Un pilar fundamental de la vida es el amor de la pareja, es uno de los maravillosos regalos que la vida otorga, sentir esa persona que valora, respeta y se interesa por ti es un verdadero premio de amor.

Sin embargo, algunas parejas pueden confundir la etapa del enamoramiento con una relación madura y estable. Y lamentablemente dicha confusión hace que muchas parejas tengan abruptas rupturas, es importante darse cuento que la relación de una pareja se compone de varias etapas. La primera es el enamoramiento donde todo es color rosa y fluye y se hace cualquier cosa por la pareja, es decir, todo lo bueno y positivo es lo perfecto, según los expertos esta etapa suele durar dos años aproximadamente, tiempo después todo se altera o mejor cambia.

Los dos años de “eterna felicidad” es llamado de esta manera porque es el amor quien guía de cierta manera las acciones pero al superar esta etapa, la relación pasa a otro nivel y es acá donde se debe tener un cierto grado de aprendizaje para tener algunas pautas que permitan que la relación de pareja sea duradera y así evitar el porcentaje alto en divorcios, es así que entre los puntos importantes para llegar a una estabilidad con la pareja se encuentran los siguientes:

  • Al inicio de la relación se requiere de atención en los detalles pequeños, esto es debido que en muchas ocasiones cedemos y perdonamos y “dejamos pasar”, sin embargo, la dificultad es con el curso de la relación ya que esas pequeñas cosas no van a desaparecer y por el contrario van a molestar al pasar el tiempo, es así, que lo más honesto es hablar al respecto para lograr mantener el interés y el amor del inicio de la relación.
  • No esperes nada a cambio, es el gran principio del amor ser generoso, así que besa, abraza, acaricia a tu pareja siempre que puedas, cualidades como por ejemplo, el cariño, la calidez son cualidades que afianzan y ayudan a dar solidez a la relación.
  • Hablar es muy importante, comunicar con sinceridad, honestidad es incorporar elementos para un buen camino en la relación cuyo objetivo es que sea durable y estable. Y si le imprimes una dosis de buena diversión es parte central y fundamental.
  • Es igualmente esencial para el buen funcionamiento de una relación ser uno mismo. En muchas ocasiones existen comportamientos falsos con tal de agradar a la pareja pero es indudable que tal comportamiento no es posible sostenerlo durante largo plazo, es así, que lo mejor es ser uno mismo y así se podrá ayudar a mantener una sana relación.
  • Para cultivar una relación duradera es importante sorprender a tu pareja, para eso, es básico al comenzar a salir con tu pareja conocer sus gustos, por ejemplo, su color favorito, postre, comida, canciones, equipo deportivo, zapatos favoritos y así, al pasar el tiempo ir conociendo esos pequeños detalles, después de esto puedes sorprender a tu pareja, de seguro que esto permite consolidar la estabilidad de la pareja.
  • Permitir reír con frecuencia es esencial para generar una memoria sensorial única entre los dos. Los momentos agradables son los que producen “anclas poderosas”, las cuales permiten tener sensaciones placenteras y permite que la relación se estable cada vez.
  • Una relación necesita de tiempo para que nazca y se vaya consolidando el amor. E igualmente para entablar un vínculo estable con la pareja es esencial la intimidad y complicidad en momentos especiales o sorpresivos, estos espacios son básicos para afianzar el amor de la pareja.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir