El vino tinto – Guia Basica

Comparte este artículo:

Cuando se trata de vino, hay muchas opciones disponibles para los que se inician en la afición. El vino tinto es una gran opción para los principiantes, ya que es fácil de encontrar y tiene una gran variedad de sabores y estilos. En esta guía, expondremos algunos consejos para disfrutar del vino tinto, desde la elección de la botella adecuada hasta el maridaje con la comida. Esperamos que estos consejos te ayuden a iniciar un gran viaje vinícola.

¿Qué es el vino tinto?

El vino tinto El vino tinto es un tipo de vino que se elabora a partir de la uva roja y puede variar en color desde el rosa pálido hasta el rojo intenso. El vino tinto se produce a partir de una uva de color rojo claro a oscuro, lo que hace que el vino tinto sea una opción más asequible para los principiantes.

El pigmento que hace que el zumo de uva sea rojo y el vino rojo es la antocianina. La mayor parte del vino tinto del mundo procede de la región mediterránea, que incluye partes de Europa, el norte de África y Oriente Medio. También hay importantes zonas de producción en Sudamérica, sobre todo en Chile y Argentina, y en California, en Estados Unidos.

El vino tinto suele tener un cuerpo ligero, lo que significa que es menos ácido que el vino blanco y la mayoría de los vinos espumosos. El vino tinto suele servirse con la comida, pero también se disfruta como bebida sola. Hay muchos estilos de vino tinto, y el vino puede servirse a distintas temperaturas.

Hay una gran variedad de vinos tintos a disposición de los que se inician en esta bebida, y todos ellos constituyen una bebida deliciosa.

Cómo elegir un vino tinto.

Hay que tener en cuenta muchas cosas a la hora de elegir un vino tinto. El factor más importante es encontrar uno que se adapte a tu gusto. Algunas personas prefieren los tintos afrutados, mientras que otras prefieren los sabores clásicos y terrosos. También hay diferentes intensidades de sabor entre las que elegir, así que puedes encontrar el vino perfecto para cualquier ocasión.

Una vez que hayas decidido qué sabores te gustan, es hora de empezar a reducir las opciones. El siguiente paso es decidir el tipo de vino que quieres. ¿Buscas un tinto ligero o un tinto fuerte? ¿Un tinto seco o un tinto dulce? ¿Quieres algo que combine bien con la comida o es para tomarlo solo?

Una vez que hayas respondido a estas preguntas, es el momento de empezar a considerar el precio y la región. ¿Cuánto quieres gastar?

Cómo guardar el vino.

Nadie tiene nunca demasiado vino. La clave es saber cómo guardarlo para que dure. Si te has convertido recientemente en un amante del vino, probablemente te preguntes cuál es la mejor manera de guardarlo. La buena noticia es que hay muchas formas de almacenar el vino, y todas ellas tienen sus pros y sus contras.

Aquí tienes unos sencillos consejos para almacenar el vino de forma eficaz.

Almacena el vino a la temperatura adecuada.

De todos los factores que influyen en la calidad del vino almacenado, la temperatura es quizá el más importante. Las temperaturas demasiado cálidas o frías son una forma segura de estropear el vino. En general, la temperatura ideal para el almacenamiento de vino a largo o corto plazo es de unos 55ºF (13ºC), pero puede variar de un vino a otro. Para las recomendaciones de temperatura sobre vinos específicos, consulta al fabricante.

Independientemente del tipo o de la etiqueta, el vino nunca debe conservarse por debajo de los 25 °F (-4 °C), lo que puede hacer que el vino se congele, ni por encima de los 68 °F (20 °C), lo que puede acelerar el proceso de envejecimiento y destruir los compuestos volátiles.

Lo más importante es que la temperatura de almacenamiento del vino se mantenga lo más estable posible: las fluctuaciones de temperatura pueden hacer que el corcho se expanda y se contraiga, permitiendo que el vino se filtre (o que el aire se filtre) a su alrededor.

Guarda las botellas de vino en posición horizontal.

Para las botellas con corcho, asegúrate de guardar el vino en posición horizontal en un botellero. Mantener el vino de lado ayuda a que el corcho se mantenga húmedo, lo cual es clave para el almacenamiento a largo plazo, ya que un corcho seco puede provocar filtraciones y un envejecimiento prematuro. Aunque no es necesario mantener las botellas de vino con tapón de rosca de lado, el almacenamiento horizontal es, sin embargo, una forma eficaz de guardar tus vinos para obtener el máximo espacio y un fácil acceso.

Protege el vino de la luz y las vibraciones.

Tanto si lo guardas durante meses, semanas o días, mantén el vino en la oscuridad en la medida de lo posible. Los rayos UV de la luz solar directa pueden dañar los sabores y aromas del vino. También debes mantener los vinos alejados de fuentes de vibración, como la lavadora y la secadora, la zona de ejercicio o el equipo de música. Las vibraciones pueden alterar los sedimentos de la botella, interrumpiendo el delicado proceso que hace que los vinos envejezcan favorablemente.

Guarda el vino con la humedad adecuada.

Los extremos de humedad en tu bodega o zona de almacenamiento también pueden afectar a la longevidad de tu vino. Con niveles de humedad bajos, los corchos pueden secarse, dejando el vino vulnerable a los efectos del oxígeno, mientras que una humedad más alta puede hacer que las etiquetas se despeguen de las botellas, dificultando su exposición o venta. En general, la humedad de tu bodega debe estar entre el 60 y el 68%.

Guarda el vino en un frigorífico para vinos, no en un frigorífico normal.

Si no tienes un espacio para almacenar el vino que sea constantemente fresco, oscuro y húmedo, una nevera para vino (también conocida como enfriador de vino) es una buena idea. A diferencia de un frigorífico normal, que mantiene los alimentos muy fríos y secos, una nevera para vino mantiene el vino entre 50-60˚F (10-15˚C) y con la humedad adecuada.

Mantener el vino en un frigorífico separado también ayuda a evitar la contaminación cruzada por los olores de los alimentos. Si el coste te preocupa, recuerda: el vino puede ser una inversión, y en ese caso un buen frigorífico para vinos es una forma de proteger tu inversión.

Guarda bien las botellas de vino abiertas.

Almacenada adecuadamente, una botella de vino abierta puede durar entre 3 y 5 días. La clave para prolongar la vida útil de un vino abierto y conservar sus cualidades originales es volver a taparlo rápidamente y con fuerza.

Para volver a tapar el vino, coloca un poco de papel encerado alrededor del corcho y deslízalo hacia su posición original. La cera facilitará el encaje del corcho en la parte superior y también asegurará que no caigan partes sueltas del corcho en la botella.

Si no es posible volver a tapar la botella -por ejemplo, si el corcho está astillado o se ha desechado-, un tapón de goma puede crear un cierre hermético. Por último, una opción de mejora para el descorche es una bomba de vacío para vino, que te permite aspirar el aire de una botella abierta, creando un cierre casi hermético.

No le temas al mundo del vino

El mundo de los vinos tintos es un mundo embriagador, rico y maravilloso, lleno de todo, desde la sutileza matizada de un suave Merlot sudafricano hasta la riqueza picante del Sangre de Toro, de España.

En general, muchas de las «reglas» del consumo de vino se han desechado en el mundo actual, haciéndolo más accesible a todas las personas, y con el aumento de la demanda la oferta se ha disparado, permitiendo que haya vino barato y muy delicioso al alcance de todos.

Sin embargo, hay muchos que sienten que el mundo de los amantes del vino aún no está abierto para ellos. Con tantos vinos entre los que elegir, ¿por dónde empezar? ¿Cómo se disfruta adecuadamente de un tinto o un blanco y con qué comidas serían mejores?

Consejos para disfrutar el vino tinto

No te gastes una tonelada de dinero en una botella de vino. Deja eso para más adelante, cuando hayas empezado a explorar más allá de las marcas y varietales que te gustan. Hay tantos vinos maravillosos y deliciosos que se pueden adquirir por entre 5 y 8 dólares la botella, que no es necesario que te gastes 20 ó 30 dólares por una botella de vino… al menos, todavía no.

No compres en tu localidad, todavía. A menudo, tu tienda de vinos local está repleta de botellas del viñedo local (si lo hay). Pueden ser maravillosas, o pueden ser vinagre. En realidad, puede ser una especie de juego de azar. Así que, a no ser que vivas en el valle de Napa o en otra zona famosa por su producción de vino, quédate con algo que se distribuya a nivel nacional o internacional.

Quédate con un varietal, por ahora. En otras palabras, elige un vino elaborado principalmente con un tipo de uva, es decir, un Shiraz, Syrah, Cabernet Sauvignon, Merlot, etc. Intenta evitar los tintos de mezcla para empezar, aunque pueden ser bastante deliciosos.

Si aprendes los sabores de las uvas varietales, entenderás mejor qué es lo que te gusta de la mezcla. Evita los vinos aromatizados o los refrescos que puedes conseguir en tu tienda local. Son poco más que refrescos sin burbujas con alcohol y pueden provocar un desagradable dolor de cabeza, ya que se elaboran apresuradamente con los ingredientes menos puros.

Empieza con un buen Merlot de Sudáfrica, Australia, Nueva Zelanda o Chile. Estos viñedos suelen ser capaces de equilibrar bastante bien el coste con la calidad. La razón por la que recomiendo el Merlot es que, de todas las variedades tintas, es la más suave y complementa un amplio menú de comidas.

Cuando te dispongas a servir una botella almacenada a otros amantes del vino, deja tiempo para que suba (o baje) a la temperatura de servicio adecuada. Esto garantiza la plena expresión del aroma y el sabor del vino.

El vino tinto debe servirse frío ligeramente por debajo de la temperatura ambiente, entre 58 y 65˚F (unos 12-19˚C). La temperatura exacta viene determinada por la edad del vino; los vinos más viejos se mantienen mejor a 61-65˚F y los más jóvenes en el extremo más frío del espectro. Los tintos con taninos más potentes deben mantenerse en el extremo más cálido del espectro de temperaturas que los vinos tintos más ligeros, que pueden llegar a estar a 55˚F.

A los tintos les gusta respirar. Abre la botella y déjala reposar unos diez minutos. Esto permite que el oxígeno llegue al vino y lo haga madurar rápidamente. Además, verter el vino en las copas y dejarlo reposar de diez a veinte minutos acelera este proceso. Verás que el sabor se potencia mucho con este método.

Los tintos a temperatura ambiente y los blancos refrigerados. Una regla sencilla que no siempre se aplica, pero que es una buena guía. Enfriar un tinto elimina muchas de las sutilezas de sabor por las que compras el vino en primer lugar y ralentiza la capacidad del vino para madurar con la exposición al oxígeno. Mantenlos a temperatura ambiente.

He mencionado antes que muchas de las «reglas» del amor al vino se han desechado, o al menos se han suavizado, como «el vino tinto con la carne roja o la pasta y el vino blanco con el pescado o las aves».

Aunque no son malas directrices, en realidad no están grabadas en piedra, y hoy en día los camareros e incluso los gastrónomos experimentados no se arrugan ante un invitado que pide un tinto con pescado o disfruta de un buen Chardonnay ácido con una hamburguesa.

¿Merlot con qué? Aunque un Merlot puede ser un complemento perfecto para una cena de espaguetis (sobre todo si tienes un buen pan de ajo con mantequilla), puede sentarse fácilmente al lado de una chuleta de cerdo o una cena de pollo frito. Un Merlot es un comienzo encantador y sin pretensiones, y debería abrir la puerta a un viaje de amor al vino.

Enlaces externos sobre el vino tinto

Te recomendamos

La ley de la atracción, lo que debes saber

La ley de la atracción, lo que debes saber

La Ley de la Atracción afirma en general que podemos conseguir exactamente aquello en lo …

Como tener una Luna de Miel a un costo razonable

Confesemos que los gastos de la boda no son ninguna broma y la luna de …

Que comer para perder peso

Son muchísimas las personas obesas que tienen desean perder peso, pero si estilo de vida …

0 0 votes
Article Rating
Subscríbete
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Queremos saber que piensas, déjanos tu comentariox