El cuidado de los ojos y la salud visual se convierte en una de las principales decisiones para preservar el bienestar. No importa la época del año, siempre es importante darle una revisión a los factores prioritarios en esta jornada preventiva. Después de los cuarenta años es imprescindible tener presente las recomendaciones necesarias y estar atentos a cualquier situación anómala que aparezca al momento de leer, ver televisión, estar al frente del computador y demás.

El siguiente artículo es un resumen de recomendaciones de los especialistas en esa parte del cuerpo:

  1. DETECCION TEMPRANA: Realizar una revisión anual, para detectar de forma temprana cualquier problema ocular o ametropías (miopía, hipermetropía y astigmatismo). El glaucoma y la degeneración macular, entre otros, tiene mejor pronóstico  al ser detectadas y tratadas de forma precoz. Aquellos errores refractivos que no son corregidos generan un esfuerzo  visual con dificultad para enfocar, cefaleas y fatiga ocular.
  2. BUENA ALIMENTACION: La alimentación sana es necesaria en todas las formas de salud posibles, especialmente en la visual. Vitaminas A, C y E, el zinc y el selenio (minerales), luteína y la zeaxantina (pigmentos) y los ácidos como el Omega 3, son esenciales para la retina y retrasar el proceso de envejecimiento de la estructura ocular. Estas sustancias se encuentran en las verduras, pescado graso, frutas, mariscos y frutos secos.
  3. SUPLEMENTOS: Los suplementos de minerales y las vitaminas deben complementar las dietas, especialmente en los casos de enfermos y personas mayores que no estén llevando una alimentación adecuada y en aquellos pacientes que presentan patologías oftalmológicas que necesiten una mayor ingestión de los mismos.
  4. DOLOR E IRRITACION: El área ocular se mantiene transparente gracias a la lubricación de su película lagrimal. Cuando se parpadea, se recubre el ojo con la película. Al fijar la vista al computador, un libro o la televisión, se reduce la amplitud y frecuencia del parpadeo, haciendo que se cause sequedad ocular, lo que resulta en molestias como dolor, enrojecimiento y lagrimeo por reflejo. En ese caso se aconseja el uso de lágrimas artificiales, tanto en las ocasiones antes mencionadas, como en situaciones ambientales adversas como calefacción, aire acondicionado, humo, etc.
  5. PROTECCION ULTRAVIOLETA: En la actualidad, no es secreto que la radiación ultravioleta está generando cambios en el cuerpo. Las alteraciones en todas las estructuras del ojo llegan a niveles agudos y crónicos. Ya no basta con que no haya sol, se deben resguardarlos tras unas gafas homologadas con protección garantizada (filtro contra los UV).
  6. PROTECCION AL HACER DEPORTE: Según el deporte, se deben usar lentes para su protección, no solo por las radiaciones solares, sino también para evitar posibles traumatismos y el daño causado por factores como el viento, el polvo y la arena.
  7. NUNCA FROTARSE LOS OJOS: Aunque es un movimiento instintivo, ante un objeto extraño, contaminación ocular o la llegada de una sustancia química, lo más aconsejable es un lavado con agua limpia en abundancia de forma inmediata, antes de acudir al oftalmólogo. No se debe frotar nunca los ojos.
  8. ILUMINACION NECESARIA: Una buena luz es imprescindible para reducir la fatiga visual. Al momento de leer, se debe situar la luz detrás de nosotros y estar enfocada en el libro. Al usar computadora o mirando la televisión, evitar los reflejos de luz sobre la pantalla.
  9. DESCANSO VISUAL: El relajar las estructuras oculares, los encargados de la acomodación (el llamado: Enfoque), también logra reducir el estrés en los ojos al mantener una tarea determinada por largo tiempo. El consejo es retirar la vista de lo que se enfoca (una pantalla o un libro), cada 15 minutos, durante 20 – 30 segundos.
  10. CREAR CONCIENCIA: Educar a las futuras generaciones y hacer que la sociedad tome conciencia sobre las medidas básicas para el cuidado de los ojos, ese órgano que permite descubrir y gozar las maravillas que nos rodean.

CONSEJOS SIMPLES PARA OJOS SANOS

Los ojos son parte importante en nuestra vida. Existen muchas cosas que se pueden hacer para que se mantengan sanos y asegurar seguir viendo lo mejor posible. Unos consejos para tener ojos sanos en los años dorados:

Hacer un examen total de los ojos, con dilatación pupilar

Puede creer que su visión está bien, o que sus ojos están sanos. La única forma de estar muy seguros, es visitando a su oculista de confianza para el examen de ojos completos con dilatación pupilar. Algunas personas ignoran que pueden ver mejor con lentes de contacto o con anteojos. Muchas enfermedades de los ojos, como el glaucoma, la enfermedad diabética del ojo y la degeneración bacular (relacionada con la edad), por lo general no presentan ningún tipo de aviso. El examen de los ojos con dilatación pupilar es la única forma de detectar dichas enfermedades.

Conozca la historia familiar de la salud visual

Es importante hablar con los miembros de la familia sobre la historia de la salud visual. Saber si han sido diagnosticado con una enfermedad o condición, ya que algunas son hereditarias, mostrando que tanto riesgo tiene de sufrir problemas visuales.

Buscar mantener un peso saludable

Estar obeso o con sobre peso puede aumentar la posibilidad de sufrir diabetes y demás condiciones sistémicas, llevando a la pérdida de la visión, glaucoma o diabetes del ojo. Si es difícil mantener el peso, consulte con su médico de confianza

Y recordemos una frase para tener presente: “Saber ver no es lo mismo que ver bien.  Nos vemos”.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir