Es de reconocer que los 40 años de edad es una gran edad, donde nuestra vida está llena de experiencia y de satisfacciones, hemos cumplido metas y sueños; y nos sentimos completamente plenos, aunque existe también un tema que a veces no nos gusta discutir o hablar y es la de prepararnos para una jubilación. Una jubilación o pensión es el descanso que todos necesitamos luego de haber cumplido con varios años de servicio y trabajo a cualquier empresa o compañía, usted no debe sentir miedo ni reprocharse si toma la decisión de jubilarse o pensionarse, para nada esto significara que usted se eche en una silla mecedora, es solamente el inicio de una nueva etapa donde podrá disfrutar, viajar y divertirse; además una jubilación o pensión es solo por el tiempo que trabaja en dicha empresa, luego de esta usted puede colocar cómodamente un negocio donde puede aplicar todos sus conocimientos y educación, y puede sentirse útil y seguir ganando dinero con el sudor de su frente.

La jubilación y pensión varía de acuerdo a los países y el rango de la edad va desde los 45 a 65 años de edad, por lo general sus características son similares en casi todos los países y es un pago mínimo que usted asume al iniciar en una profesión, carrera o empleo, que luego de cumplir con políticas, cuotas y fichas usted gozara al llegar a su límite establecido, existen varios puntos a tomar en cuenta, si usted empieza a trabajar temprano usted gozara de esta jubilación bien pronto, por ejemplo si usted trabaja desde sus 18 años de edad y las cuotas establecidas por el gobierno de su país se basan en años de servicio (dando la posibilidad a cualquier persona de jubilarse o pensionarse luego de 25 años de servicio), usted puede básicamente pedir su jubilación o pensión entre los 43 a 45 años; otro caso es que si usted es atacado por alguna enfermedad, la mayoría de las compañías establecen o contemplan esto en su código laboral o de código de normas de la institución y claro también es reconocido en el gobierno; en la mayoría de los países usted también puede jubilarse u obtener una pensión por invalidez, la cual es otorgada cuando usted padece una enfermedad con la cual se le dificulta hacer o cumplir con el trabajo adecuadamente. Estas son las formas más prácticas en las que usted pueda irse jubilado a casa, aunque existe otra que actualmente está siendo aplicada en diferentes partes del mundo donde la compañía y el empleado aceptan una serie de acuerdos para que así usted pueda irse con una buena suma de dinero o más bien indemnizada por la empresa por mutuo acuerdo, esto muchas veces ocurre porque las empresas o compañías buscan mantener mano de obra útil, eficiente y en óptimas condiciones, y debemos ser claros luego de los 40 años nuestro cuerpo no funciona como antes.

Con una jubilación o pensión a los 40 años no acaba su vida, empieza una nueva etapa de descanso y bienestar, donde le sacara provecho a todo el trabajo, sacrificio y esfuerzo realizado durante años, también debemos aclarar que su jubilación o pensión dependerá de diferentes factores como lo hemos mencionado anteriormente, recuerde esto depende del país donde viva o se encuentre, sus años trabajados y de la condición médica en la que se encuentre; ahora luego de una jubilación o pensión no se le obliga a confinarse en el sofá, a solo dormir y descansar, usted a sus 40 años puede iniciar un negocio propio donde ocupar su mente y seguir ganando dinero.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir