Casino viene del vocablo italiano, casino, que significa casa en el campo. Se remonta a que en su origen existían ciertas villas en el campo que eran utilizadas como sitio de esparcimiento para la clase media alta y la nobleza. Y parece que uno de los tantos juegos de divertimento eran los juegos de azar. Es así que al pasar dichos sitios a la ciudad o a sus alrededores mantuvieron el nombre originario de casinos, desde allí se utiliza en casi todos los lenguajes occidentales.

Es así que un casino de juego es un lugar donde alberga y tiene la facultad para ciertas actividades de distintos tipos de juegos de azar. Por lo general los casino se construyen cerca de hoteles, cruceros turísticos, restaurantes y tiendas comerciales, en entre otras atracciones.

Entre los principales juegos de azar que se pueden encontrar un establecimiento como estos está la ruleta, el póquer, el black Jack, la máquina tragamonedas, etc; todos estos juegos tienen una lógica básica que va desde un nivel primario como por ejemplo, el jugador apuesta una suma A a un determinado juego de azar, en el cual tiene que cumplir la condición C para que el apostador gane una determinada suma de dinero de ganancia G, siendo G mayor o igual que A. Es así que si el jugador cumple con la condición C, va a recibir la ganancia G pero si no cumple con dicha condición C, el jugador no recibirá nada. De una u otra manera las cantidades de ganancia G están estipuladas de antemano, es así, que se utilizan ciertos mecanismos estadísticos de tal manera que le dé cierta ventaja al casino.

Se estima que un gran número de la población mundial cerca al 51% participa cada año en alguna forma de juego y de otro lado está el juego online que crece vertiginosamente en promedio un 23%. Y según la Remote Gaming Association afirmó que los ingresos del juego online va a superar los 21 billones de euros y todo parece que ya superó dicha cifra, donde una gran cantidad se produjo en apuestas en el Reino Unido. Y así como el juego online crece a un ritmo rápido, la participación femenina también ha aumentado en un 80% desde el año 2004. Según las cifras tan solo en el Reino Unido el 43% de los jugadores online son mujeres, ellas cada vez son grandes y arriesgadas apostadoras.

Un ejemplo claro de ello es el dominio femenino en el bingo. Las razones que justifican esto es que los casinos para damas, construidos con base al bingo por ejemplo, atraen al sexo femenino, otra de las razones y parece ser una de las más importantes es como el bingo es un elemento social. A diferencia de los hombres se dice que las mujeres no apuestan por el nivel de la emoción sino porque realmente a ellas les encanta es la socialización y compartir y por eso el bingo online crece enormemente porque sin duda es el juego más social que en la red se mueva.

Es cierto como en el bingo online muchas de sus funciones se centra en el chat con el fin de que sus clientes puedan jugar pero conversar al mismo tiempo. Es una de las opciones más populares por ejemplo, en el Reino Unido para el año 2004 habían cerca de 600 salas y son las mujeres las que han sido más atraídas por el bingo que es sin duda el elemento social y simple del mismo. Las mujeres van a jugar es por interactuar y entretenerse, además que es algo atractivo para ellas.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir