Cuando estás en un momento de depresión o de tristeza por algún acontecimiento en tu vida, la gente cercana te da una variedad de consejos para salir adelante, mantener el ánimo arriba, seguir con la vida o darle vuelta a la página y dejar atrás todo.

Pues bien, aquí te dejamos algunos consejos sencillos que van a traer un poco de tranquilidad a tu mente, lo que permitirá que tomes decisiones con la mente fría o sin sentimentalismos, en ocasiones es lo que más necesitas, poder estar en paz internamente para tomar la mejor decisión.

Perdonate a ti mismo

Lo primero que se aconseja es hacer las paces con tu pasado. Perdonarte a ti mismo por lo que ya sucedió en tu pasado. La clave, recuerda que tu pasado está en el pasado. No hay nada que se pueda hacer para modificar un evento del pasado, podrás hacer acciones en el presente para resarcir algún mal o premiar lo bueno, pero no podrás modificar nada del pasado. Y cuando aprendes que tu mejor oportunidad está en tu presente, en el instante que tienes ahora, en lo que decidas hacer en este momento, la forma en que vives, será totalmente diferente.

Valórate

Como segundo consejo ¡valórate!, ¡cuídate, ¡ámate!, no te preocupes por lo que piensen los demás. No dediques mucho tiempo a estar pensando en lo que estarán pensando los demás, es desgastante y totalmente inútil. Por mas que quieras jamás vas a poder saber con exactitud que están pensando los demás de ti, de lo que hiciste o dejaste de hacer. No utilices tu valioso tiempo en estar torturando tu mente con estas cuestiones.

Tómate tu Tiempo

El tercer consejo, que seguramente haz escuchado de labios de personas mayores es, dale tiempo al tiempo. El tiempo lo cura todo. Todo a su tiempo. El tiempo es el mejor aliado. No hay mal que dure 100 años. El tiempo es sabio. Cada momento tiene su tiempo, etc.  El tiempo tiene su propio tiempo y nada puedes hacer para modificar las cosas que el tiempo controla. Lo que es totalmente cierto, es que al paso del tiempo, las cosas siempre se ven diferentes. La perspectiva que el tiempo le da a las cosas ayuda a sanar heridas y a volver las cosas a su ritmo normal.

Sonríe

Cuarto consejo, “Sonríe”. Así de sencillo, simplemente sonríe, dale a la vida tu mejor cara. Una sonrisa hace maravillas y por partida doble. Una sonrisa te ayuda a ti y a la persona que te ve sonreír, es gratuita y siempre ejerce un efecto positivo. Se ha comprobado que una sonrisa ayuda a pasar los malos ratos de una forma menos dura. Prueba y sonríe, en cuanto lo hagas sentirás el cambio positivo en tu mente.

Sigue Adelante

Y un quinto consejo mas sabio aún, a veces no hay una respuesta, acepta y sigue adelante!. La vida, la muerte, el amor, el odio, la felicidad, la paz, los sentimientos mas profundos y mas humanos ¿quién los puede explicar? ¿quien puede definir con precision el porque o el como?. Si una persona estuvo contigo y ya no está, no utilices mucho tiempo tratando de encontrar una respuesta, acepta las circunstancias de la vida y sigue adelante. Tu mente, tu salud y tu cuerpo te lo agradecerán!

Ten siempre en consideración que eres un ser único e irrepetible, por lo cual tienes que valorarte y ser siempre tú. Escucha a tu ser y no dejes que nada ni nadie te aparte de ese ser maravilloso que eres.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir