Home > Salud > CoQ10 conoce sus beneficios para los adultos

CoQ10 conoce sus beneficios para los adultos

Es muy probable que hayas escuchado sobre CoQ10 y sus propiedades como antioxidante, pero hay mucho mas que aprender de este interesante nutriente.

¿Qué es la coenzima Q10?

La coenzima Q10, tambien llamada CoQ10, es un compuesto similar a una vitamina que se produce de forma natural en el cuerpo humano y que también se encuentra en la mayoría de los organismos vivos. También se llama ubiquinona, una combinación de quinona, un tipo de coenzima, y ubicua, lo que significa que existe en todas partes del cuerpo humano.


La CoQ10 desempeña un papel importante en la producción de energía de tu cuerpo y es un componente esencial de las mitocondrias, donde ayuda a metabolizar las grasas y los hidratos de carbono y a mantener la flexibilidad de la membrana celular.

Se utiliza para crear energía en las mitocondrias, las centrales eléctricas de las células. La CoQ10 también tiene propiedades antioxidantes, lo que significa que elimina las toxinas y subproductos nocivos que pueden dañar las células. La CoQ10 tiene muchos beneficios potenciales, como la mejora de la salud del corazón, la reducción de la inflamación y un mejor control del azúcar en sangre. Existen estudios la CoQ10 es beneficiosa para la piel, mejorar el rendimiento cardiovascular, protege a las células de la oxidación y a incrementar la producción de energía celular.

La CoQ10 también participa en la producción de varias enzimas clave que se utilizan para crear ATP, que tu cuerpo quema para obtener energía, y en la transferencia de energía entre las mitocondrias y las células. Sin la CoQ10, ¡no podrías funcionar!

¿Cuál es su historia?

La CoQ10 fue descubierta por primera vez por el Dr. Frederick Crane de la Universidad de Wisconsin en 1957. Un año después, el profesor Karl Folkers y otros de Merck Incorporated identificaron y registraron la estructura química de la CoQ10, y fueron los primeros en producirla mediante fermentación.

La investigación intermitente condujo a su uso en Japón para las insuficiencias cardíacas durante la década de 1960. El Dr. Folkers impulsó una investigación más intensa sobre el papel de la CoQ10 en la salud cardiovascular en 1972, después de que él y un científico italiano, Gian Paolo Littarru, descubrieran que las personas con insuficiencias cardíacas tenían niveles muy bajos de CoQ10, y que la suplementación aumentaba los niveles de CoQ10 y afectaba positivamente a la salud del corazón.

Poco después, los japoneses desarrollaron un método que permitía producir CoQ10 pura en cantidades suficientemente grandes para realizar ensayos clínicos significativos.

Durante la década de 1980, este método se perfeccionó en Japón y la tecnología médica permitió por fin a los científicos medir los niveles de CoQ10 en la sangre y los tejidos, lo que dio lugar a un aumento de la investigación. Fue en esta época cuando un investigador sueco, Lars Ernster, llamó la atención sobre el papel de la CoQ10 como antioxidante eliminador de radicales libres. En la actualidad, una multitud de investigaciones respaldan los beneficios de la CoQ10 para la salud.

Como resultado de los informes abrumadoramente positivos de los estudios realizados desde el descubrimiento de la CoQ10, los japoneses fueron los primeros en aprobar el uso generalizado de la CoQ10, otorgándole la aprobación de mercado en 1974. De 1974 a 1982, el uso de la CoQ10 en Japón creció rápidamente hasta convertirse en uno de los productos más utilizados en la industria farmacéutica japonesa. Hoy en día sigue utilizándose ampliamente, y tiene un largo historial de uso seguro.

¿Cuáles son los beneficios de la coenzima q10?

Prácticamente todas las células del cuerpo humano contienen CoQ10. Las mitocondrias, la zona de las células donde se produce la energía, contienen la mayor cantidad de CoQ10.

El corazón y el hígado contienen la mayor cantidad de CoQ10. Ha ayudado a algunas personas con insuficiencia cardíaca congestiva (ICC), un efecto del que se informó en un análisis de ocho ensayos controlados y que se encontró en algunos estudios doblemente ciegos, aunque no en todos. Es posible que los efectos beneficiosos de la CoQ10 no se observen hasta después de varios meses de tratamiento.

La interrupción de la suplementación con CoQ10 en personas con ICC ha dado lugar a recaídas graves y sólo debe intentarse bajo la supervisión de un médico.

Se han observado mejoras similares en personas con cardiomiopatías, un grupo de enfermedades que afectan al músculo cardíaco. Las investigaciones (incluidos los estudios a doble ciego) en este ámbito han sido sistemáticamente positivas.

Además, debido a su efecto sobre el músculo cardíaco, los investigadores han estudiado la CoQ10 en personas con arritmias cardíacas. Las investigaciones preliminares en este ámbito informaron de una mejora al cabo de aproximadamente un mes en personas con latidos ventriculares prematuros (una forma de arritmia) que también padecen diabetes.

Los pacientes con angina de pecho que toman 150 mg al día de CoQ10 manifiestan una mayor capacidad para hacer ejercicio sin experimentar dolor en el pecho. Esto se ha confirmado en investigaciones independientes.

La CoQ10 parece aumentar la tolerancia del corazón a la falta de oxígeno. Quizás como resultado, las investigaciones preliminares han demostrado que los problemas derivados de la cirugía cardíaca se produjeron con menos frecuencia en las personas a las que se les administró CoQ10 en comparación con el grupo de control.

Las mitocondrias musculares carecen de la CoQ10 adecuada en las personas con distrofia muscular, un problema que podría afectar a la función muscular. En un ensayo doble ciego de tres meses de duración, cuatro de ocho personas con distrofia muscular presentaron mejoras en la función cardíaca y la sensación de bienestar al tomar suplementos de CoQ10.

La función mitocondrial también parece estar deteriorada en las personas con enfermedad de Alzheimer. Debido a los efectos de la CoQ10 en el funcionamiento mitocondrial, un grupo de investigadores ha administrado CoQ10 (junto con hierro y vitamina B6) a varias personas con la enfermedad de Alzheimer y ha informado de que la progresión de la enfermedad parecía haberse evitado durante un año y medio o dos.

La CoQ10 también modula la inmunidad. Tal vez por ello, se ha informado de algunos casos en los que mujeres con cáncer de mama metastásico (cáncer que se había extendido a otros tejidos) tuvieron una regresión de su cáncer tras el tratamiento con una cantidad muy grande de CoQ10 (390 mg al día).

La CoQ10 reduce la presión arterial al reducir la resistencia al flujo sanguíneo. Varios ensayos han informado de que la suplementación con CoQ10 redujo significativamente la presión arterial en personas con hipertensión, normalmente tras diez semanas a cuatro o más meses de tratamiento.

¿Cómo ayuda la CoQ10 a los pacientes con cáncer?

Hay algunas pruebas de que la coenzima Q10 (CoQ10) podría ayudar a las personas con cáncer. La CoQ10 es una enzima natural que ayuda a producir energía en las células. Se encuentra en pequeñas cantidades en la mayoría de los alimentos, pero sus niveles son especialmente elevados en las vísceras, como el hígado y el corazón, así como en otros productos animales, como el pollo y la ternera.

Las personas con cáncer suelen tener niveles bajos de CoQ10 en la sangre. Esto puede deberse a que el cáncer consume la CoQ10 o a que los fármacos utilizados para tratar el cáncer pueden reducir los niveles de CoQ10.

Algunos estudios han demostrado que la administración de suplementos de CoQ10 a personas con cáncer podría mejorar su calidad de vida o aumentar su tiempo de supervivencia. Sin embargo, se necesitan más investigaciones para saber si esto es realmente cierto.

¿Como ayuda la CoQ19 a los pacientes de Parkinson?

Se ha demostrado que los suplementos de CoQ10 son beneficiosos para los pacientes con la enfermedad de Parkinson. Es muy importante que los pacientes con Parkinson mantengan su corazón sano. Se ha demostrado que el uso de suplementos de CoQ10, junto con una dieta totalmente natural, mejora la salud cardiovascular de los pacientes con Parkinson.

Se recomienda tomar 1-4 mg al día durante dos semanas, luego 1-2 mg al día durante seis meses, y después 1-4 mg al día durante al menos seis meses.

¿Ayuda la CoQ10 con las migrañas?

Las migrañas son un problema común, que afecta hasta al 18% de la población. No existe una cura para las migrañas, pero hay muchos tratamientos que pueden ayudar. Algunas personas prueban suplementos como la coenzima Q10 (CoQ10) para aliviar sus migrañas.

Algunas investigaciones sugieren que la CoQ10 puede ayudar a prevenir o reducir la frecuencia de las migrañas. Sin embargo, se necesitan más estudios para confirmarlo. Si estás interesado en probar la CoQ10 para tratar tus migrañas, habla primero con tu médico.

La dosis recomendada de CoQ10

Los niveles de CoQ10 disminuyen a medida que envejecemos y muchos expertos creen que esto contribuye al proceso de envejecimiento.

Se ha demostrado que la CoQ10 es beneficiosa para el tratamiento de las enfermedades cardíacas, el cáncer, la diabetes y otras enfermedades crónicas. La dosis recomendada de CoQ10 depende de la enfermedad que se trate. Para la salud en general, se recomiendan 30-100 mg al día. Para las enfermedades del corazón, se recomiendan 200-300 mg al día. Para el cáncer, se recomiendan 1000-2000 mg al día.

¿Dónde se encuentra CoQ10?

La CoQ10 es esencial para producir energía en las células y también es un potente antioxidante. Los niveles de CoQ10 disminuyen con la edad, por lo que algunas personas toman suplementos para aumentar sus niveles. Podemos obtener coq10 a través de ciertos alimentos, como la carne de vacuno, el cerdo, el pollo, el pescado, las espinacas, el brócoli y los huevos, pero las cantidades en los alimentos son mucho menores que las que pueden obtenerse de los suplementos.

Cómo elegir un suplemento de CoQ10 de calidad

Al elegir un suplemento de CoQ10, es importante buscar uno que esté hecho con ingredientes de alta calidad. Los mejores suplementos de CoQ10 se elaboran con ingredientes puros y orgánicos y no contienen rellenos ni aditivos artificiales.

También es importante elegir un suplemento que haya sido probado por un laboratorio independiente para garantizar su calidad y pureza. Busca un suplemento que tenga el sello de aprobación de la USP o que haya sido certificado por el Programa de Certificación Internacional de la NSF.

¿Cuándo es el mejor momento para tomar CoQ10?

No hay una respuesta definitiva a esta pregunta, pero hay que tener en cuenta algunas cosas. Por ejemplo, la CoQ10 es liposoluble, por lo que su absorción es mejor cuando se toma con alimentos que contienen grasa. Algunas personas toman suplementos de CoQ10 por la mañana con el desayuno, mientras que otras los toman por la noche con la cena.

Algunas personas creen que tomar suplementos de CoQ10 antes de acostarse puede ayudar a dormir mejor, ya que favorecen la relajación. Otros creen que tomarlos por la mañana te da más energía a lo largo del día.

¿Quién puede tener una deficiencia?

La deficiencia no se conoce bien, pero puede estar causada por problemas de síntesis en el organismo más que por una insuficiencia en la dieta.

Se han registrado niveles bajos en sangre en personas con insuficiencia cardíaca, cardiomiopatía, gingivitis (inflamación de las encías), obesidad mórbida, hipertensión, distrofia muscular, diabetes, SIDA y en algunas personas sometidas a diálisis renal.

Las personas con fenilcetonuria (PKU) pueden ser deficientes en CoQ10 debido a las restricciones dietéticas. Los niveles de CoQ10 también suelen ser más bajos en las personas mayores. La prueba utilizada para evaluar el estado de la CoQ10 no está disponible de forma rutinaria en los laboratorios médicos.

Posibles efectos secundarios de CoQ10

Los suplementos de CoQ10 suelen tomarse para mejorar la salud del corazón, pero también pueden tener otros beneficios. La CoQ10 suele ser segura y bien tolerada, pero algunas personas pueden experimentar efectos secundarios. La CoQ10 puede interactuar con algunos medicamentos, por lo que es importante que hables con tu médico antes de tomarla.

Un estudio aislado en tubo de ensayo informó de que el efecto anticancerígeno de un determinado fármaco reductor del colesterol se bloqueaba al añadir CoQ10. Hasta ahora, los expertos en la materia han dado poca importancia a este informe porque sus resultados aún no se han confirmado en estudios en animales, humanos o incluso en otros estudios de probeta.

El fármaco utilizado en el tubo de ensayo no se utiliza para tratar el cáncer, y la información preliminar sobre el uso de cantidades elevadas de CoQ10 en humanos sugiere la posibilidad de una actividad anticancerígena.

Conclusión: Por qué deberías considerar tomar un suplemento de CoQ10

La CoQ10 es una enzima que se produce de forma natural en el organismo. Se encuentra en todas las células y es necesaria para la producción de energía. Se ha demostrado que la CoQ10 es beneficiosa para la salud del corazón, la prevención del cáncer y el antienvejecimiento.

Los estudios también han demostrado que los niveles de CoQ10 disminuyen con la edad. Un suplemento de CoQ10 puede ser una buena opción para los que quieren mejorar su salud general.

Videos informativos sobre la CoQ10

Enlaces relacionados con la CoQ10