Se ha demostrado como la actividad de la jardinería puede ofrecer altos beneficios para mantener a personas mayores de edad fuertes y saludables, les proporciona la garantía de estar en forma; además, de que disfrutan de un ejercicio sano y en casa, sin contar que algunas de sus siembras son productos naturales para su propio consumo. Sin embargo, algún tipo de enfermedad o discapacidad puede restringir que su participación en la jardinería sea algo constante o impedir un mayor tiempo de dedicación. Pero, esto se puede solucionar con una planificación y algunos cambios que pueda ayudarle a crear un espacio accesible, seguro y agradable.

Se ha comprobado que realizar este tipo de actividad crea un ambiente familiar sano, además que se reduce el riesgo de un ataque cardiaco y accidente cerebrovascular (ACV), afirman los especialistas. Se reduce cualquiera de estos riesgos en un casi 30%, e incluso pueden alargar la vida.

Sin embargo, advierten que sigue siendo básico el ejercicio formal, este procurará igualmente mantener a la persona activa y con menor riesgo de los demás que no practican con regularidad un ejercicio físico.

Se han realizado múltiples investigaciones y cada vez se demuestra que las personas cuyas actividades diarias las mantenían en movimiento reducen el riesgo de un ataque cardiaco o ACV en un 27 por ciento, y el riesgo de morir de cualquier causa en un 30%, en comparación con personas que pasaban menor cantidad de tiempo de pie.

Es así, que fomentar una actividad tan divertida y sana como la jardinería es una excelente opción de vida y mantener una salud cardiovascular estable y posiblemente una mayor longevidad.

Dentro de las ventajas que proporciona la actividad física es que mejora la movilidad y la flexibilidad, con la jardinería se estimula el cuerpo sin que parezca que hace ejercicio. Por ejemplo, permite que múltiples áreas del cuerpo se muevan como al agacharse o doblarse, mejorando con esto las actividades motoras. Igualmente mejora la resistencia muscular, la fuerza muscular al cavar la tierra o quitar las malas hierbas. Otra gran ventaja es que la jardinería ayuda a reducir o prevenir problemas de enfermedades como la osteoporosis. Ayuda también a reducir los niveles de estrés, permitiendo sentirse la persona relajada y así con mayor facilidad va a descansar mejor. La agudeza mental es otra de las actividades que se mejora debido que es una actividad que se hace al aire libre y requiere que se realice en actividad y concentración.

Para las personas que realizan este tipo de actividades, se sienten bien satisfechas de realizar algo útil, así tenga un poco de dolor en el cuerpo, además de estar alimentándose con verduras del propio jardín que es mucho más saludable y con alto valor nutricional.

No olvidar utilizar la herramienta básica y tener cuidado con las herramientas eléctricas, atender con prontitud alguna cortadura, picadura o contusión, verificar que los caminos o senderos sean planos y antideslizantes, asegure las puertas, haga descansos cada vez que lo necesite.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir