Cuando estamos en nuestros 40 años quizá nos sucedan algunos sucesos dolorosos, y que nos cuestan mucho aceptar, una de estas situaciones o sucesos puede ser el perder nuestro empleo de muchos años; aunque este muchas veces puede suceder por diferentes motivos nos causa un daño enorme en nuestras vidas, nuestra estabilidad emocional muchas veces nos afecta, entre las circunstancias que se nos puede presentar y la cual ha provocado la pérdida de nuestro empleo a nuestros 40 años puede ser:

Presencia de una enfermedad que nos haga abandonar el trabajo

La presencia de una enfermedad a nuestros 40 años puede desarrollarse, no debemos tapar el dedo con un solo dedo y aceptar nuestra realidad, estas enfermedades que son producto de la ausencia de ejercicios y de una alimentación inadecuada en la mayoría de los casos, como la diabetes, la presión arterial, una artritis, osteoporosis, problemas sexuales y hormonales. Al suceder esto no necesariamente hace que perdamos nuestro trabajo o empleo porque para todas estas enfermedades gracias a Dios y a la medicina que ha avanzado a pasos agigantados existe una solución o cura, con la cual se puede apaciguar su progreso, controlarlas y hasta curar por completo, pero todos estos decaimientos en la salud suceden prácticamente a la misma vez lo que hace que nuestro rendimiento en el empleo también decaiga considerablemente, lo que hace que las compañías o empresas jubilen o pensionen a sus empleados luego de cierta edad, haciendo que muchas veces las metas, fines y propósitos de estas personas mayores de 40 años se vean menguadas e interrumpidas.

Reducción del rendimiento, eficacia y eficiencia

La edad hace que nuestro cuerpo vaya reduciendo su rendimiento, eficacia y eficiencia, al llegar a los 40 años usted no posee la misma energía, reflejos y empuje con que se cuenta en la juventud, en estos casos golpea más a los hombres que a las mujeres, aquellos hombres que trabajan la tierra, cultivan, se dedican a ser albañiles y constructores de profesión, los que se dedican a cualquier tipo de trabajo donde se implique la fuerza; esta reducción debido a su edad de 40 años hace que sus contratos se vuelvan cada vez menores, que la gente le busque menos, ya que se ve a simple vista que usted pierde mucha energía y sea posible que no pueda cumplir con la tarea a realizar.

A todo lo visto anterior no se preocupe mucho, pues siempre hay una solución para prevenir la pérdida del empleo, consulte con sus jefes y hágale ver todo lo que le está pasando, ellos lo comprenderán y quizá lo que hagan es ponerlo a hacer cualquier cosa que este bajo la condición en la que se encuentre.

Que hacer luego de haber perdido mi empleo a los 40 años

Si usted acaba de perder su trabajo por cualquier motivo o circunstancia, lo primero que debe hacer es no perder el control; recordemos que al ganar años también ganamos experiencia, experiencia que le resulta útil a muchas empresas y compañías; por lo que algunas veces no le resultara muy difícil encontrar otro empleo donde valoraran esa experiencia ganada, algo importante a hacer es conservar lo más que se pueda la compensación por años de servicio que estará recibiendo de la empresa que lo ha liquidado, hacer un buen uso de este capital; gran cantidad de veces lo que hacen muchas personas a los 40 años luego de ser despedidos y recibir una liquidación por su trabajo es esperar la jubilación y emplear este dinero en realizar un negocio propio, esto muchas veces funciona y es algo que puede tomar en su consideración.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir