Entre los 40 y los 60 años la mayoría de las personas pasan por sentir un cierto cansancio corporal, hay menos energía y menos ganas de cumplir con las rutinas laborales diarias. Por lo general se le atribuye al cansancio o al aburrimiento o  al estrés. Todo posiblemente a causa de estar realizando la misma actividad durante muchos años.

En el hombre suele ser llamada la edad de la experiencia. En este caso las funciones sexuales, por fuera de éste rango de edad, suelen ser diferentes en cuanto a factores desencadenantes y características individuales. El resultado puede que se desencadene en problemas con la pareja o el matrimonio en sí, todo lo anterior por la rutina de su vida y por tanto las consecuencias en la vida sexual pueden ser bastantes notorias. Es así, que la edad entre los 40/45 años el hombre pasa por una crisis llamada “crisis de la edad media”.

Pero, es conveniente descartar que  se encuentre con  la fibromialgia o el síndrome de la fatiga crónica, en su gran mayoría son las mujeres las más afectadas. Entonces, ir al trabajo o hacer la comida hasta incluso salir a pasear, puede ser aburrido o sentirse agotado. El resultado de esto es una mezcla de dolor físico y cansancio permanente que se inicia en la mañana y se sostiene durante todo el día, puede ser esta patología incapacitante.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir