En la edad adulta y específicamente a partir de los 40 en adelante, se debe procurar una nutrición que logre mantener una salud adecuada y prevenir el desarrollo de cualquier enfermedad y, esto se logra mediante un seguimiento a una alimentación balanceada, equilibrada y sana y de acuerdo al sexo, actividad física y edad de la persona.

Los estudios demuestran que la nutrición no es solamente una herramienta que se emplea para evitar cualquier sobrepeso, sino enfermedades por deficiencia y como una defensa contra los trastornos crónicos. Estos hábitos alimentarios saludables se pueden combinar con las rutinas de vida propicios que incluyan una regular práctica de acondicionamiento físico, igual que la reducción de tóxicos como el cigarrillo o alcohol o comidas grasosas.

La dieta siempre juega un papel predominante en la pérdida de peso, escoger los alimentos adecuados  para quemar grasa puede contribuir no solo a un estado físico ideal sino a un atractivo estético de la persona. Es un aprendizaje continuo y si éste se combina con un ejercicio cardiovascular, con entrenamiento de resistencia, junto a una dieta adecuada, sorprendentemente va a dar los resultados esperados en cuanto a derretir esos centímetros de grasa.

A partir de cierta edad, muchas personas deben enfrentar  los retos por continuar siendo delgada o lograr perder el peso deseado, pero en algunos los cambios metabólicos pueden inhibir la pérdida de peso, lo importante acá es reconocer los alimentos de la dieta que son los ideales para quemar grasa, estos son llamados “termogénicos”, son nombrados así porque necesitamos más energía para digerirlos. Recordemos que las calorías es la unidad fundamental de medida de la cantidad de energía que se encuentran en los alimentos. Así que con este dato podemos saber cuáles alimentos son termogénicos. Es la manera de ir aportando a su dieta la quema suficiente de calorías y ayudarle a su cuerpo a ir perdiendo el peso que necesita. Y lo mejor, pronto  podrá reducir la brecha entre el cuerpo ideal y el cuerpo con exceso de grasa.

Tenemos entonces que para las personas entre 40 y 50 años pueden optar por una dieta balanceada que incluya la combinación de frutas (diversas), granos integrales, verduras, proteínas magras y productos lácteos bajos en grasa. Igualmente elegir alimentos bajos en grasas saturadas, colesterol y grasas trans, tan perjudicial al organismo, además azúcares y sal bajos. Son porciones proporcionadas y selecciones saludables, igualmente organizar un menú de la semana que incorpore equilibrio y diversidad.

Dentro de las verduras escoger la de hoja verde como brócoli, espinacas, acelgas, en frutas utilizar el mango africano que posee la capacidad de estimular el metabolismo, el Maqui que tiene propiedades termogénicas.

Para estas dietas se recomienda su uso por más de tres meses consecutivos y un descanso bimensual, teniendo en cuenta las recomendaciones del dietista.

En el caso de las personas sedentarias, con malos hábitos alimenticios, que suelen tener actividades ligeras de oficina o una labor liviana, con horarios de alimentación desorganizado y hasta saltan la hora del desayuno tienen definitivamente que pedir un S.OS para lograr balancear el nivel de su organismo.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir