El Alzheimer es una enfermedad progresiva e irreversible del cerebro que destruye lentamente la memoria y las aptitudes del pensamiento, además con el tiempo, realizar las tareas simples del hogar se es incapaz. En la mayoría de los casos personas afectadas con dicha enfermedad, ven aparecer los síntomas después de los 60 años de edad.

En las personas mayores es la causa más común de demencia.  La cual es la pérdida del funcionamiento cognitivo, es decir, recordar, razonar hasta el punto que interfiere con las actividades diarias de la persona que la padece. Los cálculos en cifras, según los expertos hablan de 5.1 millones en Estados Unidos.  Siendo una alarmante cifra por la alta cantidad de personas.

Aún no se sabe qué inicia el proceso de la enfermedad de Alzheimer, sí se reconoce que el cerebro sufre el daño entre 10 a 20 años antes de que algo sea evidente. Esto debido a que los ovillos se empiezan a desarrollar en la parte profunda del cerebro, en la zona llamada corteza entorinal. A medida que esto se propaga empiezan a morir las neuronas y con el tiempo el aumento de éstas es mayor. Y las regiones afectadas del cerebro comienzan a encogerse. En la fase final los tejidos del cerebro se encogen considerablemente y los daños se extienden en todo el cerebro.

Ahora bien, la enfermedad de Alzheimer de inicio precoz se da cuando afecta a una persona menor de 65 años. Este tipo de personas pueden desarrollar los síntomas ya en los 30 o 40 años de edad, pero la mayoría están entre los 50 o 60 años. La enfermedad de Alzheimer  de inicio precoz no es tan común, menos del 5 por ciento de las personas lo padecen a edad temprana.

Para detectar una de estas señales a edad temprana, es olvidar una información recién aprendida. O se olvidan fechas y hasta eventos importantes. Y lógicamente depende de sistemas de ayuda de memoria como notas de cuaderno o dispositivos electrónicos o en el apoyo de la familia para hacer que las cosas no se olviden.

El otro factor o señal  son los problemas de memoria tienen una condición llamada deterioro cognitivo leve amnésico (DCL o MCI en inglés). Así notamos que personas afectadas por este problema de los que normalmente tienen las personas de misma edad, pero en este caso sus síntomas no son tan severos como los de aquellas cuando tienen la enfermedad. Es así, cuando se comparan con personas que no tienen DCL, la mayoría de las personas que sí lo tienen finalizan desarrollando el Alzheimer. Otros estudios apuntan a un reciente descubrimiento entre el sentido del olfato y problemas cognitivos, es un vínculo que arrojan estas investigaciones.

Las diferencias que se han encontrado entre el inicio de la enfermedad de Alzheimer no está si comienza precozmente o con un inicio tardío, sino que incluyen lo siguiente: La Genética: algunos genes extraños pueden hacer que comience a edad temprana, a esto se le llama “Alzheimer hereditario”. Y el diagnóstico, ya que para un médico puede tomarse más tiempo en diagnosticar el Alzheimer de inicio precoz.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir