En ocasiones, llegamos a preguntarnos muy seriamente si existe algún problema en nosotros que sea la causa por la cual no logramos mantener una pareja por mucho tiempo o una relación sana con alguien del sexo opuesto. Pero de echo, algunas personas que se encuentran solteras, es decir sin contar con una relación formal, es muy posible que estén pasando por alguna de estas circunstancias emocionales que estén afectando su habilidad para tomar decisiones correctas respecto a la búsqueda de pareja.

Lo cual, podría ser una buena noticia, porque al detectar cual es el punto en el que me estoy enganchando, se vuelve mas fácil darle una solución.

Aquí te presentamos algunas situaciones que los psicólogos han detectado como causas repetitivas en sus pacientes:

1.-  Provienen de un hogar disfuncional, en el cual no fue posible satisfacer sus necesidades emocionales.

2.-  Estableces relaciones sentimentales, reales o imaginarias, con personas que parecen de alguna manera necesitados de afecto, de atención, de cuidados y cariño.

3.- Los padres biológicos nunca fueron las personas atentas y cariñosas que querías. Por eso reaccionas con personas del sexo opuesto emocionalmente inaccesibles y que crees que las podrás hacer cambiar a través del amor que crees sentir por ellos.

4.- El miedo a ser abandonado lo lleva a hacer cualquier cosa para evitar que una relación termine.

5.- Nada es demasiado. Ninguna cosa es demasiado problemática. Nada es demasiado costoso. Nada lleva mucho tiempo si eso le va a ayudar o es lo que piensas que necesita la persona con la que estás.

6.- Eres una persona muy dispuesta a esperar, a esforzarse, a conservar esperanzas y a tratara de siempre estar complaciendo a la otra persona.

7.- Aceptas mas del 50% de la carga de la relación, de la responsabilidad, de la culpa y los reproches.

8.- Hay una necesidad de controlar al otro y al ser tanta aprendes a hacerlo bajo la apariencia de ser muy sutil.

9.- Cuando tienes una relación estás más en contacto con el ideal de cómo podría ser una relación, de cómo te gustaría que fuera, que con lo que en realidad es. Vives mas el sueño.

La lista que los psicólogos nos proponen es un poco mas extendida, aquí solamente te mencionamos algunos cuantos ejemplos para ir dando opciones para crecer y mejorar en la búsqueda de la pareja correcta.

Al llegar a una madurez biológica, nos encontramos en una posición privilegiada para poder resolver con mayor facilidad cualquiera de estas situaciones que detectemos mas frecuentemente en nuestro comportamiento. Una vez identificado nuestro problema emocional, es totalmente benéfico buscar la ayuda de familiares, amigos o la de un especialistas, que nos ayude a detectar que actitudes repetimos, llegar al fondo del porque de nuestro comportamiento, y así empezar a aplicar soluciones de inmediato para sanar emocionalmente y poder encontrar a la pareja perfecta para nosotros.

Lo importante es siempre mantener una actitud positiva y una mente abierta, aceptar las cosas negativas que nos digan nuestros seres queridos y poner todo nuestro empeño en cambiar esos patrones negativos por conductas positivas. La solución está en tus manos.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir