Uno de los principales motivos que nos mueven hoy en día es nuestro trabajo, el empleo que desempeñamos siempre será la vía a nuestro bienestar y estatus, a los 40 años hemos de tener un buen desarrollo profesional. Para que esto se dé muchas veces necesitamos de estudios, diplomas y maestrías que respalden nuestro aporte a cualquier institución o empresa donde desempañemos un trabajo. Alcanzar un buen empleo, bien remunerado y conforme a nuestro ambiente social y familiar, es una meta a la que aspiramos todos, y es por esto que cuando llegamos a nuestros 40 años de edad este desarrollo se convierte en una necesidad casi obligación.

Alcanzar un buen estatus laboral a los 40 años es una meta de muchas personas, pero para ello debemos cumplir con ciertos procesos o claves para alcanzar este desarrollo personal que a la mayoría nos interesa. A continuación estas claves a seguir:

Estudios: un pilar importante en la obtención del conocimiento, de desenvolver en una profesión adecuadamente es sin duda la educación, lo más seguro es que usted que tiene 40 años de edad ya tenga varios estudios como maestrías o doctorados que ha incluido en su hoja de vida; y si no es así tendrá la suficiente economía para hacerlo, es hora que usted se desarrolle profesionalmente y empiece a crecer laboralmente, personalmente y profesionalmente en su carrera y en su empleo; recuerde siempre es buen tiempo para estudiar sin importar su edad, y básicamente hacerlo también es fácil, hoy día la educación se ha establecido de manera virtual, o sea, no es necesario que usted asista a aburridas clases simplemente usted las puede tomar desde la comodidad de su hogar, oficina o cualquier otro lugar. Todas estas ventajas encontraran en la actualidad así que si no tiene esta preparación para desarrollarse profesionalmente es hora que lo haga a sus 40 años de edad.

Buen desempeño en nuestra jornada de trabajo: otra clave de éxito para alcanzar a plenitud un desarrollo profesional es el actuar correctamente en nuestra jornada de trabajo, sin pereza con empeño y ahínco en lo que se realiza o las tareas a realizar, que nuestros 40 años no nos estorben y sean signos de mal desempeño, a lo contrario es donde debemos presentar lo mejor de nosotros ya que contamos con toda la experiencia que le faltan a los que apenan inician a laborar.

Ser eficaz y eficiente en el ambiente de trabajo es también un punto a tratar, la eficacia es hacer las cosas bien y la eficiencia es hacer las cosas bien pero con rapidez, en todo caso lo que nos resultara un gran punto a favor es la experiencia con la que contamos a nuestra edad. Muchas empresas hacen estudios acerca de la eficiencia y eficacia pero también hacen estudios de acuerdo a la experiencia y a la forma de afrontar los problemas bajo presión, con lo que se cuenta al tener varios años de trabajo en el mismo lugar.

La humildad, honestidad y buenos principios: trataremos este valioso punto de una manera clara y concisa, cuando usted pone en prácticas los buenos modales y hábitos creara un ambiente de confianza, tanto de sus compañeros y sus jefes, lo que creara en ellos una sensación de unidad para con usted, hará que le den respeto y sea de admiración para todos, lo que contribuirá a que cuando haya una plaza de alta gerencia o jefatura, sea usted que por además tener años de servicios quien ocupe muchas veces estas posiciones por haberse comportado con los mejores principios y moral. Sus 40 años deben de apreciarse tanto por experiencia como por comportamiento.

Con estas simples claves usted será capaz de alcanzar el desarrollo profesional que tanto anhela y desea para cuando tenga los 40 años.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir