Cada día que pasa, la ciencia va descubriendo mas cosas acerca del funcionamiento de nuestro cerebro, cómo y porque trabaja o no trabaja adecuadamente y cómo poder alcanzar sus niveles óptimos. Bien sabemos que existe una conexión neuronal entre el cerebro y las actividades que el cuerpo realiza. Culturas ancestrales han trabajado esta relación y el mejor ejemplo que conocemos actualmente es el Yoga.

La acumulación de tensión, estrés y ansiedad de la vida actual, está haciendo que nuestros cerebro se canse más rápidamente, se desconecta de una realidad poco grata y desconecte funciones sencillas como la memoria a corto plazo, relación de objetos, la memorización, etc.

Por eso se han creado ciertos ejercicios para reactivar el cerebro y reactivarlo cuando nos sentimos muy cansados. Algunos le llaman “lograr la comunicación entre tu cerebro y tu cuerpo”. Reconectarte contigo mismo, lo cual significa eliminar estrés y tensiones de tu organismo al mover la energía bloqueada y permitiendo que la energía fluya fácilmente por tu cuerpo.

Estos ejercicios, ayudan a la gente a superar bloqueos y barreras en múltiples aspectos de la vida y el trabajo. ¿Quieres intentarlo? Aquí te presentamos algunos ejercicios simples y rápidos en cuales puedes notar mejoría de forma inmediata.

Ejercicio 1.- Esta postura es ideal antes de iniciar cualquier actividad y conecta todos los circuitos de energía del cuerpo. Tiene efectos fascinantes en los cambios de actitud, y cuando la realizamos de inmediato nos relaja, nos centra y ayuda a ver las cosas de forma positiva: Sentado, cruzan los pies por los tobillos, entrelaza los dedos de las manos y estira los brazos al frente, luego los recoges entrelazados a la altura del pecho. Cuando estamos estirando los brazos respiramos con la lengua pegada al paladar y cuando estamos llevando los brazos al pecho exhalamos con la lengua hacia abajo.  Tener los ojos es una opción.

Ejercicio 2.- Este ejercicio activa la lateralidad del hemisferio izquierdo y del hemisferio derecho del cerebro que nos ayuda a que nos concentremos mejor en matemáticas y en lo que leemos o/y escribimos. Camina unos cuantos pasos o si te es mas fácil hazlo en el mismo lugar es muy sencillo: Flexiona tu pierna izquierda y sube la rodilla a la altura de tu cintura, trata de tocar la rodilla con la mano derecha y luego cambia, pierna derecha-mano izquierda. Y alterna el movimiento por unos dos minutos. Este ejercicio lo puedes hacer de pie, sentado o acostados, se puede variar el ejercicio al tocar con las manos la punta de cada pie, también puede hacerlo al ritmo de alguna música o con los ojos cerrados.

Ejercicio 3.- Para activar el oído interno, trabajar con la memoria a corto plazo y mejora el estado mental y físico, en unos segundos, haga el siguiente ejercicio: Con los dedos pulgar e índice, de cada mano, estiramos un poco las orejas y con suavidad las vamos masajeando de arriba hacia abajo, terminando en el lóbulo inferior. Estos movimientos se repiten tres veces y quedas como nuevo.

Realizar estos pequeños ejercicios te traerá beneficios inmediatos; activará tu cerebro y hará que el estrés acumulado disminuya. ¡Haz la prueba,  lo comprobarás!

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir