No es muy común encontrar campamentos para personas mayores, por lo general es una actividad para niños, niñas y jóvenes, ellos disfrutan de este tipo de salidas alegres, divertidas y de unión grupal; sin embargo, encontrar entidades o compañías que se encarguen de armar un campamento para mayores no es común. Pero en la actualidad organizar este tipo de campamentos lo desarrollan empresas dedicadas y con amplia experiencia para los campamentos de los más jóvenes. Por lo general este tipo de campamentos para adultos son organizados por pedagogos y sicólogos organizacionales que conocen y manejan el tema de los objetivos que persiguen los adultos mayores, uno de los cuales es contribuir a un mejor bienestar con la pareja o hijos.

Entre los planes o actividades que suelen ser común con los campamentos de los chicos es disfrutar de la montaña, el río o la naturaleza en general. La diferencia es que los adultos realizan pequeñas caminatas, excursiones adaptadas a sus posibilidades y a las del grupo. Los adultos que suelen participar de este tipo de campamentos se ven sorprendidos al lograr caminar más de doscientos metros seguidos. Este tipo de relación junto a la naturaleza es indudablemente fuente de salud y bienestar y permite que puedan disfrutar de otro tipo de aventuras.

Una de las orientaciones que defiende la psicología es que los adultos en espacios como este pueden sacar a la luz esa parte de la personalidad que mantienen en muchos casos privada de la libertad por el rol que desempeña, no se debe olvidar que la personalidad se compone de tres partes: padre-adulto y niño y cada una se desenvuelve de acuerdo a la situación en que se encuentre. Por ejemplo, la parte del padre es la prudencia, al cuidar a sus hijos; la parte del adulto es la más amplia y permite adaptarse a distintas circunstancias y por último la parte del niño es la que permite disfrutar, reír a carcajadas, ser creativos, etc; es así que con el paso de los años esta parte infantil suele desaparecer o a disminuir.

Siendo un campamento una terapia con grandes beneficios para aquellos adultos que no pudieron ser niños debido que a lo mejor tuvieron que asumir determinadas responsabilidades o se les dificulta disfrutar de esa faceta de la personalidad. Y en muchos de los casos pueden pasar por personas introvertidas, estáticas, serias y hasta aburridas. En estos campamentos se ejecutan actividades donde se puede divertir, estar alegres y hasta hacer bromas. Por eso, algunos adultos se proponen asistir a este tipo de campamentos donde pueda aflorar esa parte de la personalidad que desahoga y revive experiencias agradables en conjunto con otras personas que pasan por similares condiciones.

Otra increíble observación es disfrutar de los famosos juegos de pista por ejemplo, el tipo gincana, desde este lúdico juego se desinhiben, se relacionan entre sí y son niños, niñas y jóvenes de nuevo.

Sin embargo, una de las diferencias sustanciales con los campamentos de los chicos donde son viajes infantiles es que en los campamentos de los adultos se les permite autogestionar su tiempo libre. Es así, que ellos pueden decir y escoger que actividad les es más propicia como manualidades, macramé o hasta pasar el tiempo buscando algún tipo de piedras especiales para collar o collage.

Otra gran diferencia es la alimentación porque si deciden preparar una barbacoa se propicia todos los elementos para que ellos sean los protagonistas de su comida y en este tipo de espacio alrededor de una fogata los lazos de unión son mucho más fuertes y por último hasta disfrutar de una noche estrellada si el cielo está despejado.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir