La diabetes es una enfermedad donde se elevan los niveles de glucemia en la sangre, es causada por un daño en el páncreas que produce una hormona llamada insulina, la cual facilita la entrada del azúcar a las células para que se genere la energía vital, en los pacientes diabéticos hay una ausencia parcial o absoluta de esta insulina y esto genere que los niveles de glucemia se disparen o suban en la sangre. Se calcula que existen más de 400 millones de personas que padecen esta enfermedad y que cada 40 o 60 minutos aparecen cada vez entre 50 a 100 casos de diabetes en el mundo. Cuando usted llega a los 40 años debe prestar mucha atención y cuidado a no caer en una diabetes, recuerde que su vida y rutina se vuelven un poco monótonas (del trabajo a la casa y de la casa al trabajo), y es donde la alimentación jugara un papel importante, no se sature de grasas, las comidas chatarras elimínelas de su alimentación así como los dulces, pasteles o cualquier otro producto que contenga azucares.

¿Cómo usted puede saber si es diabético?

Básicamente consultar en sus 40 años al médico es una obligación, y es con este y mediante exámenes pertinentes los medios en que usted puede ser diagnosticado con diabetes, prácticamente hay 4 formas o casos en las que los exámenes confirmaran si está usted padeciendo o no de una diabetes, basta con que presente un cuadro uno solo de los 4 para que usted padezca la diabetes, a continuación las detallamos:

Caso 1

Que tenga la glucemia en el examen mayor que 200 independientemente que haya ayunado o no.

Caso 2

Que tenga la glucemia en el examen mayor de 120 durante una semana continua en ayuna.

Caso 3

Luego de comer un dulce(o se someta a una prueba de tolerancia), tenga la glucemia en el examen mayor de 200.

Caso 4

En la cual se realiza un examen llamado hemoglobina glucosilada mayor de 6.5%.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

La diabetes se caracteriza por que los pacientes o los que la padecen empiezan a sentir debilidad, fatiga, cansancio, dolor de cabeza, habitualmente comienzan a perder peso a pesar de tener buen apetito, y los dos síntomas más conocidos por supuesto que son la sed excesiva y la poca retención de líquidos, que hace que vaya al baño continuamente a orinar. Si usted presenta 1 o más síntomas con frecuencia en sus 40 años apersónese a su médico, él le enviara los medicamentos, tratamientos y exámenes necesarios para corregir cualquier anomalía.

¿Cuántos tipos de diabetes existen?

Básicamente existen 2 tipos o estereotipos de diabéticos, los diabéticos tipo 1 o juveniles los cuales son las personas que aparecen antes de los 40 años, casi siempre tienen ausencia completa de la insulina, estos chicos por razones desconocidas algunas veces nacen con este problema otros lo desarrollan a temprana edad y la otra que nos interesa en este caso es la diabetes tipo 2 la cual aparece luego de nuestros 40 años, la obesidad y el sobrepeso es causante del 80% de los que la padecen, en los pacientes de diabetes tipo 2 algo a reconocer es que el 50% de estos casos o la mitad de estos pueden o no presentar los síntomas, por lo que su atención y citas médicas deben ser frecuentes, su salud es primordial para que se pueda mantener en óptimas condiciones en sus hermosos 40 años.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento va a depender del tipo de diabetes y precisamente de cuanta insulina produce el cuerpo, si es parcial se puede atacar con medicamentos orales, ejercicios y dietas; si es ausencia absoluta de insulina será necesario el inyectar directamente insulina al cuerpo, en cuanto al tipo de diabetes el tipo 1 es necesario aplicar insulina y en nuestro caso el tipo 2 puede o no requerir la aplicación de insulina de una manera directa, en todo caso es el doctor quien le indicara el mejor tratamiento de presentarle una diabetes.

A pesar de todo, estos trastornos en nuestro cuerpo pueden ser evitados, y en nuestros 40 años es importante hacer ejercicios, salir de la rutina, alimentarnos bien y asistir a revisiones periódicas con nuestro doctor.

 

 

 

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir