La importancia de una rutina de ejercicios

Comparte este artículo:

El comenzar una rutina de ejercicios a nuestra edad es el primer paso para mejorar nuestra salud en general. La mayoría de las personas quieren estar sanas, pero no saben qué hacer. Si te encuentras en una posición similar, entonces este artículo podría ser para ti. Analizaremos lo que debe hacer para hacer ejercicio con regularidad y aprovechar al máximo su rutina de ejercicios. Hay mucho más para hacer ejercicio que simplemente poner su cuerpo a través de él.

La importancia de ejercitarnos

Llegar a los cuarenta años en el caso de las mujeres puede resultar que ellas sean más propensas a dificultades con la presión alta, diabetes, enfermedades cardiacas, artritis, osteoporosis y obesidad. De igual manera tanto la densidad ósea como la masa muscular comienzan a perderse; es así, que el ejercicio va ayudar a que estos procesos que son naturales sucedan de manera mucho más lenta.

La era tecnológica, nos acerca a realizar actividades o tareas de forma más rápida y con menos esfuerzo. Si bien favorece la eficiencia en nuestra vida, lo cierto es que también contribuyen a una predisposición al sedentarismo. Las investigaciones afirman que las nuevas formas de trabajo, el desplazamiento automatizado, altos contenidos calóricos, favorecen una condición física mórbida.

Cualquiera pensaría que llegar a los 40 años es sinónimo de decadencia, vejez, y demás adjetivos similares. Si bien, no estamos hablando de nuestros felices 20 años, tener cuarenta aun es la edad perfecta para que empieces con mejores hábitos en tu vida. Las cosas en nuestra vida cambian conforme pasan los años, si, nuestra rutina, nuestros intereses, viajes o sueños. Lo que no debe de cambiar nunca es la emoción y el impulso de comernos el mundo.

No importa qué edad tengas, si tienes un sueño o una meta aun no cumplida, o si has estado retrasándolo por alguna razón. Tranquilo, queremos motivarte. Si tienes más de los valiosos y vividos 40 años, quédate. Esto es para ti.

Como Nuestro Estilo de Vida Influye en Nuestra Salud

Se ha conversado sobre los grandes daños que ocasiona la vida sedentaria. La falta de actividad o movimiento es equivalente a desarrollar problemas vasculares, predisposición a trastornos mentales y baja autoestima general. Estudios indican que la ausencia de alguna función que requiera movilidad en la salud es cada vez mayor. Esto se ve reflejado en aquellos grupos mayores a los 18 años. Significa que la población en una edad relativamente joven, puede desarrollar prematuramente alguna enfermedad crónica no trasmisible.

La literatura médica advierte que una vida sin movimiento reduce la longevidad de cualquier persona. Sin considerar la asociación con malos hábitos alimenticios y el consumo de alcohol, tabaco; por mencionar algunas prácticas poco saludables. Se ha triplicado la cantidad de personas obesas, desde 1975; así lo menciona la OMS, en su página oficial.

La actualidad nos presenta muchas ventajas en cuanto al desempeño de actividades desde el punto de vista laboral. Sin embargo, ha calado en nuestra vida, en aspectos que no favorecen nuestra salud en sus diferentes aristas. Cuidar nuestra salud, requiere más conciencia de mejorar nuestros hábitos sociales, alimenticios y físicos.

En tanto que las enfermedades crónicas, están vinculadas a estilos de vida sedentarios, hay un aumento obesidad y problemas mentales. Esto a raíz del avance de la tecnología, que influye significativamente en nuestro estilo de vida.

En la página oficial de OMS, reza que en 2016 más de 39% de la población tiene sobrepeso. Agrega la OMS que el 13%, en ese momento, presentaba obesidad. Con esta tendencia dantesca, nos condiciona a ser una población con múltiples enfermedades crónicas. Los ejercicios, rutina o actividad física es la piedra angular para detener este panorama.

Favoreciendo una mejora sustancial en la condición física, estado de ánimo y disminución en el padecimiento de una enfermedad crónica. Repercute en nuestra psiquis y la manera en que vemos el mundo, trasmitiéndonos un estado de paz mental y armonía.

Las estadísticas lo dicen, más de 300 millones de personas a nivel mundial padecen algún trastorno mental, esto para 2015. Mucho de los trastornos se convierten en incapacidad para la persona; sufriendo estados emocionales intensos. Si se incorpora hábitos de actividad física, en este tipo de circunstancias, se obtienen resultados con efecto paliativo. Los beneficios aportan una reducción en la población que presentan estrés, ansiedad o depresión.

Como Identificar una meta

Para crear hábitos en tu vida, es necesario definir qué deseas obtener, a través de una acción. Las razones son variadas, desde bajar de peso, romper la rutina personal, mejorar tu apariencia, conocer tus capacidades, etc. Si ya tienes definido una razón, trata de fijarte esa meta. Nunca trates de correr sin antes dar pasos uno a uno. Un error común, es querer resultados inmediatos; entonces no habría necesidad de esforzarnos ni que ello represente un reto realizable.

Con un poco de paciencia y mucha determinación, confía que el proceso te llevará a una mejor versión de ti. En ocasiones con muchas exigencias y retos, pero que te alientan a conseguir esa meta. Si es necesario, escribe tus expectativas y cómo te sientes en ese momento. Este proceso mental, materializará y te conectará a la realidad, porque generará una acción para realizarlo, es casi intuitivo.

Usa un calendario, una libreta para anotar tus logros y tus próximos retos. Si es en casa, acondiciona un espacio, pon algún elemento decorativo, practico y como extra, incluye música y velas aromáticas. Si es el exterior, acomódate con una buena playlist; auriculares de tu preferencia e hidrátate. Estos pequeños pasos, propician la disposición a llevarlo a cabo. Siempre tendrás días buenos y días malos, en aquellos momentos sin ánimos; mentaliza la razón para hacer tu rutina.

El poder de los propósitos no lo subestimes. No importa si es por reducir unos kilos o por distracción; sin importar el propósito hazlo. El proceso disfrútalo, porque conocerás tus destrezas y a medida que avances estarás en armonía en cuerpo y alma. Las sesiones de yoga, afianzan la introspección a la vez que te aporta un sentido de resistencia y dominio sobre tu cuerpo.

Pon atención a lo que tu cuerpo te dice

Es indispensable que le prestes atención a lo que te comunica tu cuerpo. Debes empezar de a poco, tu cuerpo a esta edad experimenta ciertas respuestas al estrés de tu vida cotidiana. Lo más probable es que seas una persona con altos niveles de responsabilidad, tanto con tu trabajo, tu vida familiar, etc., los cuales ocupan gran parte de tu día a día.

Tu cuerpo acumula este estrés diario, y necesita un contrapeso para poder liberar sustancias que ayuden a tu cuerpo a estar más saludable. Por lo mismo, es que no puedes empezar a hacer ejercicio abruptamente en cantidades e intensidades excesivas.  Debes adecuarlo a tu edad y a la funcionalidad de tu cuerpo. Recordemos que cada cuerpo es diferente, indistintamente de la edad.

Trataremos de abordar algunos planteamientos de ejercicios para empezar tu recorrido por esta vida más sana.

El ejercicio como método anti estrés

La importancia de una rutina de ejercicios El estres es uno de los causantes mas comunes de que tengamos una mala salud, tanto física como emocionalment.

El ejercicio es un buen método de liberación  de estrés, sin embargo el forzarlo, podría provocar el efecto contrario. Por eso te recomendaremos rutinas de poca duración, pero que incluyan diversos ejercicios. Tu cuerpo poco a poco se ira adaptando. Debes poner tu mayor empeño pero sin necesidad de obligarte a ti mismo.

Antes de pensar que rutina debo de hacer, o de cuanto tiempo, debes de pensar en que necesitas llevar una buena indumentaria, para que tu cuerpo se sienta cómodo y relajado para empezar con esta nueva hazaña en tu día.

Si puedes utilizar ropa deportiva, especializada para hacer ejercicio seria excelente. Puede que por ahora no la tengas. Calma, utiliza lo que te guste y te haga sentir relajado. Si te sientes seguro y cómodo con lo que llevas puesto, te aseguro que te dará ánimos de mover tu cuerpo.

La importancia del ejercicio en nuestra salud

Cuando teníamos 20 años, teníamos la excusa que no hacíamos ejercicio por las diversas ocupaciones como la universidad, el trabajo, los amigos, los viaje, la pareja, etc. Hoy con 40 años también ponemos excusas para no darle el mantenimiento necesario a nuestro cuerpo. Pero si algo te podemos decir es que no hay impedimento para que empieces hoy mismo.

Que da pereza, es muy cansado, de solo pensarlo se me va el ánimo, lo sé, lo sé, no has sido el único. A decir verdad creo que todos por acá lo hemos pensado.

Podríamos pensar que durante estos años de pandemia que hemos estado trabajando desde casa se nos facilitó el ejercicio. Pues no, al contrario, muchas personas al verse en casa, tomaron su trabajo como parte de su vida sedentaria en el hogar. Quizá no tenías que pararte a bañarte, podías trabajar con tu pijama puesta. Para muchos no había necesidad ni de moverte de tu cama.

Esto ha podido propiciar que no solo por la edad se haya dejado al lado el ejercicio, sino también por la vida rutinaria y estática que muchos han llevado durante estos dos últimos años.

Pero bien, te vamos a recomendar que puedes hacer para recuperar esas ganas y energías.

De aquí en adelante vamos con toda la actitud positiva. ¡Vamos!, tú puedes.

Para un buen inicio iremos poco a poco. Estamos claros que a los 40 años ya no tenemos la misma vitalidad que un jovencito, sin embargo, aquí es importante la actitud que le pongas.

Lo más importante es que tu calidad de vida mejore, que tu cuerpo este sano, fuerte y resistente a las próximas batallas que se nos vengan. Y desde luego estas aquí es porque has decidido dar lo mejor.

Toma en cuenta que en esta actualidad en que vivimos estamos propensos a diferentes enfermedades, cada día surge una tras otra, y nuestro cuerpo debe estar listo para pelear esta batalla.

Entendemos que ya nuestro cuerpo no tiene la misma capacidad, los huesos y músculos ha cambiado, todo el cuerpo en general. Por eso es importante buscar una rutina que se adecue a nuestro cuerpo. No es que precisamente debamos cambiar los hábitos de ejercicios sino la intensidad con la que se realiza.

Consulta a un Profesional Antes de Comenzar una Rutina de Ejercicios

Las necesidades que nuestro cuerpo representa son únicas. Una condición física, una enfermad, padecimiento, estado de ánimo; son variables complejas. Por eso es necesario siempre realizar consultas con un especialista; según sea tu caso. La razón es para que te informe y de pautas para la forma de incluir activadas físicas necesarias.

No es la misma condición un joven de 24 años a un hombre entrado los 40. Las diferencias de edad, nos supones que debemos adaptar nuestras necesidades a nuestras condiciones físicas. Debemos ser responsables en el momento de incluir una rutina. Conocer en qué ejercicios o rutinas son beneficiosas luego de salir un parto por cesárea. O qué tipo de deporte o actividad es adecuado para casos de rehabilitación, ya que el cuerpo responde de forma particular.

No idealicemos los ejercicios, ya que conlleva elementos complementarios. Solo la activación de nuestro cuerpo, no nos llevara a nuestra meta, es necesario incorporar hábitos de comida saludable. Si nos animamos a visitar o consultar con especialistas, realizamos un trabajo integral con nuestro cuerpo. Ya que estaríamos potencializando las ventajas de la información de manera inteligente.

No es solo de salir a caminar y adelgazar o mejorar nuestra resistencia. Se trata de optimizar los recursos que la tecnología y la información nos brinda. Con rutinas definidas con el entrenador, consejos nutricionales, obtenemos resultados que influyen positivamente en nuestro organismo y psiquis.

Caminatas de 10 minutos, es un gran paso a equilibrar y controlar muchas de las enfermedades que eventualmente padezcamos. Nos brindará vitalidad y el concepto de armonía consiste en el balance de nuestro cuerpo y el bienestar que genera. Breves periodos de tiempo, en donde incluyamos un hábito que involucre el cuerpo, fomenta la producción de oxígeno y mejor circulación sanguínea. El tiempo y la dedicación, son elementos claves para ese propósito.

Como comenzar una rutina de ejercicios

Para realizar un buen ejercicio, después de los 40 años, es indispensable tener una indumentaria adecuada para evitar cualquier tipo de lesión, así como tomar un tiempo para el pre-calentamiento es importante dentro del programa de ejercicios. Pero para tener ese buen condicionamiento es importante utilizar uno zapatos deportivos que se ajuste a la actividad a realizar.

Los zapatos deportivos no solo van a proteger los pies sino que estos se encargan de actuar como un cojín para amortiguar el peso de todo el cuerpo, de ahí que es básico que los zapatos deportivos calcen adecuadamente.

Una de las recomendaciones que hacen los entrenadores es que si se va adquirir nuevos zapatos deportivos hacer dicha compra al final del día ya que es cuando los pies están más grandes. También es recomendable asegurarse que quede media pulgada de espacio entre la punta del dedo gordo y la punta del zapato y que ni se deslice o resbale el pie dentro del zapato. Estos además, deben ser cómodos, sin el particular modo de expresar que hay que esperar un determinado tiempo para que se “ablande”.

El record para los que hacen ejercicio durante una alta regularidad es conseguir zapatos deportivos cada 3 o 6 meses. Esto debido que los zapatos que se usan con constancia pierden lo que se llama capacidad de amortiguar el peso del cuerpo durante la exigencia física y pueden ocasionar alguna lesión en tobillos y rodillas.

Pequeñas rutinas de ejercicios para iniciar

Si eres una persona que ahora mismo se encuentra en casa debido a la pandemia, y no puedes salir. Te invitamos a empezar por rutinas de ejercicios en casa.

Lo primero que debes hacer es encontrar un lugar propicio en tu hogar, con un buen ambiente, lo más libre de ruido posible. Un lugar en el que te puedas concentrar e invitar a tu cuerpo a que tengas esas ganas de activarse.

A esta edad el estirar los músculos es indispensable para el buen desarrollo de la parte motriz de tu cuerpo. Por ello puedes hacer la siguiente rutina de ejercicios para principiantes:

Cardiovascular

El principal músculo que debes poner a trabajar es tu corazón. Tu corazón es el motor de tu cuerpo, la herramienta funcional para nuestro sistema en general. Si tienes una caminadora eléctrica en tu casa puedes hacer una rutina a las más bajas velocidades. Si estamos empezando a retomar el ejercicio luego de mucho tiempo, toma en cuenta que debes hacer rutinas cortas, para conservar tu energía y que tus músculos poco a poco se vayan adaptando al cambio.

Esta pequeña rutina durar unos 10 minutos. Puede que en tu casa no tengas una caminadora, puedes realizar tu rutina de cardio en el patio de tu casa, mediante trotes de 5 a 10 minutos. Algo muy básico, pero que no se le da mucha relevancia como parte de una rutina de ejercicios, es caminar. Así es, has leído bien. Caminar te ayuda a liberar tensiones, respirar profundo, a mejorar tu fluido sanguíneo, puede ser una terapia de meditación y libera estrés.

Articulaciones

Calentar el cuerpo antes de elevarlo a rutinas más pesadas de ejercicio, ayudará a que llegues con buena energía y desenvolvimiento. Debes realizar estiramientos de los brazos, piernas y espalda, por cortas sesiones. No es necesario que pongas toda tu energía en el calentamiento. Recuerda, solo estás preparado ti automóvil para emprender el largo viaje. No lo aceleres al máximo de una sola vez.

Retracción

Como es de esperarse luego de trabajar durante muchos años, el cuerpo resiente todas las posturas estáticas o incorrectas que el cuerpo ha adaptado durante años. Puedes realizar una rutina donde el cuerpo se desprenda de esa postura rígida que tiene tus músculos contraídos. Por ejemplo, personas que llevan años, hasta quizá décadas de su vida trabajando en frente a un ordenador.

En este caso en específico, el cuerpo adapta una postura en la que lo mayores perjudicados son tu espalda y cuello.  Por ello es recomendable hacer ejercicios de retracción el área de cuello, hombros y espalda, para liberar la tensión y provocar la contracción de músculos que venimos cargando por años.  Esto puede deberse a que no estamos trabajando en casa desde un lugar cómodo, muchos hasta podemos trabajar sentados en la cama todo el día, sin pararse más que para ir al baño.

SI bien queremos compartirte algunos consejos de rutinas, también no es de menospreciar el que te digamos, que cuides los lugares y posturas que ocupas en tu vida diaria. Porque puedes estar dañando tu cuerpo a tal manera que el ejercicio no sea la única solución. Fíjate el espacio en donde te desarrollas, influye mucho en tu calidad de vida.

Sentadillas

Es una de los ejercicios más importantes que debes incluir en tu rutina. Y no lo decimos solo porque sea uno de los ejercicios que moldea la parte baja de cuerpo, piernas y caderas. Este ejercicio te ayuda con tu salud, a bajar de peso, a reducir calorías, contribuye al mejor funcionamiento de tu intestino y metabolismo en general.

Conforme pasa el tiempo es importante  que no solo te preocupes por tu apariencia física, sino por cómo está la funcionalidad de tu cuerpo internamente. Por eso estas rutinas no solo son con el simple afán de tonificar tu cuerpo sino también de liberar tu cuerpo en muchos aspectos.

Para que el ejercicio de buenos resultados, debes considerar que la alimentación es un excelente y necesario complemento. El hecho que realices una rutina de ejercicio a diario y tu alimentación no está armonía con tu rutina, al final puede jugarte en contra. Por medio de tu rutina de ejercicios liberas calorías, toxinas y hormonas. Por lo tanto esto nos hace entender que la rutina es un ciclo en el cual debemos retroalimentarnos para que este se lleve a cabo.

Si no te alimentas bien, es difícil que tu cuerpo tenga los nutrientes y energía necesaria para resistir cantidades de ejercicios, solo porque a ti se te ha ocurrido.

Como Comenzar a Incrementar Nuestra Rutina de Ejercicios

Cada vez más personas, acuden a gimnasios por diferentes razones; sentirse bien después de realizarlo es el resultado final. El ejercicio físico favorece tanto al cuerpo como a la mente. Esta nueva actitud, se debe a que los aspectos de la vida moderna no nos permiten tener tanta movilidad como antes. La tecnología, nos ha creado una burbuja en donde la automatización prima y con ello las nuevas formas de trabajo van modificando muestras rutinas diarias.

Sin embargo, es menos necesario salir al cine, realizar compras o algún tipo de ejecución que involucre nuestros músculos. La tendencia de adoptar estilos de vida más sanos y relajados nos dirige realizar prácticas físicas para frenar la inactividad. Estos hábitos no solo son de carácter estético, huelga decir, es también justificable, también por razones médicas. No es necesario visitar un gimnasio, puedes realizarlo desde casa.

El mundo fitness ha llegado para quedarse, y allá por los años 70 vimos sus inicios. Ser fitness es, donde conjugas alguna actividad física y alimentación balanceada con el propósito de verte y sentirte bien. Hablemos un poco del mundo fitness, que hay de todo un poco, las opciones son amplias y de acuerdo a tu necesidad.  Desde el momento en que decides realizar alguna actividad física, estas un paso adelante para sacar partido a tu cuerpo.

Ante todo, conoce tu cuerpo, trata de determinar cuáles son tus fortalezas físicas y las actividades que te motivan. Si ubicas estas tres cosas, basta con adaptar tus necesidades a un horario. No es necesario crear rutinas matadoras que duren más de dos horas diariamente, eso déjalo a los fisiculturistas. Trata en lo posible de ser disciplinado y constante. El cuerpo te responderá, ya que te proporcionará mejor respuesta a problemas de sueño, estado de ánimo y salud.

Iniciemos, desde ahí, concientizarnos más en que la actividad física es vital en nuestra vida cotidiana. Implementar cualquier actividad que involucre sacarnos del sillón o la cama, nos posiciona a ser independientes e irradiar vitalidad. Nos da la posibilidad de hacer frente a enfermedades cardiovasculares o anímicas y una percepción agradable del yo.

De ahí que se recomiende dedicar tan solo 30 minutos al día durante cuatro veces a la semana, está comprobado que hacer ejercicio va a bajar el riesgo de contraer enfermedades y mejorará la calidad de la vida. Además que se podrá reducir el colesterol, estimular el sistema inmune, quemar grasa y con ello perder kilos y fortalecer los músculos. Y si ya se comienza a pasar por los inicios de la menopausia, es el ejercicio un buen acompañante para reducir los sofocos, los cambios de ánimo, el dolor articular, la depresión, la ansiedad y el insomnio.

Es importante que si se desea obtener los mejores resultados se debe incluir algunos de los siguientes ejercicios físicos en la rutina diaria: Las pesas como entrenamiento, es tomar en cuenta que de acuerdo a tu edad levantar pesas de mano para producir músculos e incrementar tu fuerza, mejoras posturas, se reduce el riesgo de lesiones en tu espalda, fortaleces los brazos, se incrementa la densidad ósea, así que es importante crear músculo ya que el metabolismo va a mejorar hasta en un 15% más rápido, lo que se traduce que el cuerpo quema más calorías durante el día y así llegar a tener unos brazos de admirar.

Incluir el ejercicio aeróbico que no son otros los que estimulan lo cardiovascular, por ejemplo, bailar, trotar, caminar rápido, spinning, elegir uno y ejercitar cada día. Los beneficios que trae la exigencia aeróbica es que el corazón late más rápido, los vasos sanguíneos se ensanchan, más oxígeno llega a tus músculos eliminando todas la toxinas, el cerebro libera más endorfinas las cuales son sustancias químicas que mejoran el estado de ánimo y se quema grasa y calorías.

El estiramiento es un ejercicio básico y se debe realizar antes y después de cualquier actividad física. Existe la práctica del yoga o Pilates que van a permitir una gran flexibilidad, equilibrio y fuerza corporal. Estos ejercicios de estiramiento son llamados stretching, van a permitir que las articulaciones sean más sanas.

Es importante tener en cuenta que es esencial realizar estos ejercicios de estiramiento para contribuir estar más sana, puede ayudar también ejercicios sencillos como subir escaleras cada vez que tenga la oportunidad en vez de tomar un ascensor o cargar las bolsas del supermercado e igual caminar lo que más pueda en lugar de manejar.

No dejar de consultar con tu médico sobre los factores de riesgo o los avances o algunos malestares si se presentan. De hecho es esencial también una buena alimentación, tomar mucha agua, comer varias veces en porciones pequeñas para impulsar el metabolismo, una dieta rica en minerales, vitaminas y en especial en el consumo de vitamina A, E y C, Zinc y Selenio.

Iniciar una actividad física a los cuarenta años es posible, la idea es adaptar cada ejercicio al estado de salud y circunstancias. Y si lo que sucede es estar retomando de pronto una rutina que tuvo a los 20 deberá saber que se dará en diferentes niveles y pasará una temporada para equilibrar el organismo. Y no olvidar la valoración previa por parte del doctor que ha de orientar sobre qué actividad es la que se debe seguir y es la más conveniente de igual manera el instructor también es esencial para retomar la exigencia física.

Alternativas a Rutinas de Ejercicio

Estar activo no se limita a un gimnasio y sus variadas máquinas o equipos. Pueden implementar actividades al aire libre, antes de ir al trabajo o después de finalizar. Las actividades, pueden ser senderismo al bosque más cercano. Subir cuestas, si decides vacacionar o nadar en alguna playa, piscina natural o artificial. Opciones que deben figurar en tu agenda y al menos intentar hacer alguna de ellas. Estimularán tu cuerpo y obtendrás recuerdos, creando conexiones y sensaciones positivas en ello.

Si realizas alguna actividad al aire libre, recuerda siempre contar con el equipo necesario. Ya sea patinar, andar en bicicleta, nadar o alguna sesión de yoga o Pilates. Las opciones incluyen sesiones de baile, y si, puedes hacerlo; ballet, zumba, bailes latinos son algunas opciones Los beneficios en aquella persona que lo ejecuta se traduce a un cuerpo ágil, esbelto y mejor estado de ánimo. Recuerda, solo es adaptar tus necesidades y disfrutarlas; no es necesario seguir un patrón esquemático.

Las caminatas no solamente favorecen tu actividad; también es un momento que te invita a reflexionar y relajarse. Incluye en estas actividades con tu pareja, familia o amigos; así la experiencia es retroalimentada y enriquecedora. Debemos comprender que no se trata de llevar el cuerpo al límite, sino de un estado más cómodo.

Cada vez más popular son las sesiones de defensa personal, yoga, pilates que favorecen la flexibilidad y resistencia física. En la medida que te sientas identificada y a gusto, sigue apostando en invertir ese tiempo porque imprime energías positivas. Toda actividad física, genera bienestar; con la constancia y disciplina alcanzarás una realización más allá de la apariencia. Lograrás más vitalidad, energía, aumento en el apetito y mejorara tu memoria y extenderás tu longevidad.

Beneficios Sicologicos de Tener una Rutina de Ejercicios

Los problemas mentales están asociados a estados anímicos volubles. Estos trastornos en muchas ocasiones generan rechazo social, porque es una de las condiciones con más discriminación. Siendo una de las áreas de la medicina menos atendida. En algún momento o etapa de la vida, puedes presentar episodios de algún trastorno mental; por razones diversas. No hay que asociarlo de forma negativa. Hoy diferentes entidades, realizan constantemente la difusión para, informar y normalizar esta condición, creando tolerancia y apoyo.

La OMS, considera la depresión como una enfermedad mental. Por tal razón afecta, de forma sustancial, las capacidades sociales, así como el desempeño laboral y satisfacción en la vida. Aunado a este tipo de enfermedad se encuentra la ansiedad y el estrés. Estas enfermedades o trastornos psicológicos, influyen de forma negativa el estado físico y mental. Existen tratamientos que incluyen fármacos, terapias con un especialista de salud mental o nuevas rutinas en el estilo de vida.

Hay más incidencia de personas menores de 45 años a padecer este tipo de enfermedades. Por ello, incluir actividades físicas o ejercicios, generan beneficios que ayudan a mejorar las condiciones mentales como depresión o estrés. Esas actividades, permiten el cuerpo liberar toxinas a través del sudor y a producir hormonas de felicidad. Las hormonas felices, son la serotonina, oxitocina, dopamina y endorfina. Estos químicos, producen efectos calmantes y de bienestar en general.

Hay que introducir rutinas de ejercicios o actividades físicas en la vida cotidiana. Cualquier actividad que implique movimiento, promueve un mejor desempeño no solo físico sino social. Esto fomenta a la reducción de síntomas de estados depresivos y a combatir mejor el estrés. Conviene agregar que más del 4.4% de la población mundial padece de un trastorno mental común. Cifras significativas que nos invita a tomar medidas para poder batallar y conseguir paz mental.

Calidad de vida más rutina de ejercicios

El hacer una rutina diaria de ejercicio va de la mano con el tipo de vida que llevas diariamente. Es importante no solo promover el ejercicio como tal, también lo es, promover la salud integral. Somos un conjunto de todo, nuestro cuerpo es un conjunto de sistemas que se complementan entre sí. Ya que queremos atender a una parte del cuerpo, sería bueno que procuremos atenderlo todo.

No es armonioso para la salud de nuestro cuerpo que por las mañanas realicemos al pie de la letra una rutina de ejercicios y que por las tardes o noche consumamos sustancias que perjudican nuestros órganos. Es como labrar en tierra infértil. Por un lado hacemos y por el otro lado lo deshacemos.

Es importante que también liberes un poco tu mente, no te diremos que dejes de estresarte, pues entendemos que eres una persona adulta con responsabilidades. Es normal que la carga del día a día te genere miles de emociones, las cuales de alguna manera pueden perjudicar tu salud. Por ello debes generar un espacio para la salud de tu mente, leer un libro, un lugar donde encuentres paz, relajación y calma, para que esto en combinación con tu rutina de ejercicio, potencie tu salud en general.

Los espacios  y lugares que frecuentas también pueden influir en tu salud. Es posible que lugares que frecuentes no te hagan del todo bien. De hecho podrías combinar tu rutina de ejercicios con un lugar que sea agradable para ti. Podría gustarte ir a la playa, un parque, una estancia, un lugar donde te sientas libre.

Debes tener una buena rutina del sueño. Permitirle el descanso a tu cuerpo tanto físico como mental durante las noches. Este será un complemento más que te ayudara con la efectividad de tu rutina de ejercicios. Debes dormir por lo menos de 7 a 8 horas diarias corridas durante la noche.

No está nada mal que te des una pequeña siesta durante algún momento de día. Sin embargo, debemos recalcar las funciones que tu cuerpo realiza durante el sueño, como controlador de energías y liberador de hormonas. Al tener un sueño reparador te levantaras con todo el ánimo y optimismo para poder darlo todo en tu rutina de ejercicios.

Te hemos brindado pequeñas rutinas y consejos para que empieces con todo el ánimo a aventúrate en este enérgico mundo del ejercicio.

Recuerda debes de ir preparando poco a tu cuerpo para lo que se viene. No puedes darle un cambio así de repente. Lo puedes comenzar a resentir.

Nunca debemos dejar de un lado la parte médica, realizarnos rutinariamente exámenes generales. Todo en nuestro cuerpo es un sistema que se conecta. Siempre será importante acudir con un especialista para mantener todo tu cuerpo sano y feliz. Es importante cuidar tu salud física y emocional.

Una vez que llegamos a una etapa diferente de nuestra vida, crecen miles de incertidumbre de como abordaremos nuevos retos y experiencias desconocidas. Te dejamos más artículos en nuestra web, que pueden ayudarte con muchos aspectos de tu vida diaria y tu salud.

No olvides la dieta para ayudar a tu rutina de ejercicios

Ahora bien, en cuanto a una buena dieta cuando realizas una actividad física y estás en los 40 es recomendable tener en cuenta lo siguiente para lograr tener los objetivos esperados como por ejemplo, ingerir suficiente fibra, es decir, consumir más vegetales, semillas, legumbres, frutas y cereales integrales ya que van ayudar a prevenir enfermedades degenerativas y evita el estreñimiento que es propio cuando se reduce el ritmo metabólico del cuerpo.

Beber bastante agua así no se tenga sed en el momento, el cuerpo siempre necesita una correcta hidratación para estar en forma y sobretodo mantener el metabolismo adecuado. El consumo de proteína en especial el pescado ya que además ayuda a ganar músculo si es lo que se busca en los objetivos de la dinámica de los ejercicios.

Incluir en la dieta antioxidantes es bastante benéfico, la idea es consumir a diario en la alimentación, utilizando una dieta colorida y variada, para contrarrestar todo el estrés que puede causar el entrenamiento y los otros factores como también mantener la vitalidad en la piel, reducir efectos con el paso del tiempo y evitar las arrugas.

No olvidar incluir calcio a diario ya que ayuda a compensar la pérdida que puede causar la edad, además que el calcio mantiene los dientes y huesos sanos. Se puede recurrir a los frutos secos, lácteos, las semillas y variedad de vegetales como las espinacas que son excelentes, el repollo, el brócoli, la acelga y las zanahorias.

Y todas las frutas en especial las rojas y amarillas. Estos consejos van ayudar a conseguir estar en forma después de los 40, además de comenzar a trabajar la salud que es esencial e indudablemente ganarás en vitalidad y sentir más lozanía y dominio corporal y equilibrio en todas tus otras actividades. En definitiva los buenos hábitos y una rutina dinámica en los ejercicios van a quitar muchos años de encima y no olvidar que nunca será tarde para empezar a lograr tener en forma tu cuerpo y por ende el espíritu y mente.

La dieta especial se puede apoyar también en el entrenador ya que él ha recibido preparación y puede sugerirte algún tipo de menú que permita ayudar a la exigencia física.

En Resumen…

Cuando se realiza ejercicio físico el organismo sea la edad en que se encuentre va a recibir enormes beneficios; además de contribuir a un manejo del peso corporal, el aumento de la movilidad, la protección contra la pérdida de masa ósea, se reducen los niveles de estrés y la autoestima se aumenta.

Además, de acuerdo a los estudios se ha demostrado que las personas que hacen ejercicio presentan menos posibilidades de sufrir enfermedades del corazón, los niveles de elevados de colesterol y de presión arterial alta. El nivel de acondicionamiento físico puede realizarlo cualquier persona desde caminatas, ejercicios aeróbicos o acuáticos, jardinería, hasta bailes de salón u otra actividad física.

Si cuenta con cuarenta años y ha decidido iniciar un programa de ejercicio, no olvide que el primer paso es consultar primero al médico y en especial si toma algún medicamento, tiene dificultades con las articulaciones o huesos, hay antecedentes familiares con la arteria coronaria, es diabético, ha presentado alguna complicación cardiovascular, sufre de presión alta y está tomando medicamentos para controlarla, fuma o tiene sobrepeso.

Entre el tipo de ejercicio que puede practicar existe tres categorías: flexibilidad, fortalecimiento y cardiovascular. De acuerdo a las recomendaciones de tu médico se recomienda alguna de las tres categorías, así por ejemplo, los ejercicios de flexibilidad y fortalecimiento se van a denominar ejercicios anaeróbicos, éste brinda beneficios cardiovasculares y además fortalece los huesos y músculos.

No olvides que si estás pensando en ejecutar este tipo de actividad que estos requieren un esfuerzo intenso pero de corta duración. Mientras los ejercicios de flexibilidad van a tonificar los músculos al estirarlos previniendo problemas musculares y de las articulaciones.

En cuanto al ejercicio cardiovascular emplea los músculos grandes aumentando la frecuencia cardiaca en el caso del corazón el cual puede realizarse durante un largo tiempo, un ejemplo son la natación, caminatas, el ciclismo, las caminatas y el trote. El oxígeno que se utiliza brinda un máximo beneficio a los pulmones, el corazón y el aparato circulatorio. El programa cardiovascular comienza con 5 a 10 minutos de precalentamiento, son movimientos leves que aumentan poco a poco para elevar la frecuencia cardíaca. No se olvide que dicha frecuencia indica la intensidad del ejercicio.

Lo importante es nunca intentar alcanzar la frecuencia cardíaca de entrenamiento en cuanto inicie el ejercicio esto porque tanto el aparato circulatorio y los músculos deben prepararse lentamente y no pasar por alto que al finalizar el programa de rutina deberá tener un periodo de enfrentamiento de 5 a 10 minutos de duración para comenzar a reducir la frecuencia cardíaca y evitar lesiones de que el músculo se contraiga.

Es esencial la hidratación porque se debe reponer el agua que se pierde con el sudor e igual tener en cuenta que realizar ejercicio en condiciones de humedad y calor puede resultar muy difícil. En cuanto a los ejercicios de fortalecimiento precisamente van a fortalecer los huesos, los músculos y aceleran el metabolismo. Estos ejercicios lo que hacen es aumentar el tamaño de los músculos.

Los músculos usan calorías como fuente de energía incluso cuando el cuerpo está en reposo. De ahí que si se hace ejercicios de fortalecimiento con regularidad, va a notar como el cuerpo parece estilizado y delgado.

Tener en cuenta que estas actividades de fortalecimiento el ideal es realizarse de dos a tres veces por semana y así obtendrá mejores resultados. Y arrancar con un precalentamiento de los músculos de 5 a 10 minutos de duración antes de empezar a levantar los diferentes tipos de pesas y realizar ejercicios de resistencia. Elija ejercicios donde se involucre brazos, piernas, espalda, pecho y el abdomen y asegurar que cada movimiento se realiza en forma controlada.

Rutina de ejercicios para principiantes

Rutina de ejercicios para bajar de peso

Rutina de ejercicios para mujeres

Rutina de ejercicios en casa

 

Enlaces externos sobre rutinas de ejercicios

Te recomendamos

Los beneficios de ejercicios físicos a nuestra edad

Los ejercicios físicos y la actividad física son sumamente importantes  para ti, desde mejorar estado …

Como puedes ganar masa muscular – Hombres

Para muchos de nosotros, que pasamos de cierta edad, es muy importante mantener y si …

Conoce como hacer ejercicios en casa

Comenzar a hacer ejercicios en casa en unas de las formas mas eficiente de comenzar …

0 0 votes
Article Rating
Subscríbete
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Queremos saber que piensas, déjanos tu comentariox