Cómo elegir y utilizar el lápiz labial

0
104

¿Cómo elegir el lápiz labial? Para poder elegir el lápiz labial correcto debes tomar en consideración tu tono de piel, el tono de lápiz labial y la calidad de sus ingredientes.

El lápiz labial es uno de los productos de belleza más importantes y personales. Puede iluminar tu rostro, darte confianza y hacer que te sientas bien. Pero con todos los tipos, tonos y acabados de lápiz labial que hay en el mercado, ¿cómo saber cuál elegir?

Y una vez que has encontrado tu color perfecto, ¿cómo lo aplicas para que tenga el mejor aspecto? Este artículo te ayudará a responder a esas preguntas y a otras más, para que puedas encontrar y utilizar tu lápiz de labios ideal.

Historia del lápiz labial

El lápiz labial existe desde hace siglos, y los primeros indicios de su uso se remontan al antiguo Egipto. En aquella época, el lápiz labial se fabricaba con diversos materiales, como cera de abeja, flores trituradas e incluso carmín (un pigmento rojo derivado de los insectos).

El lápiz labial se hizo realidad a principios del siglo XX, cuando los avances en la fabricación llevaron a la producción en masa de cosméticos. En la década de 1920, el lápiz labial era un gran negocio, y actrices de Hollywood como Clara Bow y Louise Brooks contribuyeron a hacerlo aún más popular. El carmín seguía siendo un ingrediente clave en muchos lápices de labios, pero fue sustituido gradualmente por tintes sintéticos en la década de 1930.

Hoy en día, hay literalmente cientos de tonos y tipos diferentes de lápiz labial en el mercado, lo que da a las mujeres muchas opciones a la hora de encontrar sus labios perfectos. 

¿Qué es el tono de la piel? ¿Cómo determinar el tono de piel?

¿Sabias que tu tono de piel inside en cómo elegir el lápiz labial?

Tu tono de piel es el color natural de tu piel. Puede verse afectado por muchos factores, como la exposición al sol, la salud y tu entorno. Para determinar tu tono de piel, observa tus venas. Si parecen verdes, tienes un tono de piel cálido. Si aparecen azules, tienes un tono de piel frío. Si no puedes notar la diferencia, probablemente tengas un tono de piel neutro. 

Hay muchas maneras de encontrar el lápiz labial adecuado para tu tono de piel. Una de ellas es sostener el lápiz labial frente a tu cara con luz natural para ver cómo se ve contra tu piel.

Otra forma es pedir una muestra en el mostrador de maquillaje antes de comprar el lápiz de labios. Cuando encuentres un lápiz de labios que complemente tu tono de piel, experimenta con diferentes tonos y colores para encontrar el perfecto para ti. 

Cómo elegir el color de lápiz labial según el tono de tu piel

Cuando elijas un color de lápiz labial, es importante que pienses en tu tono de piel. Si tienes un tono de piel frío, querrás elegir un lápiz de labios con un subtono frío. Si tienes un tono de piel cálido, querrás elegir un lápiz de labios con un subtono cálido. 

Aquí tienes algunos consejos para elegir el color de lápiz labial adecuado para tu tono de piel: 

Si tienes un tono de piel con matiz frío 

  • Elige barras de labios con tonos como el rosa, el ciruela o el baya. 
  • Evita las barras de labios con matices amarillos o anaranjados. 
  • Busca barras de labios que digan «para tonos de piel fríos» en la etiqueta. 

Si tienes un tono de piel con matiz cálido

  • Elige barras de labios con tonos como coral, melocotón o bronce. 
  • Evita las barras de labios con subtonos rosas, azules o morados.  
  • Busca barras de labios que digan «para tonos de piel cálidos» en la etiqueta. 

Tu tono de piel puede cambiar con el tiempo debido a cosas como el embarazo, la exposición al sol y la edad. 

Así que si quieres cambiar el color de tu lápiz labial, puedes hacerlo. Sólo tienes que tener en cuenta que el tono de lápiz labial que elijas depende de tu tono de piel. Si tu piel tiene un tono cálido o amarillento, evita los colores fríos, como el azul o el morado. 

Las personas con una piel clara se darán cuenta de que una pequeña cantidad de color les servirá de mucho. Los colores brillantes y exagerados serán un desastre, así que limítate a los tonos nude, beige, corales claros o rosas claros. Las fórmulas transparentes son las más favorecedoras.

Las complexiones con colores medios se adaptan mejor a los malvas con base marrón o a los labiales de color baya puro con fórmula en crema.

El lápiz labial rojo, especialmente los que tienen subtonos dorados en lugar de azules, son los colores de lápiz de labios más adecuados para las personas de piel de tono blanquecino.

Además, los tonos rosados también pueden quedar bien, y ambas combinaciones de colores funcionan bien en casi cualquier fórmula.

Los mejores colores para tu lápiz de labios si tu tez es más oscura son los tonos ricos y profundos, como el burdeos, el chocolate o el ciruela, que quedarán muy bien en cualquier fórmula.

Opciones generales para el color de labios

  • Lápices de labios transparentes: son más universales que los lápices de labios opacos y son más favorecedores, ya que permiten que se vea el color de tus labios por debajo. No duran tanto como otras fórmulas, aunque son muy hidratantes y fáciles de llevar. Los lápices labiales en crema son un término medio, pero como son más opacos, tendrás que ser más exigente a la hora de elegir los colores.
  • Lápices labiales brillantes: duran más que las fórmulas transparentes y pueden favorecer a la usuaria de cualquier edad, a diferencia de las sombras de ojos brillantes o los coloretes. Al reflejar la luz, los labios parecerán más carnosos, pero ten en cuenta que las fórmulas brillantes son horribles en los labios secos o agrietados.
  • Lápices labiales mate: son las fórmulas que más duran y son una buena selección para hacer declaraciones atrevidas. El principal problema de este tipo de lápiz labial es que reseca los labios con bastante rapidez y, por lo tanto, no debería usarse si ya tienes los labios secos o agrietados.

La importancia de una crema hidratante en un lápiz de labios

El lápiz labial es uno de los productos más importantes en el neceser de maquillaje de una mujer. Puede iluminar tu rostro, añadir color a tus labios y darte un impulso de confianza. Pero el lápiz labial también puede resecar, por lo que es importante elegir una fórmula hidratante.

Al elegir un lápiz labial, busca uno que contenga ácido hialurónico o glicerina. Estos ingredientes ayudan a atrapar la humedad en los labios, manteniéndolos hidratados durante todo el día.

Si tienes los labios secos, puedes considerar la posibilidad de utilizar una imprimación labial antes de aplicar el lápiz de labios. Esto ayudará a crear un lienzo suave para tu barra de labios y evitará que se desvanezca o se desborde.

Una vez que tengas tu lápiz labial perfecto, asegúrate de aplicarlo correctamente. 

¿Un tono de lápiz labial para el día y otro para la noche?

El lápiz labial puede ser el mejor amigo de una mujer. Puede ayudar a iluminar tu rostro, darte un impulso de confianza e incluso ayudarte a sentirte más arreglada. Pero, con todos los tonos y fórmulas diferentes que hay, también puede ser bastante abrumador tratar de elegir el correcto (o dos).

Aquí tienes algunos consejos para elegir el lápiz labial adecuado tanto para el día como para la noche: 

  • Para el día, opta por un lápiz labial que sea transparente o tenga un acabado natural. Esto permitirá que tus labios respiren y no será demasiado pesado para llevarlo durante el día. 
  • Una buena regla general para los pintalabios de noche es elegir un tono o dos más oscuros que tu color natural de labios. Esto te dará un aspecto más dramático que es perfecto para la noche. 

¿Cómo maquillar los labios si tienes los dientes amarillos?

Si tienes los dientes amarillos, puede que te sientas acomplejado por tu sonrisa. Pero no hay necesidad de ocultar tus dientes cuando puedes utilizar el lápiz labial para que parezcan más blancos. 

Para que tus dientes parezcan más blancos con el lápiz de labios, elige un color que sea uno o dos tonos más oscuro que el color natural de tus labios.

Si tus dientes son muy amarillos, elige un tono ciruela o rojo intenso. Aplica el lápiz labial como de costumbre, empezando por el centro de los labios y trabajando hacia fuera. 

Para conseguir una mayor cobertura, perfila tus labios con un lápiz de labios del mismo tono que tu barra de labios. Esto ayudará a dar la ilusión de unos dientes más blancos. Termina aplicando un brillo o bálsamo transparente para añadir brillo e hidratación

Aplicación del lápiz labial

Utilizar un humectante sobre los labios antes de aplicar el lápiz labial suele garantizar el mejor resultado final. A continuación, la superficie de los labios debe prepararse con una base de maquillaje, asegurándose de que se cubren todas las grietas y hendiduras. Una esponja de maquillaje es la mejor manera de conseguirlo.

A continuación, con tus polvos faciales habituales, aplica una ligera capa sobre la base, lo que ayudará a que el lápiz labial se mantenga en su sitio durante más tiempo.

A continuación, dibuja un contorno alrededor de los labios con un lápiz de labios que hayas calentado ligeramente en la palma de la mano. Puede que te resulte útil apoyar el codo en una superficie firme y plana para estabilizar la mano.

El arco de Cupido en el labio superior debe ser el punto de partida al dibujar el contorno de los labios, seguido por el contorno del labio inferior.

Remata los bordes del contorno del labio superior y luego rellena las zonas delineadas con lápiz labial, preferiblemente con un pincel para labios para mayor precisión, ya que tendrás que asegurarte de que se cubren todas las grietas.

Pasa el pincel por las comisuras de los labios abriendo la boca, lo que hará que las comisuras queden al descubierto.

Para que el lápiz labial dure más tiempo y para que tus labios tengan un atractivo acabado semimate, debes secar la superficie suavemente con un pañuelo de papel.

Trucos y consejos

Si hay una diferencia de proporción o volumen en tu boca, normalmente el labio superior parecerá más fino que el inferior.

Generalmente se considera que el labio inferior es el punto de referencia cuando se intenta que los contornos de ambos labios estén equilibrados, por lo que hay que perfilar el labio superior.

Teniendo esto en cuenta, hay que decir que, al perfilar el labio superior, hay que asegurarse de que sea igual en proporción, desde el lado puntiagudo del arco de Cupido hasta la hendidura central de la boca, a la anchura del labio inferior.

La forma que le des a tu arco de Cupido es la que expresa tu estado de ánimo o tu personalidad en ese momento.

Si lo haces más redondeado, darás una sonrisa más completa y sensual, mientras que, por el contrario, uno puntiagudo y más anguloso muestra una personalidad segura y extrovertida.