La ilusión de encontrar el amor, esa media naranja después de los 40 años es para algunos hombres y mujeres una verdadera búsqueda. Las mujeres son muy activas y siempre desean encontrar un caballero para ir a cenar, escuchar buena música o tener una cita romántica. Pero los hombres desisten en el mayor de los casos porque para ellos es un privilegio la tranquilidad que han encontrado y ven a las mujeres como una amenaza de la armonía que de pronto han conseguido alcanzar.

Sin embargo, aquí presentamos algunos puntos clave para formar una pareja en estas edades que por su madurez hacen que la búsqueda sea muy especial, lo importante es desear conseguir una pareja y estar preparados de nuevo para revivir la llama del amor. Tener un pensamiento positivo es esencial.

Un aspecto para tener en cuenta es solucionar cualquier problema o dificultad que se hubiera tenido con la anterior pareja. Es esencial que antes de volver a iniciar una nueva relación es conveniente tener resuelto dudas y estar en completa tranquilidad y bien centrada de lo que realmente busca en su nueva relación. De ahí que sea conveniente estar un tiempo en compañía de usted misma.

De igual manera es primordial buscar antes que nada sinceridad en el encuentro, como también plantear tus objetivos sin temor a que el otro renuncie. La comunicación, hablar e intentar conocer al otro con mucha sinceridad.

Procurar conocer a bastantes personas ya sea en bailes, teatro, o hasta en Internet pero teniendo cierta precaución. Una otra opción es por intermedio de la familia, amigos del trabajo, clubes, redes sociales, actividades deportivas, etc.

Lograr ampliar las expectativas o el espectro dentro del perfil que se busca, es decir, no cerrar la puerta a otras posibilidades diferentes a las que siempre hemos creído que es la persona más indicada. Sin embargo, no entrar en un tipo de relación solo por no estar o sentirse sola cuando de antemano se sabe que no cumple con los objetivos que buscas, porque sin duda con el tiempo te darás cuenta que no era la mejor y llegarán las lágrimas y la pérdida de tiempo. Porque está comprobado que buscar una pareja es más allá que la empatía sexual, implica: compromiso, entrega compañerismo, generosidad, comprensión, tolerancia, respeto y dialogo. Son estas actitudes las que van construyendo una relación duradera y no simplemente alguien que llena un vacío del cual luego vas a no querer volver a saber.

Tener una buena actitud, estar abierta y despierta del mundo alrededor porque probablemente esté a la “vuelta de la esquina” y estar en el encierro no va a permitir tener muchas posibilidades para encontrar esa ilusión del amor. Ir a las agencias y consultorías matrimoniales, allí asisten personas que desean formar una pareja y no estar incómoda en dichos lugares que son discretos y ayudan a conseguir en muchos de los casos unir a parejas que están en búsqueda del amor.

En cuanto porque para las mujeres se les dificulta un poco más afirman los especialistas que es debido a que las mujeres son mayoría, en muchas ocasiones están en una mejor posición que los hombres, ellos las quieren más jóvenes, son más exigentes en cuanto a lo físico, al ser las mujeres más pro-activas buscan hombres decididos y comprometidos y cada vez son menos los que cumplen dichos aspectos. Y por último son menos los hombres que desean formalizar una relación en matrimonio pero para la mujer sigue siendo de importancia tal aspecto.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir