Estás en una etapa en donde ¿tu negocio necesita una actualización? ¿Ideas nuevas para hacerlo crecer? o para ¿seguir manteniendo a tu clientela satisfecha?

Para hacer que tu negocio se mantenga, se consolide y se diversifique es necesario que apliques estos puntos:

  1. Atrévete a ser diferente.
  2. Para emprender no hay reglas.
  3. Imagina, crea, produce y experimenta.
  4. Los empleados son parte fundamental del proyecto.
  5. Trabaja en equipo.
  6. Si detectas una necesidad, apuesta por ella.
  7. Diversifícate.
  8. Haz que tu empresa sea auténtica.

 

Mantener un negocio funcionando es mantener una idea con vida, motivarla, invertirle, estar al pendiente de ella, saber que ha sido una gran idea.

Se necesita que tu proyecto de vida este muy empatado con el proyecto que haz generada para tu negocio. Debido a que tu proyecto de vida es un panorama que facilita el logro de tus metas y es un proceso que implica la actualización constante.

Tu proyecto de vida combinado con tus habilidades hacen que tu negocio sea exitoso, porque estás dedicando tiempo a algo que sabes hacer, te gusta hacer y además te deja dinero.

Así que checa estos puntos, posiblemente encontrarás alguno que necesites reforzar, actualizar o ampliar.

  1. Confusión: Analiza las características de tu negocio y si están alineadas con lo que crees, con lo que están haciendo, o lo que tus empleados creen que están haciendo. Por lo regular existe confusión entre lo que se hace y lo que se cree que uno hace. La misión y la visión de tu empresa debe de estar comprendida por todas las personas que laboran contigo, aún sean tú y alguien mas.
  1. Intuición: La intuición es una herramienta que debemos tomar en cuenta. Convertir la intuición en algo tangible es fácil, hazte las siguientes preguntas; ¿qué necesidad estoy cubriendo? ¿a quién satisface lo que hago? ¿mi servicio a quién beneficia?
  1. Plan de negocios: Si no tienes un plan de negocios armado, es tiempo de que hagas uno. El plan de negocios te ayuda a crecer de forma ordenada y segura. Los expertos dicen que el 80% de los negocios que no tienen un plan de negocios, no superan los 3 años.
  1. Mejora continua: Renuévate, actualízate, mantén tu negocio limpio, ordenado, brillante, siempre listo y adecuado a lo que la gente pide, amolda los nuevos conceptos tecnológicos al estilo de tu negocio.
  1. Obligaciones: siempre cubre tus gastos, tus pagos de impuestos, tus licencias a tiempo, te proporcionará seguridad y tranquilidad para seguir avanzando.
  1. Flujo de efectivo: conoce bien tu ciclo financiero, así sabrás tus necesidades de efectivo para cada periodo y estación del año. Elimina las sorpresas y corrige los altibajos del flujo de efectivo.
  1. Recuperación: Las inversiones se recuperan con las utilidades y el capital de trabajo con las ventas.
  1. Clientes: Da seguimiento a tus clientes, analiza sus estilos de consumo, conoce muy bien quienes son, como se comunican y que les gusta.
  1. Organización: Delega actividades, permite que te ayuden, dale responsabilidades a cada una de las personas que laboran contigo.
  1. Mezclar los gastos: No mezcles los gastos personales con los del negocio. Mantenlos por separado SIEMPRE.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir