9 Principales problemas de parejas

0
98

Un matrimonio feliz es algo que todo el mundo desea, pero no siempre es fácil de conseguir. Hay una serie de problemas comunes a los que se enfrentan las parejas casadas.

Entre ellos se encuentran las dificultades de comunicación, los problemas financieros, los diferentes intereses, la falta de intimidad y los problemas de confianza.

Al ser consciente de estos problemas, puede estar mejor equipado para afrontarlos si surgen en su propio matrimonio.

Dificultades de comunicación

No es ningún secreto que la comunicación es la clave de cualquier relación exitosa. Pero cuando se está casado, es fácil dejar que la comunicación se quede en el camino. Después de todo, usted conoce a su cónyuge mejor que nadie, ¿verdad?

Error. Según la terapeuta matrimonial y familiar Rachel Sussman, el mayor problema que ve en su consulta es que las parejas no se comunican eficazmente entre sí. «Las parejas se enzarzan en discusiones porque no comunican sus necesidades», dice. «Empiezan a resentirse porque sienten que no se les escucha».

Cuando las parejas no se comunican eficazmente, se produce una ruptura de la confianza y la intimidad. Esto, a su vez, provoca más dificultades de comunicación, creando un círculo vicioso. Si no se controla, este ciclo puede destruir un matrimonio.

El primer paso para solucionar cualquier problema es reconocer que existe. Si usted y su cónyuge tienen dificultades para comunicarse, es importante buscar la ayuda de un terapeuta o consejero cualificado. Con la orientación adecuada, puede aprender a comunicarse eficazmente y construir una relación más fuerte y duradera.

Problemas financieros

Para muchas parejas casadas, los problemas financieros son la fuente de discusiones y tensiones. El dinero es a menudo la raíz de todos los males en una relación. Las parejas que tienen problemas financieros pueden encontrarse discutiendo por el dinero más que por cualquier otra cosa.

9 Principales problemas de las parejas: Problemas financieros

Hay algunos problemas financieros comunes a los que se enfrentan las parejas casadas. Uno de los mayores problemas es cuando un cónyuge gana más dinero que el otro. Esto puede provocar sentimientos de resentimiento y envidia. Otro problema común es cuando uno de los cónyuges tiene muchas deudas. Esto puede tensar la relación, especialmente si el otro cónyuge intenta ahorrar dinero.

Las parejas pueden superar los problemas financieros comunicándose abiertamente sobre sus finanzas. Deben asegurarse de que están en la misma página cuando se trata de su presupuesto y sus objetivos financieros. También es importante apoyarse mutuamente en los momentos difíciles.

Intereses diferentes

Los intereses diferentes pueden ser a menudo la fuente de problemas para las parejas casadas. Cuando uno de los cónyuges está interesado en algo que el otro no, puede crear una fisura en la relación. Esto puede dar lugar a discusiones e incluso a resentimientos.

Una forma de abordar este problema es encontrar un terreno común. Si ambos cónyuges pueden encontrar algo que les interese a los dos, puede ayudar a salvar la brecha. Otra solución es simplemente aceptar que cada cónyuge tiene intereses diferentes y aprender a respetar las diferencias del otro.

Independientemente del enfoque que se adopte, los intereses diferentes no tienen por qué ser un problema para las parejas casadas. Con un poco de esfuerzo, pueden llegar a convertirse en una de las cosas que hacen más fuerte la relación.

Falta de intimidad

La intimidad es un aspecto importante de cualquier matrimonio, pero también es uno de los problemas más comunes a los que se enfrentan las parejas casadas. Hay muchas razones por las que las parejas pueden perder la intimidad en su relación, como las agendas apretadas, los hijos y el estrés financiero. Sin intimidad, los matrimonios pueden volverse rancios y poco satisfactorios.

Si está luchando contra la falta de intimidad en su matrimonio, es importante que se comunique con su cónyuge sobre sus necesidades. Intente programar tiempo para ustedes dos solos, aunque sólo sean unas horas cada semana. Y no tenga miedo de expresar sus deseos a su pareja. La intimidad es una parte esencial de un matrimonio feliz y saludable.

Infidelidad

Cuando se trata de las parejas casadas la infidelidad es uno de los problemas mas dificiles se trabajar, ya que la infidelidad afecta la confianza y el compromiso de la pareja.

En primer lugar, cuando uno de los miembros de la pareja se desvía, puede crear un sentimiento de traición y desconfianza. Esto puede conducir a problemas de comunicación, ya que la pareja puede empezar a discutir más o tener dificultades para hablar de sus sentimientos.

Además, la infidelidad puede provocar problemas financieros, ya que uno de los miembros de la pareja puede sentir la necesidad de gastar más dinero en regalos o citas para mantener la aventura. Por último, la infidelidad también puede suponer una tensión para la familia y los amigos, ya que pueden verse atrapados en medio de las discusiones de la pareja o sentir que tienen que elegir un bando.

Comportamiento controlador de la pareja

La mayoría de las personas inician una relación con un profundo miedo al rechazo, y este miedo motiva diversas formas de conducta controladora. El comportamiento controlador se divide en dos categorías principales: control manifiesto y control encubierto.

El control manifiesto incluye muchas formas de ataque, como culpar a la ira, la ira, la violencia, el juicio, la crítica y el ridículo.

El control encubierto incluye el cumplimiento, la habilitación, la retirada, la defensa, la explicación, la mentira y la negación. A menudo, una persona en el otro extremo del ataque responderá con alguna forma de control encubierto en un intento de tener control para no ser atacado.

El comportamiento controlador siempre resulta en resentimiento y distancia emocional, provocando el mismo rechazo que se pretende evitar.

Dependencia

Muchas personas inician una relación creyendo que es el trabajo de tu pareja llenar tu vacío, eliminar tu soledad y hacerlos sentir bien consigo mismos. Cuando las personas no han aprendido a asumir la responsabilidad de sus propios sentimientos y necesidades, ya definir tu propia valía, es posible que recurran a tu pareja y a los demás para llenarlos del amor que necesitan.

Adicción a sustancias

La mayoría de las personas que se sienten vacías por dentro recurren a las sustancias y procesan las adicciones en un intento de llenar tu vacío y eliminar el dolor de tu soledad y soledad. El abuso del alcohol y las drogas, la comida, los gastos, los juegos de azar, el ajetreo, el sexo y la pornografía en Internet, las aventuras amorosas, el trabajo, la televisión, la acumulación de cosas, el embellecimiento, etc., pueden utilizarse como formas de llenar el vacío y evitar los temores al fracaso, la inadecuación, la rechazo y engullimiento. Y todas son formas de excluir a tu pareja.

No autoevaluarse

Muchas personas son muy conscientes de lo que está haciendo tu pareja que está causando problemas en la relación, pero desconocen por completo lo que están haciendo. Por ejemplo, puede ser muy consciente de la resistencia o el retraimiento de tu pareja, pero totalmente inconsciente de tu propio comportamiento crítico. Es posible que esté muy consciente de la ira de tu pareja, pero completamente inconsciente de tu propia conducta.

Puede ser muy consciente del comportamiento adictivo de tu pareja, pero muy inconsciente de tu propia comportamiento que también esta causando problemas. Mientras sus ojos estén puestos en tu pareja en lugar de en usted mismo, seguirá creyendo que si tu pareja cambiara, todo estaría bien.

Resolviendo los problemas mas comunes en las parejas

Todos los asesinos de relaciones provienen del miedo: de la inadecuación, del fracaso, del rechazo y de la inmersión. Mientras provenga de cualquiera de estos miedos, se comportará de una o más de las formas anteriores.

La salida es desarrollar un yo adulto amoroso que sepa cómo asumir la plena responsabilidad de sus propios sentimientos y necesidades. Podrás ir más allá del comportamiento controlador, necesitado y adictivo solo cuando aprendas a llenarte de amor y a definir tu propio valor interior. Cuando estés dispuesto a apartar la vista del plato de tu pareja y ponerte completamente en ti mismo, puedes comenzar a hacer el trabajo de sanación interior necesario para sanarte a ti mismo y a tu relación.