Definitivamente para algunas personas tener en sus manos un Smartphone lleno de tantos colores y botones, por llamarlo de alguna manera, puede llegar a ser un verdadero agobio. Para estas personas que la tecnología es un mundo aparte, podrán darse cuenta que con una acertada orientación y un poco de esfuerzo inicial podrá rectificar el asunto y comprobar la manera sencilla de utilizar el móvil y con él, vendrá el WhatsApp, las distintas redes sociales, el chat, etc.

Hemos escuchado unas cuantas veces en boca de los abuelos o los padres ya mayores sobre que no les interesa o no entienden nada de eso, es ahí cuando debemos acercarnos e intentar comunicarle que no es un lío como ellos lo ven, sino que un una nueva tecnología que tiene grandes ventajas. Es seguro que ellos lo que presentan más que un aferrarse a un tiempo pasado es la dificultad en sus capacidades físicas que por el deterioro se ven desgastadas.

Ante todo esto, es hacerles ver que no pueden auto nombrarse  como anti-tecnológico, porque lo cierto es que hay una necesidad de comunicación a través de estos aparatos de tecnología avanzada.

Es cierto que no es tan fácil para ellos, así algunos de estos sistemas operativos incorporen herramientas en su ayuda pero la realidad es que se tendrá que tener algo de paciencia porque muchas veces estos sistemas operativos son complicados como el sistema operativo en sí.

Ahora realmente es un prejuicio extendido entre los adultos mayores de que definitivamente las tablets, los smartphones es solo para los jóvenes que saben cómo funcionan; pero, allí es cuando hay que animarlos y hacerles ver que es algo realmente sencillo utilizar algunas de estas sorprendentes herramientas que proporcionan los dispositivos.

Siendo así, se va a necesitar de un apoyo inicial para resolver los primeros pasos más complejos y conflictivos: entrar en contacto con el smartphone y luego la conexión ADSL, o la configuración del WiFi, hasta incluso la organización del escritorio para que ellos les resulte identificables las aplicaciones que van a utilizar con mayor frecuencia. Evidentemente es algo con lo que día a día se van a ir familiarizando y lo convertirán en algo elemental; así que una primera etapa de acompañamiento no caerá nada mal, y  en colocarlo a practicar en cómo se prende, se apaga, cómo se carga la batería, los botones del volumen, el uso de los iconos, etc, y con el tiempo, de seguro aprenderá a configurar algunas opciones, el tiempo de apagado de pantalla, el brillo automático y más adelante, entrar al chat, a una red social, etc.

Es cierto, que el camino en este aprendizaje para el adulto mayor puede ser largo y que incluso tengan que lidiar con algunas dificultades porque por ejemplo, en Android, un sistema operativo desarrollado exclusivamente con la premisa de ser altamente eficiente en cualquier escenario resulta que para el adulto mayor es otra la realidad porque algunos usuarios con facultades disminuidas, salvo pequeños ajustes que se le puede hacer el interfaz, no incluye una herramienta que le garantice al adulto mayor utilizarlo sin ninguna dificultad, porque en muchos la artritis, cataratas, artrosis se suman a veces a esas pequeñas pantallas, con minúsculos teclados que conspiran contra el adulto mayor.

Lo importante es que nuestros adultos mayores tengan a mano un aparato tecnológico de alta calidad que pueda dado el caso comunicarse de manera urgente y porque no, también puedan divertirse con todas las aplicaciones que ofrecen estos.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir