A partir de los 40, el deporte no es que sea algo malo de realizar sino que muchas personas cuando van al médico y encuentran problemas respiratorios, cardiacos es porque sencillamente no se ha entrenado de manera eficiente, o no se ha  solicitado la colaboración de un profesional.

Es un hecho de acuerdo a los estudios científicos realizados que el ejercicio de resistencia aumenta la esperanza de vida, es algo que está en los genes. Es algo que se asemeja al hombre del paleolítico, en las enormes distancias que recorrían o los trabajos extenuantes de resistencia que realizaban.

Es así, que actividades físicas como el ciclismo, el esquiador de fondo y los marchistas son ejercicios aptos para personas mayores de 40.

Durante mucho tiempo se sostuvo la idea de creer que el deporte extremo para personas de 40 años era riesgoso para la salud y que reducía la esperanza de vida. Sin embargo, los fisiólogos del ejercicio han llegado a la conclusión contraria: el riesgo está en comenzar a practicar un deporte extremo a esa edad, pero si se arrancó desde la juventud participando en competencias de alto nivel deportivo, es probable que viva mucho más tiempo que cualquier otra persona. Y cuanto mayor sea la resistencia en el deporte que se práctica mucho más eficiente aún.

El catedrático de fisiología de la Universidad Europea de Madrid afirma: “Genéticamente, los habitantes del siglo XXI seguimos siendo ciudadanos del paleolítico, así que los que un estilo de vida más activo lleven más vivirán”. Y se ha comprobado por laboratorio que es menor el riesgo de sufrir enfermedades crónicas quienes practican deportes de resistencia.

Es en realidad una mala fama que se ha creado frente al deporte de alta competición y en este caso para personas de 40 años, explotar las fronteras de la resistencia sin utilizar ningún tipo de dopaje es posible y no va hacer perjudicial para la salud.  Según un estudio  genético se afirma con 100 deportistas de fondo (ciclistas profesionales y maratonianos de élite) y 100 personas sanas como grupo de control, se observó que los dos grupos tenían igual genotipo en lo referente a enfermedades.  Lo que se resume es que no por practicar deportes de alta resistencia se éste predispuesto genéticamente a tener menos enfermedades, puede ser en un alto grado la influencia en el estilo de vida, entre menos alcohol, menos tabaco y dietas más saludable y mantenerse en actividad física está ligado con una vida larga. No hay duda sobre los beneficios para la salud y mucho más para personas de 40 años en adelante.

Así que a pesar de los años se puede practicar el triatlón y disfrutarlo al máximo; las recomendaciones son las siguientes:

  • Si escoges pedalear es necesario hacerlo en grupo, ahora si se decide por las salidas largas es bueno estudiar la postura, el sillón, la hidratación y un entrenamiento continúo en la semana.
  • Si se decide por el agua es igualmente importante hacer sesiones de natación con pocos metros para ir adaptando el cuerpo al medio acuático, es necesario informarse y tomar todas las precauciones posibles.
  • En cambio, si se decide por las caminatas largas a pie, se deben realizar solo dos o tres sesiones de carrera a la semana, y no ahorrar en la compra de unas buenas zapatillas e igualmente el estudio de la pisada de acuerdo a la biomecánica del pie.

Y no se puede olvidar el trabajo de abdominales, flexibilidad y lumbares que van a permitir afrontar cualquier tipo de lesión.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir