Al cuerpo y sus funciones las estamos utilizando todo el día a toda hora y en todo momento, no sabemos como, ni podemos darle ordenes al corazón que lata o al estómago que trabaje o a la sangre que circule mas rápido o mas lento. Simplemente el cuerpo sabe su función y sabe como hacerlo.

Hay algunos órganos que si son visibles para nosotros y a los cuales podemos ayudar, como los ojos, la piel, la boca. Y asi como los pies se cansan cuando caminamos mucho, así la garganta también se cansa cuando la usamos en demasía, o de forma inadecuada.

Las personas que se dedican a dar conferencias continuamente, los profesores, los locutores, los cantantes, los cronistas deportivos, son personas que utilizan mucho este músculos.

Cuando la garganta se llega a cansar o agotar, es cuando se llama cansancio de las cuerdas vocales, también puede que exista una afección en las cuerdas vocales, además pueden salir nódulos en esta parte del cuerpo y en ocasiones hemos escuchado “se me cerro la garganta”.

Existen varias formas de cuidar la garganta:

  • Uso de bufandas para cubrirla del frió o mantenerla calienta cuando se ha utilizado mucho.
  • Uso de cuellos altos para protegerla del aire frío.
  • Taparse la nariz con un pañuelo cuando se cambie bruscamente de temperatura.
  • No comer irritante en exceso.
  • No exponerse directamente a los aparatos de aire frío.
  • No fumar.
  • Ingerir bebidas calientes para armonizar la temperatura del cuerpo

Algunas personas que manejan terapias alternativas, señalan que cuando uno se enferma de la garganta, sin que exista un motivo aparente es porque la persona trae “algo atorado” “porque no se dijo algo” “porque se tragó un coraje” “porque te peleaste con alguien y no dijiste todo lo que tenías que decir.” Y que la única solución es que digas, que hables, que saques de tu ronco pecho todo lo que se quedó ahí guardado. El dicho que se usa es: el dolor de garganta aparece, cuando no es posible comunicar las aflicciones.

Ya si tú eres de las personas que les gusta consentirse tomando bebidas calientes, aquí te platicamos una rica y consentidora receta que salió del recetario de la abuela.

TE ESPECIAL PARA DOLOR DE GARGANTA

Ingredientes

Recipiente de vidrio con tapa
1 Limón en rodajas
Miel de abeja pura
Jengibre en rodajas
Agua hirviendo

Cómo prepararlo

En un recipiente de vidrio, se combinan las rodajas de limón, la miel de abejas y el jengibre en rodajas. Cerrar el recipiente y colocarlo en la nevera o congelador, después de un rato se forma una sustancia tipo “gelatina”, ese es el punto adecuado.  La “gelatina” dura perfectamente bien conservada en la nevera o congelador, alrededor de 3 meses, no mas.

Para servirlo a los amigos, si estás enfermo de la garganta o en las noches antes de dormir:

Pon una cucharadita en una taza, viertele agua hirviendo sobre ella, sírvelo con amor y cariño y listo. Tienes un té delicioso, nutritivo y sanador. Prueba esta rica receta tan tradicional y comprobaras que el estado de tu garganta será el óptimo.

De preferencia, tómese acompañado, siempre dará mejor resultado compartir una rica taza de té.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir