja es un reflejo de una manera “desapegada” de enfrentar las relaciones de pareja, actitud muy común en hombres que han pasado de los 40.

Para comprender el Porqué de este pensamiento: “Hay que considerar el recorrido a nivel de pareja, junto con la historia reciente: el tipo de persona, soltero o recién separado, con o sin hijos, el tipo de divorcio o separación de convivencia con hijos, destructivo o colaborativo, el tiempo de la última relación en pareja, el tiempo que lleva soltero; además de sus características de personalidad.

Muchos de esos hombres, por la etapa del ciclo vital por el que pasan, se encuentran cuestionándose, reflexionando sobre el camino recorrido, objetivos logrados y postergados. Se preguntan sobre “Qué es lo que YO quiero hacer”, dejando de lado lo que las demás personas quieren que hagas. Desde esa perspectiva, es muy probable que se desarrollen conductas tendientes más a la satisfacción de los propios deseos. Estas prioridades estarán puestas casi en su totalidad en sus necesidades, tomando los compromisos con mayor libertad, actuando bajo parámetros más flexibles y dinámicos.

“El amor como concepto, se vuelve relativo, trasciende los parámetros anteriormente considerados, se incorpora la sexualidad como un elemento importante en la interacción con la pareja, renovado, experimentando nuevas situaciones y formatos con el sexo opuesto”, afirma la psicóloga y terapeuta familiar y de parejas, la doctora Daniela Becerra.

De igual manera, expresa la doctora, que los hombres pasados los 40, vuelven a redefinir su identidad personal y su masculinidad, viviendo la vida con libertad, la solvencia y los puntos de vista que les otorga el ciclo de vida en la cual se encuentran.

HOMBRES SOLTEROS SON ETERNOS ADOLESCENTES

 Algunos llegan a adoptar un papel de “maduros adolescentes”: se entusiasman de inmediato, hacen planes, pero al primer inconveniente, tienden a retirarse. Este comportamiento responde a una necesidad de vivir la vida con libertad y autonomía, actuando despojados de esos parámetros y demandas del mundo a su alrededor, menos responsabilidad y más independencia. Lo que los vuelve más recelosos del tiempo y espacio personales, donde se da más privilegio al “YO”, antes que al “NOSOTROS”, los cuales se muestran con menos tiempo y tolerancia a los nuevos desafíos y dificultades. Esta postura se adapta más con la visión y ganas de vivir amores más libres, haciendo que en algún sentido se enmarca dentro de la visión poco  idealista  de lo que es el amor de pareja.

Estar con mujeres más jóvenes, los ubica en una posición de poder, sintiéndose más seguros y reconocidos, fortalecidos y validados en su autoimagen. Cuando se vive desde el ego, las apariencias y el Qué dirán, importa mucho.

La relación es algo entre dos personas. Los aportes y oportunidades que ambos incorporan a la dinámica son importantes, como lo es el pasado emocional para encontrar las claves de lo que se dice y se hace en el presente.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir