Para las empresas existe una gran ventaja en contratar empleados de mediana edad, así algunas opten por contratar a empleados jóvenes ya que aportan nuevos conocimientos y llegan dispuestos a trabajar con mucho ahínco y ganas de “comerse el mundo”. Sin embargo, al contratar a personas de 40 años o más juegan con la experiencia y conocimiento de su parte, han trabajado durante mucho tiempo y han logrado afianzar y comprobar actitudes que deben colocar en el máximo nivel en las ocasiones que lo ameriten y logran sacar partido o beneficio de cómo ser productivos en determinados momentos. Además en muchos casos tanto el gobierno como las comunidades autóctonas ofrecen bonificaciones y ayudas a las empresas que contratan a este tipo de personal.

Entre esos beneficios que se les otorga se encuentra entre otras, las bonificaciones que el gobierno ofrece en el pago a la Seguridad Social a las empresas que contraten personas mayores de 45 años con un contrato a término indefinido. El derecho que obtiene con cada uno de estos contratos es una bonificación de la cuota empresarial de la Seguridad Social de un 45% a un 55% depende de las características del trabajo, como por ejemplo, el primer año es del 50% y el resto de la vigencia el 45% en el caso de los trabajadores de 45 a 55 años; o del 55% y el resto de la vigencia el 50% en los trabajadores de 55 a 65 años, cuando los contratos se realicen a tiempo completo con las mujeres desempleadas, las bonificaciones de cuotas aumentarán 10 puntos.

Existe otra opción por la que una empresa puede conseguir ayudas por contratar a mayores de 45 años estás son, las comunidades autónomas. Un ejemplo de esto es como una junta de acción comunal ofrece subvenciones y bonificaciones por la contratación de mayores de 45 años. Las ayudas pueden ir desde 3.000 euros a 4.000 euros.

De igual manera las comunidades conformadas también ofrecen ayuda a aquellas empresas que contraten personas mayores de 45 años con la finalidad de fomentar la contratación indefinida inicial de estos colectivos que tienen algún grado de dificultad de conseguir empleo.

En cuanto a la cuantía de la ayuda depende del tiempo que el trabajador haya estado inscrito como desempleado, de manera ininterrumpida e inmediata anterior a su contratación, en los centros de empleo. De acuerdo a este período la empresa podrá obtener ayudas de los 2.000 a los 4.000 euros.

De esta manera, el resto de comunidades apuestan por fomentar la inserción laboral de las personas mayores de 45 años con subvenciones y ayudas.

Es así que de un tiempo para acá muchas son las empresas que dentro de su programa de inserción facilitan la recolección de colectivos desfavorecidos y personas en riesgo de exclusión social entre estos, se encuentra los recién desempleados mayores de 45. Lo importante es que no dejan de luchar por una nueva oportunidad, es importante reconocer como a partir de los 40 años una persona posee importantes valores para desempeñar un cargo de trabajo. Además, de la sensatez y experiencia vital. Por lo general se cuenta con un mayor sentido de la responsabilidad, un mayor control emocional y templanza y lo que cada empresa busca un alto grado de fidelidad. Son personas que pueden aprovechar al máximo sus fortalezas y tienen la capacidad de saber hacer y una gran capacidad resolutiva de problemas.

Es indudable que este grupo de personas es un buen canal para fortalecer a una empresa de emprendimiento y los beneficios que obtienen son de grandes beneficios al contratar a dichas personas.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir