10 Beneficios para tu salud de eliminar los refrescos

0
179

Los refrescos son una de las bebidas más populares a nivel mundial, pero también una de las más insalubres. Dejar el consumo de bebidas azucaradas tiene muchos beneficios, como la pérdida de peso, la mejora de la salud cardiovascular y dental, y el aumento de los niveles de energía. Dejarlos también puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2. Si quieres mejorar tu salud, dejarlos es un buen punto de partida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado una advertencia sobre el consumo de bebidas azucaradas. La OMS insta a la gente a consumir menos del 10% de sus calorías diarias procedentes del azúcar, y las bebidas azucaradas son una fuente importante de azúcar en nuestra dieta.

Las bebidas azucaradas están relacionadas con la obesidad, la diabetes y otras enfermedades crónicas. La OMS recomienda que los adultos y los niños limiten su consumo de bebidas azucaradas para ayudar a prevenir estas enfermedades crónicas.

Pérdida de peso

Un nuevo estudio ha demostrado que las personas que dejan de consumir bebidas azucaradas pueden ver un descenso significativo de su peso.

El estudio, realizado por la Universidad de Carolina del Norte, examinó a un grupo de personas que habían dejado de beber refrescos recientemente. Al cabo de seis meses, los participantes habían perdido una media de dos kilos.

Hay varias razones que pueden conducir a la pérdida de peso. En primer lugar, tienen un alto contenido en azúcar y calorías, que pueden acumularse rápidamente si bebes varias latas al día. En segundo lugar, se consumen a menudo con otros alimentos ricos en calorías, como comidas rápidas o tentempiés grasos. Cuando eliminas los refrescos, es probable que también elimines algunos de estos otros alimentos poco saludables.

Si quieres perder peso, dejar de tomar refrescos es un buen punto de partida.

Mejora de la digestión

Un nuevo estudio ha demostrado que dejar de tomar refrescos y bebidas azucaradas tiene beneficios para la salud. El estudio descubrió que dejar de consumir refrescos puede mejorar la digestión.

El estudio, realizado por la Universidad de Michigan, descubrió que quienes dejaron de tomarlos presentaron una mejora de las bacterias intestinales. Los participantes en el estudio tenían menos inflamación en el intestino.

Los beneficios para la salud de eliminar su consumo, no sólo mejora la digestión, sino que también reduce la inflamación del intestino. Esto puede conducir a una mejor salud, bienestar general y a reducir enfermedades digestivas.

Menos caries y visitas al dentista

Un nuevo estudio ha demostrado que dejar de tomar bebidas refrescantes puede tener importantes beneficios para la salud, como la protección del esmalte de los dientes.

El estudio, realizado por la Facultad de Odontología de la Universidad de Michigan, descubrió que las personas que dejaban de tomar refrescos tenían menos caries y menos cavidades que las que seguían tomándolos.

Los refrescos tienen un alto contenido de azúcar y acidez, que pueden dañar los dientes y provocar caries. La cafeína de los refrescos también puede aumentar el riesgo de deshidratación, que puede dañar aún más los dientes.

Dejar los refrescos es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu salud bucodental. No sólo protegerá tus dientes, sino que también te ayudará a evitar otros problemas de salud asociados al consumo de refrescos. puede ayudar a reducir el número de caries que tienes y el tiempo que pasas en el dentista.

Evita la obesidad

Un nuevo estudio ha descubierto que las personas que dejan de tomar refrescos pueden evitar la obesidad. El estudio, realizado por la Universidad de California en San Francisco, ha descubierto que las personas que dejan de tomar refrescos pueden evitar la obesidad.

El estudio analizó los datos de 3.000 adultos a lo largo de 15 años. Se preguntó a los participantes sobre su consumo de refrescos y su peso. Los investigadores descubrieron que los que dejaron de beber refrescos tenían menos probabilidades de volverse obesos que los que siguieron bebiéndolos.

Dejar de consumir refrescos tiene una serie de beneficios para la salud. No sólo puede ayudarte a evitar la obesidad, sino también a reducir el riesgo de diabetes de tipo 2, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Así que si quieres mejorar tu salud, dejar de tomar refrescos es un buen punto de partida.

Evita las enfermedades del corazón

Un nuevo estudio ha descubierto que las personas que dejan de tomar refrescos pueden evitar las enfermedades del corazón. El estudio, realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard, analizó los datos de más de 3.000 adultos y descubrió que los que dejaban de tomar refrescos tenían un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

El estudio descubrió que los bebedores de refrescos tenían un mayor riesgo de desarrollar tanto enfermedades coronarias como accidentes cerebrovasculares. El riesgo era aún mayor para los que bebían refrescos dietéticos.

Aunque el mecanismo exacto por el que los refrescos contribuyen a las enfermedades cardíacas no está claro, los investigadores creen que puede tener que ver con los altos niveles de azúcar y otros ingredientes poco saludables de los refrescos. Sea cual sea la causa, la conclusión es que dejar de consumir refrescos puede tener importantes beneficios para la salud.

Reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2

Los refrescos llevan mucho tiempo formando parte de la cultura estadounidense. Pero en los últimos años se ha producido un cambio en la opinión pública sobre los riesgos para la salud del consumo de refrescos, sobre todo en lo que respecta a la diabetes.

Hay dos tipos de diabetes, la de tipo 1 y la de tipo 2. La diabetes de tipo 2, que es la forma más común de la enfermedad, suele estar causada por una dieta y un estilo de vida deficientes. Los refrescos contribuyen en gran medida a la mala alimentación y a la obesidad, que son factores de riesgo de la diabetes de tipo 2.

Un estudio publicado en la revista Diabetes Care descubrió que las personas que beben uno o más refrescos al día tienen un 30% más de riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2 que las que no beben refrescos.

Los refrescos no sólo son malos para tu cintura; también lo son para tus niveles de azúcar en sangre.

Reduce el riesgo de los cálculos de riñón

Un nuevo estudio ha descubierto que las personas que beben refrescos son más propensas a desarrollar cálculos renales. El estudio, publicado en el Journal of the American Medical Association, analizó los datos de más de 3.000 personas y descubrió que los que bebían refrescos tenían casi un 25% más de probabilidades de desarrollar cálculos renales que los que no lo hacían.

Los cálculos renales son un problema común, que afecta a 1 de cada 11 personas en Estados Unidos. Suelen estar hechos de calcio y oxalato, y pueden causar un fuerte dolor cuando pasan por el tracto urinario.

El nuevo estudio no es el primero que relaciona el consumo de refrescos con los cálculos renales, pero es uno de los mayores y más definitivos sobre el tema. Los autores afirman que sus conclusiones «respaldan las recomendaciones de limitar el consumo de refrescos para evitar los cálculos renales».

Reduce el riesgo de la osteoporosis

Un nuevo estudio ha descubierto que las personas que dejan de tomar refrescos pueden evitar la osteoporosis. El estudio, realizado por la Universidad de California en San Francisco, analizó los datos de más de 3.000 personas y descubrió que quienes dejaban de tomar refrescos tenían un menor riesgo de desarrollar osteoporosis.

La autora principal del estudio, la Dra. Kristin Lewis, dijo que los resultados «respaldan el creciente conjunto de pruebas que relacionan el consumo de refrescos con una mala salud ósea». Añadió que los resultados «deberían incitar a la gente a considerar la posibilidad de reducir su consumo de refrescos, especialmente si tienen otros factores de riesgo de osteoporosis.»

Estudios anteriores han descubierto que el consumo de refrescos está relacionado con un mayor riesgo de fracturas óseas y un descenso de la densidad ósea. Este nuevo estudio se suma a las crecientes pruebas de que los refrescos son malos para nuestros huesos.

Tener más energía

Un nuevo estudio ha demostrado que las personas que eliminan los refrescos de su dieta tienen más energía. El estudio, realizado por la Universidad de California en San Francisco, descubrió que quienes dejaban de tomar refrescos tenían más energía y se sentían menos cansados que los que seguían bebiéndolos.

La autora principal del estudio, la Dra. Elinor Sullivan, dijo que los resultados sugieren que la supresión de los refrescos tiene beneficios para la salud. «Este es el primer estudio que demuestra una relación causal entre el consumo de refrescos y la fatiga», dijo. «Y aporta pruebas sólidas de que los refrescos contribuyen en gran medida a la epidemia de fatiga crónica».

Sullivan y su equipo examinaron los datos de más de 3.000 adultos que participaron en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición.

Mejora tu piel

Si eres una de las muchas personas que intentan eliminar los refrescos de su dieta, quizá te sorprenda saber que existen beneficios potenciales para tu piel. Mientras que las bebidas azucaradas pueden provocar brotes y contribuir al envejecimiento prematuro, dejar los refrescos puede conducir a una piel más sana y de aspecto más joven.

Las bebidas azucaradas pueden causar inflamación, lo que conduce a la descomposición del colágeno y la elastina. Esto puede provocar flacidez en la piel, arrugas y un cutis apagado. Además, el azúcar puede dañar la función de barrera de la piel, provocando sequedad y mayor sensibilidad.

Abandonar los refrescos puede ayudar a mejorar el aspecto de tu piel al reducir la inflamación y protegerla de los daños. También puedes ver una mejora en los niveles de hidratación y una reducción de las arrugas con el tiempo. Si buscas una piel sana y brillante, abandonar los refrescos puede ser un paso en la dirección correcta. 

___

En conclusión, dejar los refrescos puede tener muchos beneficios para la salud, incluida la pérdida de peso. Aunque puede ser difícil dejar el hábito, merece la pena para mejorar tu salud. Si te cuesta dejar los refrescos, intenta reducir gradualmente la cantidad que bebes cada día. También hay muchas bebidas alternativas que pueden ayudar a satisfacer tus antojos.

Artículo anteriorConoce el Brazilian Blowout y sus beneficios
Artículo siguienteComo cuidar el cabello en invierno
Francisca Diaz
Soy una nutricionista muy experimentada, con más de 10 años de experiencia ayudando a las personas a mejorar su salud y bienestar. Tengo un profundo conocimiento del cuerpo humano y de cómo responde a los distintos alimentos, y utilizo este conocimiento para ayudar a mis clientes a alcanzar sus objetivos de salud. Me apasiona ayudar a las personas a llevar una vida más sana, y creo que una buena nutrición es la clave para conseguirlo. Trabajo con mis clientes para crear planes de nutrición a medida que se adapten a sus necesidades individuales, y les ayudo a realizar cambios duraderos en sus dietas.