La disfunción eréctil es sencillamente no lograr una erección o mantener la erección el tiempo necesario para completar una relación sexual, al llegar a los 40 años muchos hombres pueden presentar esta situación, de la cual de una manera u otra se presentara en alguna etapa de la vida de todo hombre. Cuando usted sufre cualquier tipo de problema de disfunción eréctil no es que sea o quede impotente, sino se convierte en un problema de satisfacer a la pareja, pues al no mantener una erección hará que su miembro se emblandezca y no pueda proseguir con el acto sexual, en muchos casos ni siquiera iniciar. Para muchos hombres aceptar que tienen disfunción eréctil puede ser penoso, preocupante o pueden ignorarlo, con quien hablan de estos temas, a quien consultan, como se afecta su vida de pareja.

Para un hombre le resulta difícil aceptar este cambio en el cuerpo, lo cual hace que un hombre se sienta inseguro y su masculinidad se ve en aprietos, recordemos que todo hombre se siente satisfecho y varonil por como hace el amor, debido a su desenvolvimiento en el acto sexual, lo que pega muy duro cuando está empezando a desarrollarse el problema de disfunción eréctil, por ende usted a sus 40 años debe enfocarse y mentalizarse a que esto le va a suceder, para que así el golpe sea más fácil de asimilar cuando esto ocurra. Si no tenemos cuidado este pequeño problema puede repercutir e impactar mucho en la relación de pareja, es muy común ver como muchas parejas se separan, recurren a divorcios por no tener el cuidado apropiado en la disfunción eréctil a los 40 años, siempre que se encuentre este cuadro debe atenderse de inmediato con profesionales para que se soluciones o ayude en el tema.

Debemos tener muy presente que una erección son reflejos involuntarios, gobernados por una parte del sistema autónomo y por ciertas sustancias que operan, es decir no hay ningún hombre que voluntariamente le ordene a su miembro que se pare o baje, cuando el hombre empieza a luchar por que esto sucede (que su miembro funciones como antes) y esto no pasa cada vez se ira frustrando, empeorando la situación, porque ya no llega a ser un problema de solo el cuerpo o el pene, aparecen entonces síntomas psicológicos que afectan aun más la situación, para ello es valioso que además de atenderse con un sexólogo, urólogo tenga en cuenta una ayuda emocional a sus 40 años, su mujer influirá mucho en este inconveniente, y se recomienda que asistan ambos a terapia psicológica para no llegar a problemas severos como la causa de un divorcio.

En la actualidad existe una solución para la disfunción eréctil en el hombre, existen pastillas y fármacos que pueden hacer que su virilidad pueda nuevamente ser retomada luego de sus 40 años, no se preocupe demasiado por este problema, muchos lo padecen, lo que si de considerar antes de tomar cualquier pastilla o fármaco es percatarse de contar con buena salud, con un corazón sano y un aparato circulatorio adecuado, recuerde que para que exista una erección es necesario que el corazón bombee mucha sangre a su pene. Y si usted no padece de una disfunción eréctil a sus 40 años debe empezar a tomar medidas para que esto no le ocurra precozmente, mantener buena salud es vital para que esto no suceda, procure hacer ejercicios, comer sanamente, conserve su peso estable sin caer en sobrepeso u obesidad, trate de llevar un ritmo sexual adecuado no excederse o extralimitarse teniendo sexo a diario, recuerde usted debe disfrutar del sexo en pareja, con todo esto lo más seguro es que usted conserve su virilidad por muchos años sin problemas.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir