Hacer un presupuesto en algunas ocasiones es casi igual que empezar a seguir una dieta, porque mucha gente quiere realizarlo pero pocas personas están totalmente decididas a llevarlo a cabo.

A continuación te mencionaremos con 3 simples pasos, una forma sencilla de llevarlo a cabo. 

1.- Conoce tus ingresos: Antes de que tomes cualquier acción, es de vital importancia que conozcas cuanto ingresa a tu cuenta. Y cuando hablamos de ingresos es todo, ya sea por sueldo, por regalo de cumpleaños, por regalo de navidad, por algún sorteo, mesada, cobro de deudas antiguas, etc. Anótalo todo, todo es ingreso.

2.-  Conoce tus gastos: Una vez que conozcas con exactitud el dinero que realmente ingresas, sabrás de cuánto dinero puedes disponer. El paso siguiente es anotar cuanto y en que gastas ese dinero.

  • Anota tus gastos fijos: renta, gas, agua, teléfono, celular, luz, colegiaturas, mensualidad del auto o de la casa, pago de seguro de salud, impuestos y otros gastos que se repitan mes con mes.
  • Anota el resto de tus gastos: ropa, alimentos, salidas a restaurantes, salidas a bares, idas al cine, visitas a museos, artículos personales de limpieza, corte de cabello, gastos para la casa, ayudas, préstamos, etc.
  • Analiza tus gastos: Si realizas compras en efectivo, anota todo lo que gastes, la propina, los parquímetros, el dulce, etc. Lo ideal es que se realicen las anotaciones a diario, pero hacerlo una vez por semana esta bien, siempre y cuando no se te olviden los pequeños gastos que realizas, ya que en ocasiones estos gastos son los que llegan a desequilibrar tu economía.
  • Si eres de las personas que les gusta pagar todo con tarjeta de crédito, el estado de cuenta mensual te será de gran ayuda para llevar la lista de tus gastos, pero aún así, tendrás que anotar lo que pagas en efectivo. Si quieres un presupuesto real, este pequeño detalle no se te puede pasar.
  • Saca el total de tus ingresos y de tus gastos por mes: Ya con estos datos, resta el total de tus gastos de cada mes del total de tus ingresos mensuales. Los números a favor se les llama “números negros” y números negativos se les llama “números en rojo”, y ahí es cuando puedes decir si gastas mas de lo que ingresas, gastas todo lo que ingresas o gastas menos.

3.- Establece un presupuesto: Utiliza los datos obtenidos como guía para analizar tus costumbres y hábitos de consumo. Haz una lista de cada categoría de gastos y decide cuanto y en que puedes gastar cada mes.

Esta es una forma muy sencilla de saber con exactitud, cuanto generas al mes y en que inviertes el dinero que ganas.

Recuerda que es importante que destines una parte para el ahorro, para poder cubrir el tiempo de la vejez o cualquier imprevisto en el transcurso de la vida.

Debes conocer tus finanzas y hacer consciente la forma en que utilizas tu dinero. Conocer estos datos te brindará una mayor seguridad en la toma de decisiones y facilitará la programación de vacaciones, la remodelación del hogar, la compra de un nuevo auto o el momento de iniciar algún proyecto que traigas en mente.

5 minutos al día, te pueden hacer ahorrar mucho dinero!

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir