La comunicación es la parte más importante de toda relación de pareja, comunicarnos no es otra cosa que intercambiar mensajes con la intención de conectarnos con ella y compartir ideas, valores, emociones, metas, sentimientos. Y lo esencial es hacer una comunicación asertiva, es decir, que nuestra pareja realmente nos escuche que es lo que da verdadero sentido a la comunicación. Se puede suponer que lo antes mencionado es algo que debe darse en toda pareja pero lamentablemente esto a veces no ocurre y llega con ello la crisis de la pareja. Y es que la mayoría de los problemas se suscita por no surgir una comunicación fluida y comprensiva. O porque no sabemos hablar correctamente, es decir, muchas veces no hay comunicación sino ataque, insultos, gritos y humillación. O puede suceder también que evitan la comunicación como una manera de castigar al otro, y se cree que con esa actitud de ignorar se hace más y lo que está naciendo es un abismo entre ambos.

Y es que sin duda cuando se inicia una relación uno de los objetivos principales es en un principio compartir los aspectos más íntimos y de esta manera ir construyendo lazos fuertes en la relación. Pero con frecuencia se suelen cometer ciertos errores importantes como por ejemplo, estar en constante actuación y no reflejar lo que realmente se es porque lo que la sociedad ha vendido es mostrar caretas así sea la del amor. Otro aspecto es que no se logra ver a la pareja tal cual es sino a través del enamoramiento o de la imagen que nos quiere transmitir e indiscutiblemente la falta de una buena comunicación. Es importante hablar con la pareja permitir conocerse y no permitir establecer una buena relación a partir de adivinar que queremos o que quiere la pareja, es por eso, esencial saber que siente, quiere y desea para así de una u otra manera llegar de mejor manera.

De ahí que es básico saber preguntar y expresar nuestros sentimientos y pensamientos.

Es a través de una buena comunicación como se conoce a la pareja, su vida, deseos, sueños, valores e inquietudes y permitir que ella nos conozca también, y sin duda esto será una buena herramienta para resolver mucho de los problemas y conflictos. Y es que una buena comunicación fortalece la relación de pareja y cuando esta se da el círculo de compatibilidad mejora notablemente y la calidad de la relación se establece por el respeto y amor.

Sin embargo, es básico aprender a comunicarse y establecer un diálogo fluido y de sinceridad y que vaya acompañado de respeto y las mejores palabras de amor.

Y es que se necesita mantener viva la comunicación, conversar todos los días, hablar sobre los intereses personales y mutuos, a pesar de los cansancios o rutina de la vida o dificultades propias del trabajo. Lo importante es que no sea algo de mucha trascendental o buscar y buscar temas o hablar de problemas solo con compartir el día a día puede ser suficiente.

Entre los elementos a tener en cuenta para una buena comunicación es entender que cuando se expresa algo ya sea verbal o corporalmente la persona que recibe el mensaje va a tener una reacción o respuesta y es ahí donde hay que estar atentos en darnos cuenta si se presta atención. Igual es importante preguntar todo aquello que no quede claro.

Una de las reglas más importantes para tener presente es mantener siempre el respeto tanto en la relación con la pareja como con nosotros mismos. Nunca se llegará a buen término si en la comunicación hay gritos o insultos. Si se está enojado es preferible guardar silencio y luego hablar con calma y paciencia y sobre todo tolerancia y amor.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir