Enamorarse Después De Los 40, Si Es Posible

Ya lo han dicho muchos, desde especialistas, teóricos hasta las abuelas y un sinfín de personas: para el amor no hay edad establecida y mucho menos si se ha pasado por relaciones tormentosas o que simplemente no sucedieron. A cualquier edad se debe dar la oportunidad de confiar y creer que se puede volver a empezar en el amor y porque no enamorarse.

Realmente cuando se cumple los cuarenta años o más, el tiempo puede que cobre factura y la falta de ilusión puede incluso dejar una huella insondable en el alma; pero el amor es capaz de reanimar cada célula del cuerpo y el latir del corazón siempre funcionará con su pum, pum! hasta el último momento de la existencia.

Volver amar es casi parecido a un verdadero acto de fe. Y no se debe olvidar que por nada en el mundo el amor puede estar más cerca de lo que se imagina y aparecer en cualquier momento del día. De seguro que ese acontecimiento puede provocar un vuelco total, un giro completo y reproducir de nuevo esas sensaciones de quinceañera.

Puede ser cierto que enamorarse a los cuarenta años y más años es tal vez como balancearse en un trapecio a 12 metros del suelo y sin red alguna, eso es real: el amor produce vértigo pero en últimas es un maravilloso riesgo para tomar porque siempre habrá alguien abajo esperando para sostenernos.

Sin duda, es una gran aventura enamorarse a esas edades porque siempre valdrá la pena. Tal vez desestabilice un poco y tiene un poco de temor de extraviarse sobre todo cuando resulta que por lo general a esas edades ya tienes un orden y además estás acostumbrada a estar sola pero recuperar la esperanza en reencontrar el amor puede ser un evento crucial lleno de vida y deseos. Algunos hombres y mujeres no creen que sea posible volver a enamorarse a ciertas edades y mucho menos si se llega de una larga separación y si se le suma que hoy en día se vive en una época en que la juventud es mucho más valorada. Es en particular para algunos creer que el momento de encontrar el amor y disfrutar de la vida en pareja ya ha pasado. Sin embargo, es necesario abandonar el estereotipo de que se está viejo y que no hay tiempo para el amor. Es esencial volver a sentirnos plenos, hermosos e interesantes y capaces de amar nuevamente. Es sin duda una de las claves: reevaluar y transformar nuestro interior y eso seguramente es lo que se refleja hacia el exterior.

Existen muchas ventajas de volver a tener más de cuarenta años y a lo mejor aún no lo percatas percata, entre esas esta la confianza y que por lo general las jóvenes están muy llenas de dudas porque atraviesan por diferentes fases que pueden generar angustia.

Mientras las mujeres y hombres con edades de cuarenta años en adelante suelen tener una mayor madurez. Ha estas edades ya saben lo que quieren y lo que les gusta. La vida no la toman como una aventura sin un plan definido. Cada acto es pensado con mayor tranquilidad.

Otro de las ventajas es que la juventud no es tan “libre” para tomar decisiones frente al amor, por los tabúes y reglas de que es lo más “conveniente” para ellos. En cambio la madurez trae de por sí una mayor seguridad en cuanto que sabe qué elegir y lo más importante es que no se dejan llevar por la opinión de los demás sino que siempre se busca la felicidad propia. Y por lo general la madurez modifica ciertos pensamientos y sensaciones, si se termina una relación no será el fin de la existencia y no se va a morir, sino que la vida sigue y probablemente llegará el amor verdadero.

Otra de las cuestiones cuando se es joven es la dificultad de relacionamiento, mientras que después de los 40 años pasan a ser más amenas y se sabe definir cuáles problemas son “graves” y cuáles el tiempo es el encargado de solucionar.

Ahora bien, en últimas no hay una edad definida para enamorarse y estar en pareja. Cada etapa va a traer ventajas y desventajas, lo importante es aprovechar las ventajas que nos ofrece la vida.

Nunca será tarde para amar, sentirte amada y corresponder a ese sentimiento es algo que no tiene precio, así que el pensamiento de que por tener cuarenta años o más no es posible, están totalmente equivocados porque cuando reconozcan que el amar no tiene edad y enamorarte de nuevo solo depende de ti y nada puede impedir encontrarlo. Es solo de mantener una buena actitud y saber que alguien tendrá tus mismas inquietudes del riesgo de amar y disfrutar de la buena compañía.

Por lo general muchas mujeres han hecho de su cotidianidad y rutina de trabajo el círculo de sus vidas y no se permiten dar la oportunidad de salir después de una jornada de trabajo o de trabajo en casa. Es importante cambiar esos hábitos e integrarse a nuevos grupos donde puedan encontrar otras amistades y tal vez ese cambio de rutina pueda encontrar alguien deseoso de conocerlas. Existe otro camino como es el acceder a páginas y conocer gente virtual, páginas recomendadas y reconocidas por permitir encuentros que pueden ser el inicio de una historia de amor.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir