El alcoholismo es el consumo de manera excesiva de alcohol en forma prolongada, creando la dependencia del mismo. Es una enfermedad crónica, la cual interfiere en la salud física, mental social y/o familiar, también afecta las responsabilidades laborales

El alcoholismo es considerado un tipo de drogodependencia, existiendo dos tipos de adicción: la física y la psicológica.

AlcoholismoLa dependencia física se muestra a sí misma, cuando se interrumpe su ingesta, con síntomas tan claros como la tolerancia, cada vez mayor, al alcohol y enfermedades asociadas a su consumo. El efecto directo en el sistema nervioso son la depresión, la ansiedad, tensión e inhibiciones. Un pequeño nivel de alcohol vuelven lentas las reacciones, la concentración y el juicio se van empeorando. En cantidades excesivas, produce intoxicación y envenenamiento.

El alcohol también afecta otras áreas corporales, una irritación del tracto gastrointestinal, debido a las nauseas y vómitos. Las vitaminas no son absorbidas debidamente, causando deficiencias nutricionales. También ocasiona problemas en el hígado (conocido como cirrosis hepática)

A nivel cardiovascular, se afecta por cardiopatías. También se producen alteraciones sexuales, causando disfunción del pene en el hombre y desaparición de la menstruación en la mujer. Consumir durante el embarazo, produce el “síndrome fetal del alcohol”

AlcoholismoEl desarrollo de la dependencia del alcohol puede suceder entre los 5 y 25 años. Lo primero que se desarrolla es la tolerancia. Esto ocurre cuando son capaces de consumir gran cantidad de alcohol, antes de notarse los efectos adversos. Luego de la tolerancia, vienen los lapsus de memoria. Después aparece la falta en el control de la bebida, y no  puede permanecer sin beber.

En las fases tempranas, se puede lograr un control de la dependencia, antes de la pérdida total del control.

No se conoce la razón que pueda encontrarse en las anomalías genéticas o bioquímicas.

Factores psicológicos: en este factor, se incluyen: la necesidad de consuelo, conflictos en las relaciones personales, baja auto-estima, etc.

Factores sociales: La facilidad de consumo, la aceptación social del consumo de alcohol, estilo de vida de estrés, etc.

La incidencia en la dependencia en el alcohol está en aumento. Las estadística varía, pero aproximadamente el 7% de los adultos están siendo afectados.

Cuando las causas primarias no son descubiertas, el problema no puede ser prevenido.

Algunos de los síntomas del alcoholismo son:

  • Tolerancia a los efectos de la bebida.
  • Esa necesidad diaria de alcohol para su función diaria.
  • La pérdida de control y la incapacidad de interrumpir y/o reducir el consumo.
  • Beber en solitario.
  • Usa cualquier excusa para tomar.
  • Pérdida de memoria asociado al consumo (ausencias negras).
  • Episodios de violencia asociado con su consumo.
  • Deterioro en las relaciones sociales, familiares y con la responsabilidad laboral.
  • Absentismo laboral.
  • Mal genio inexplicable.
  • Conductas que llevan a ocultar el alcoholismo.
  • Hostilidad al momento de hablar de la bebida.
  • Se niegan a la ingesta de alimento. Negar la apariencia física.
  • Nauseas y vómitos.
  • Vacilación por las mañanas.
  • Dolores abdominales y calambres.
  • Entorpecimiento y temblores.
  • Enrojecimiento, especialmente en la nariz.
  • Temblores e incontrolables sacudidas en el cuerpo
  • Cansancio y agitación.
  • Es notoria la pérdida de apetito e intolerancia a todo tipo de comidas.
  • Confusión y alucinaciones.
  • Taquicardia y sudoración. Problemas en la lengua.

Los exámenes toxicológicos de alcohol en la sangre, pueden confirmar la ingestión más reciente, no significa que necesariamente confirma un alcoholismo

Siempre es mejor, ante la duda, preguntar a su médico de confianza

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir