Las opciones para mantenerte bella, sana y con energía son variadas y económicas. Sin importar la edad que tengamos las podemos aplicar. Nuestro cuerpo siempre necesita ser consentido y cuidado para verse bien, para uno mismo y para los que viven con nosotros. Disfrutar de un masaje relajante es un lujo que puedes darte en casa. Separa un par de horas para consentirte en tu hogar y disfrutar de las delicias de un masaje reparador.

Lo que te proponemos es que hagas esta simple y sencilla rutina para eliminar el estrés. Puedes ambientar tu hogar o tu baño a tu gusto, con flores, aromas, inciensos, música relajante, hacerla sola o en pareja. La decisión es toda tuya.

Esta rutina es especialmente buena para mitigar la tensión en el cuello, que con frecuencia ocasiona dolores de cabeza o rigidez. Al terminar la rutina de masaje, sentirás el beneficio y tendrás más energía para el resto del día o para disfrutar de una gran noche.

Para aplicar este automasaje eliminador de estrés, puedes tomarte de 5 a 30 minutos.

1.- Apoya ambos codos sobre una mesa y coloca los dedos en la parte de atrás del cuello en ambos lados de la columna. Mano derecha sobre el lado derecho del cuello, mano izquierda sobre el lado izquierdo del cuerpo. Inclina ligeramente la cabeza hacia el frente. Asegúrate de estar en una posición cómoda. Enseguida, con la yema de los dedos, trabaja a lo largo del cuello, por ambos lados de las vértebras, rotando los dedos y aplicando presión.

2.- Baja la mano izquierda y apóyala sobre la mesa, la mano derecha apóyala sobre el hombro izquierdo. Gira ligeramente la cabeza hacia el lado opuesto del lado en que estás dando masaje, aprieta el músculo entre los dedos y el monte de la palma de tu mano, moviéndola de la base del cuello a la orilla del hombro.

3.-  En la misma posición que el paso 2, pon los dedos sobre el músculo del hombro y mueve las yemas en círculos aplicando cierta presión, una vez más moviéndose de la base del cuello a la orilla del hombro.

4.- Cambia de la lado y repite los pasos 2 y 3.

5.- Para complementar el masaje toma los lóbulos de las orejas entre el pulgar y el dedo índice, cierra los ojos y visualiza una escena tranquila y agradable. Respira profundamente y al exhalar tira de los lóbulos hacia abajo y hacia fuera muy despacio.

6.- Toma un poco de agua y listo, el masaje ha terminado.

Esta sencilla rutina es de gran ayuda para eliminar la acumulación de estrés, diario. Organiza un spa privado y consiéntete, vale la pena probar este masaje, ya que al mismo tiempo que estás eliminando estrés, estás suavizando las líneas de expresión de tu rostro. El ritmo cardiaco se nivela y tus músculos descansan y se relajan.

Al hacerlo en pareja, la sensación de relajación aumenta y tu compañero puede colocarte un aceite de almendras o una crema suavizante.

Darte estos pequeños espacios para ti, además de ayudarte muscularmente, ayuda a mantener tu belleza, mantener en buen estado nuestra autoestima, nos mantienen en buen estado físico por la eliminación del estres y con un excelente estado de ánimo.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir