Si en el momento de estar durmiendo encuentra que tu pareja comienza a “hablar dormido” no pares las alarmas, a esta conducta somniloquía. Es considerado una parasomnia que es un tipo de trastorno en la conducta relacionado con el sueño. Básicamente se refiere al acto anormal de que mientras duermes puede hablar, muchos niños balbucean, en los adultos son capaces de mantener una conversación la cual la pueden hacer en voz baja o por el contrario muy fuerte y hasta pueden dar un discurso claro y elocuente con o sin coherencia, hasta con insultos y lo peor de todo es que al siguiente día no recuerdan absolutamente nada. Generalmente es considerada por médicos o psicólogos como una condición sin poco riesgo.

Pero para el que tiene que convivir con eso sí le puede llamar mucho la atención y nada extraño de ver a su pareja hablar con los ojos cerrados y hasta sentarse en la cama a platicar. Por lo general esto suele ocurrir en la madrugada y es algo verdaderamente sorprendente y peculiar, la situación, pero esto a qué se debe, cuáles serán sus posibles causas, en qué edad es más frecuente, veamos entonces:

Lo cierto es que aún los estudiosos del tema no han logrado determinar aún si todo ese palabrerío está asociado con alguna actividad específica del cerebro. Lo que generalmente sucede es que la somnilaquía aparece sin ninguna causa aparente y no representa daño alguno.

Son dos los ejemplos del trastorno del sueño que pueden desarrollar somnilaquía, el primero es el trastorno conductual del sueño REM y el segundo son los terrores nocturnos. En éste último por lo general, incluyen gritos de pavor y hasta movimientos corporales con golpes y patadas de puño. Para este caso es difícil despertar a alguien que padece un episodio por el estilo.

Ahora creer que tu pareja va declarar alguna infidencia o va a confesar algo que oculta no será posible, porque las investigaciones han demostrado que por lo común no se trata de algo interesante, sino que más bien, son discursos sin sentido que puede durar entre 1 y 2 segundos. Pero lo que sí no se puede desconocer es que es un acto fascinante que llama muchísimo la atención, aclarando que si no eres la pareja que acompaña el sueño.

Sin embargo, para reducir esta conducta los expertos recomiendan eliminar el estrés y dormir un mínimo de siete horas por la noche. E igualmente para llevar a la consulta con el especialista se recomienda llevar una especie de diario donde anote los diferentes patrones de comportamiento. Igualmente los profesionales recomiendan el uso de equipos ozonizadores ionizadores, que es un dispositivo que no sólo elimina olores y mejora la higiene del aire, sino que además neutraliza los iones positivos libre, dando al ambiente un clima de bienestar y tranquilidad al dormir. No obstante hay que descartar con tu pareja si hablar en la noche va acompañado por algún tipo de ejercicio como correr, o ya en casos más específicos estar asociado algún trastorno psiquiátrico como por ejemplo, la ansiedad o igualmente relacionado con el sonambulismo o la posiblemente la apnea.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir