Cuando contamos con 40 años además del incremento en nuestra edad se nos incrementa el número de responsabilidades y compromisos comprometiendo muchas veces todo nuestro salario y sustento económico. Conseguir un empleo bien remunerado es una obligación, si el trabajo con el que contamos actualmente no llena toda nuestras necesidades debemos mudarnos de compañía y aplicar por nuevos empleos que puedan de una manera u otra ayudarnos y darnos múltiples y nuevos beneficios, a la edad de 40 años queremos una estabilidad laboral, lograr un estatus social cómodo y por supuesto ganar bien y vivir bien.

Después de los 40 años, las oportunidades de conseguir un empleo son reducidas; incluso, existen afirmaciones que indican que en los procesos de selección han sido descartados por tener más de 30 años. La ley posee una prohibición legal para llevar a cabo cualquier tipo de discriminación  laboral, es más común de lo que se piensa que esto suceda, y nunca se denuncia.

Aunque es una tarea sumamente complicada en el mercado laboral ser considerado viejo para una empresa o muy joven para jubilarse en otras hace que las oportunidades para ser contratados sea muy reducida, pero siempre existen campos o competencias donde usted encajara adecuadamente, por ejemplo si usted es una madre o mujer que se ha dedicado sin medidas a su hogar y familia prácticamente todos sus años y es su pareja (el hombre en este caso) el que se encarga de trabajar y llevar el sustento diario a casa, pero por X motivo sea (aumento del costo de la vida, reducción de personal, nuevos compromisos como los estudios universitarios de sus hijos) deba la mujer necesitar un empleo a sus 40 años, quizá para muchas de las empresas le sea difícil contratarla, pero al igual existen carreras o profesiones donde usted encajara de una manera privilegiada como secretarias, oficinistas y registrando datos puede ser una gran opción para usted, también a sus 40 años sea ideal trabajar para guarderías, empresas donde vaya acompañado un control y atención al cliente, lo que tratamos de decir es que luego de los 40 años no del todo se nos cierra el ámbito laboral, claro será más difícil debido a la competencia, a las edades y demás, pero debe concentrarse en lo que mejor sabe hacer y en su experiencia.

Estadísticas de Empleo de Adultos

Si nos vamos a estadísticas veremos que esto es complicado porque las gráficas muestran un número considerable de personas mayores de 40 años desempleados, pero los números estadísticos confunden mucho algunas veces, tenemos que ver lo que sucede a lo contrario que nos dice estas estadísticas de las personas de 20 años, veremos el numero exorbitante de diferencia que existe y veremos como hay más personas desempleadas menores de 40 años, por lo que algunas veces no debemos sentirnos mal por lo que se dice o arrojan las estadísticas. La experiencia y los conocimientos, ambas se obtienen con el paso del tiempo y cualquier persona de 40 años lo que debe hacer es seguirse preparándose, también debemos recordar que el rango de vida ha aumentado, antes se vivía hasta los 60 años en la actualidad debido a los avances médicos, buenos hábitos de vida y alimentación, la vida se extiende hasta los 80 o 90 años, por lo que los 40 años no significa vejez, en esta edad usted le quedan aún muchos años de vida para demostrar y colaborar en cualquier empresa o negocio.

Aun sin cifras oficiales, y teniendo en cuenta que cada región maneja sus datos internos, según cifras de la Secretaria de Desarrollo Económico del país, durante el 2010, la tasa de desempleo en los mayores de 40 años fue del 7,2 por ciento; eso quiere decir 117 mil desempleados en ese rango de edad.

Otra cifra existente es la que dice que los desempleados de más de 40 años tardan el doble de tiempo para encontrar empleo que los de menor edad. Un joven tarda, en promedio 4 meses y 24 días, en comparación con alguien con más de 40, cuyo promedio es de 9 meses y 8 días.

Estrategias para Buscar Empleo

Es por tal motivo, que se hace primordial pensar en estrategias, buscando explorar todo el conocimiento y el camino recorrido que se tiene, la experiencia obtenida en todos esos años de labores es algo fundamental.

La psicóloga Organizacional Johanna Rojas, afirma que siempre existen otras competencias y alternativas que se deben explorar

  • Emprendimiento: Es quizás la opción más difícil de llevar a un feliz término, pero es la que más réditos (renta de un capital) y satisfacciones le podría ofrecer. Teniendo en cuenta los años de experiencia en determinadas áreas, seguro sabrá cómo moverse y obtener éxito
  • Adaptación: De los muchos mitos existentes en los ambientes laborales, el más común es que las personas mayores se resisten al cambio. Explorar otras áreas laborales o mostrarse flexible abiertamente, hablará bien de usted.
  • Red de contactos: Buscar el contacto con antiguos compañeros de universidad y amigos de labores puede ser una buena opción. Poner su situación en conocimiento, puede lograr que alguno de ellos pueda ayudar a encontrar algo estable y productivo. Total, quien mejor que ellos conocen tus habilidades laborales.
  • Manejo del personal: Aprender a entablar relaciones con los compañeros y colaboradores, es algo que se adquiere con los años de trabajo.

La experiencia por sí sola no es suficiente. Es importante capacitarse, ver como está el campo de acción y el tipo de conocimiento necesario para ponerse “a tono” con las nuevas necesidades en el mercado

8 Consejos al Momento de Buscar Empleo

Las personas que son mayores de 40 años, recién licenciados, los desempleados de larga duración o personas con algún tipo de discapacidad, física o mental, son los colectivos que tienen más dificultad al momento de encontrar trabajo, ya que al ser un sector que no tiene experiencia (los recién graduados) o a perdido su actividad laboral, se encuentran con grandes complicaciones para reincorporarse al mundo laboral.

Con el fin de ayudar en la búsqueda de un empleo, esperamos que esta lista de consejos útiles sirva de guía para mantener la esperanza y seguir luchando por otra oportunidad profesional:

  1. Aunque suene a frase cliché, lo primero es no desanimarse ni perder la esperanza. Positivismo, paciencia y perseverancia. Con el tiempo las cosas se solucionan.
  2. Sí, es verdad que asistimos a la universidad con la intensión de ejercer lo que nos apasiona, pero también se debe ser consciente que se debe buscar ese empleo lo antes posible, pero no te cierres puertas. Aunque no consigas un trabajo con las características que realizaba anteriormente o que este peor remunerado; lo más importante es encontrar algo, mientras sigue buscando su trabajo ideal.
  3. Todo se vende, es por eso que debes venderte bien, sacando provecho de tus fortalezas. Es verdad que los jóvenes tienen la vitalidad y pueden estar formados en temas actuales, pero tú cuentas con algo que ellos no: experiencia laboral de los años de trabajo e igual o más importante son las experiencias vividas. Las empresas buscan personas competentes, que puedan trabajar en equipo, excelentes relaciones con las demás personas, facilidad de adaptación a diversas situaciones, con madurez emocional para aportar ejemplos de experiencias vividas, que solo se adquiere mediante la experiencia. Es claro que la formación es clave, pero también lo son las características que se tiene, y la idea es sacar provecho.
  4. Recuerda a tus contactos. Estoy seguro que en tu puesto anterior de trabajo has tenido contacto con muchas personas que laboran en tu mismo sector que pueden ayudarte para otro puesto de trabajo.
  5. Estar constantemente actualizado. Tu competencia es con jóvenes salidos de la universidad, que están al tanto de las novedades en el sector, sin olvidar que son expertos en nuevas tecnologías. Es imprescindible la especialización continua. Buscar los perfiles más demandados y encaminar la formación hacia esa meta. Medio ambiente, internet, redes sociales, marketing online; muchos campos que empiezan a ser importantes para las profesiones del futuro.
  6. La formación ocupacional puede ser una buena opción. En estos programas se cuenta con formación para personas en paro, cursos que ofrecen a preparación básica para incorporarse a puestos laborales
  7. Existen talleres de empleo, que ofrecen formación profesional y prácticas para aprender un oficio. Adicional. Se ofrece contrato de formación.
  8. Si no te basta con lo anterior, puede montar tu propio negocio. Hay escuelas de negocios que te brindan la formación necesaria.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir