Muchas mujeres en el mundo sufren trastornos alimenticios, su vida está controlada por la comida y el subir y bajar de peso se convierte en una rutina, con frecuencia se encuentran aisladas, deprimidas y desconsoladas, sufren de un desorden alimenticio que puede ser fatal, la mente se focaliza más en la comida cuando se pierde y sube drásticamente de peso, no necesariamente todas las personas que desarrollan una dieta desarrollan un trastorno alimenticio, son aquellas que no pueden controlar los límites de peso las cuales pueden llegar a una enfermedad como la anorexia o la bulimia, las aptitudes, pensamientos, relaciones, la salud física son afectadas por un trastorno alimenticio, es por ello que debemos contar con todas las medidas y más si es una mujer de 40 años o más.

Todos somos conscientes de lo que es sano o es malo, no es la falta de conocimiento lo que nos hace caer en malos hábitos alimenticios, la falta de autoestima es uno de los principales causas con que usted puede caer en un mal hábito alimenticio, la invasión de productos grasos o comida chatarra son también precursores de un mal hábito alimenticio, otros problemas como un divorcio, el trabajo y otras situaciones sentimentales en la edad de 40 años hacen que perdamos muchas veces el control y no estemos en un peso estable.

A los 40 a 50 años ocurre un cambio corporal, que muchas veces se llama trastorno de la imagen corporal, la cual se compone de una percepción corporal de la imagen, la cual es donde uno se ve a sí mismo gordo o flaco sin estarlo, son puras fantasías que se hacen en la mente y que pueden llevar a la depresión, anorexia o bulimia según sea el caso. Debemos conocer que perspectiva es la más adecuada en determinado trastorno, por ejemplo la anorexia y la bulimia debe ser tratado como un síntoma no como enfermedad, ya que es la mente la que se debe trabajar, en estos casos es muy importante tratarlo con profesionales quienes dictaminaran el tratamiento adecuado.

Si usted tiene un problema de sobre peso, se dará cuenta que de acuerdo al estado anímico usted estará ingiriendo de igual forma alimentos, este trastorno es muy visto en casi todas las personas, pongamos un ejemplo más claro para que pueda comprender mejor de lo que se trata, si usted está enojado, por ejemplo empezara a comer alimentos grasos, como tortillas, frijoles y similares, si esta un tanto triste, buscara alimentos con azucares, como dulces, postres, helados y similares, por lo que podemos concluir nuevamente que muchas veces la enfermedad viene de la mente y luego el cuerpo el que actúa. También hay que reconocer que las emociones influyen en los trastornos alimenticios luego de los 40 años, muchos factores también influyen, como las modelos que salen en la televisión y es cuando nuestras emociones se encuentran con estas vivencias cuando nos damos cuenta de lo que estamos consumiendo, es importante saber qué es lo que realmente está ocurriendo, y muchas veces provocando el sobre peso, anorexia o bulimia en nuestros 40 años.

Existen diferentes tipos de trastornos alimenticios como la alcohorexia (donde las personas suplantan el alcohol por las comidas para mantenerse delgados), la anorexia (donde las personas casi no comen, o lo que ingieren luego lo expulsan tras un vomito), la bulimia (donde las personas se alimentan a cada momento y no se sienten llenas o satisfechas); en los 40 años debemos concentrarnos en todos estos trastornos alimenticios en los que se puede caer, la falta de confianza o amor por uno mismo, la baja autoestima y situaciones que nos afectan a nuestro alrededor son los enemigos más grandes para mantener buenos y sanos hábitos de alimentación.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir