Ahora que ya tienes algún dinero por tus años de trabajo ¿Haz pensado alguna vez en poner tu propio negocio? ¿Ser tu propio jefe y en trabajar para ti mismo?

Lo más complicado para poner tu propio negocio, es decidirte a tomar acción. Llevar a cabo la idea que surgió en tu mente. Esa es la única forma de que tu propio negocio se haga realidad.

¿Cuál es una buena idea de negocio? ¿Qué negocio puede funcionar?

Cuando tienes una pasión en tu vida, es más fácil convertirla en negocio ¿qué te gusta? ¿Qué te entretiene? Busca una actividad en la que puedas pasar mucho tiempo y no te canse. Es decir, si te gusta atender gente, puedes poner un negocio que en su mayoría se dedique a eso, a atender personas.

Ejemplos:

  • Te gusta atender gente y te gusta la cocina, puedes poner un pequeño café, a donde puede ir la gente a pasar un rato muy ameno.
  • Te gusta atender gente y te gusta peinar, puedes acondicionar una pequeña área y empezar a dar servicios de corte de cabello y peinados.
  • Te gusta atender gente y te gusta la electricidad, puedes empezar a arreglar cosas en tu casa, a dar servicio de reparación de electrodomésticos.

Hay una opción que siempre ha estado vigente y nunca pasará de moda: el cuidado de niños. Hay gobiernos que dan apoyos para iniciar las guarderías en tu propia casa y hay personas que tienen amigas que necesitan que les cuiden sus hijos y tú solo necesitas ofrecerles este servicio. Si ya criaron a sus hijos, son totalmente capaces de cuidar a otros niños por medio tiempo.

Ahora bien, eres bueno y muy hábil en cuestiones de oficina. Entra en el nuevo campo de trabajo, contrátate por horas desde tu casa. Los nuevos estilos de negocios están buscando mucho a la gente que puede trabajar desde su casa unas cuantas horas sin necesidad de trasladarse a unas oficinas o vivir en cierta ciudad. Estos puestos se llaman “Asistentes Virtuales”, en los cuales no importa tu apariencia y tu edad, ya que el trato será por internet y posiblemente por teléfono. Hay empresarios que están buscando gente capacitada en archivos, en creación de documentos, en atención de llamadas, etc. Esta es una nueva forma de tener tu propio negocio, es un puesto de reciente creación, ya que puedes ser asistente virtual de un empresario por la mañana y de otro por la tarde, sin salir de tu casa.

Y así podemos seguir con ejemplos tan diversos que llenaríamos hojas y hojas de ellos, con esto vas viendo que no es tan difícil idear un negocio que tenga futuro, lo importante es que te decidas a dar un primer paso. Que analices la cantidad de tiempo que tienes disponible, ver las opciones que tienes en tu hogar, o de rentar algún área pequeña o de asociarte con alguien y que decidas dedicarte a desarrollar tu propio proyecto. Para ninguna de las opciones anteriores existe un límite de edad, al contrario, siempre se necesita gente que quiera invertir, seguir generando negocio y creando fuentes de empleo.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir