En un día entre semana como cualquier otro. Un día de esos en que solo haces lo rutinario, invita de sorpresa a tu pareja a salir y pasear un rato por la tarde, por la mañana, por la noche, a la hora que puedan.

Si viven en alguna ciudad que tenga playa, costa o un agradable malecón para caminar. Invítala a caminar a tu lado. Pasa por ella, dejen a los niños encargados con una vecina, con una niñera, con sus abuelos o aprovechen cuando ellos tengan una fiesta o cumpleaños de algún compañero de la escuela.

Si pasas por ella a algún lugar, procura llevarle zapatos adecuados para caminar sobre la arena, para que pueda cambiar los suyos. O caminen totalmente descalzos sobre la arena, llevando los zapatos en la otra mano o colgando sobre sus hombros.

Procura llevar en tu auto un sweater para cada uno, una pequeña toalla y una botella con agua. Dejen el carro estacionado cerca de la playa y hagan un largo recorrido a pie. De orilla a orilla o den varias vueltas a la orilla del mar. Como sugerencia estos paseos suelen ser mas románticos si se dan al amanecer o al atardecer. El espectáculo que da la naturaleza al momento de estar saliendo el sol o de estarse poniendo, son increíbles. Los colores con los que el cielo se tiñe, la forma de las nubes y sus tonalidades, la brisa, el olor, el sonido del mar, son factores cien por ciento románticos. Nadie puede sustraerse a las maravillas de un paisaje así.

Caminen siempre tomados de la mano. De vez en cuando voltea y dale un beso y abrázala. Durante la caminata procura llevar la plática calmada, sin prisa, pausa, dando tiempo para escuchar y responder. Trata sobre temas de ambos: Sus gustos, sus metas, sus ideales, sus sentimientos sobre alguna situación en específico, que sienten sobre el tiempo que han estado juntos, que quieren lograr mas adelante, que planes personales tienen, que planes en pareja pueden hacer, etc. mantengan lo más que puedan el foco en ustedes, eviten tratar de resolver problemas, solo escúchense el uno al otro, sin juzgar ni criticar. Dejen que afloren esas ideas o sentimientos que pocas veces dejan salir.

Un acto como este, suele resultar renovador e inolvidable. Además es importante para su relación como pareja tener estos momentos solo para ustedes que puedan disfrutar a su ritmo, sin prisas y sin tener que estar al pendiente de otras personas. Permitirse estar presentes el uno para el otro, no tiene precio y la pareja atesora para toda la vida estos pequeños detalles que los fortalecen como pareja.

Cuando regresen al auto y si ya refrescó la noche, coloca el sweater sobre sus hombros, toma la botella de agua que llevabas y enjuaga sus pies y sécalos con la toallita, ese acto es super sensual y demuestra mucho cariño. Vuelve a colocarle sus zapatos y ciérrale la puerta. Al subirte al auto, voltea y dale un tierno beso y maneja de regreso tomados de la mano.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir