Por lo regular a las familias no les gusta hablar de sus finanzas. Es decir, no se habla de los ingresos, de las inversiones o de cómo te estás manejando económicamente. De hecho, en algunas culturas se toma como falta de educación hablar de dinero frente a todos los miembros de la familia o tocar el tema con los invitados. Y en algunas otras dicen que el dinero y los asuntos de inversiones no son para mujeres.

Ahora veamos algunos conceptos básicos. Las Finanzas personales, comprenden el análisis y la planificación de las fuentes de donde obtenemos dinero y el uso que les damos a los fondos personales (ahorros de retiro, ahorros personales, terrenos, inversiones, propiedades, etc.) a lo largo de los años con el objetivo de lograr una mejora en la calidad de vida.

Cualquier persona, a diario está tomando decisiones que afectan directamente a su bolsillo y por lo regular nunca se toma en cuenta lo que estas pequeñas decisiones afectan en su economía. Normalmente a manejar el dinero y del tema de finanzas, se aprende a través del ensayo y el error en nosotros mismos, con nuestro propio dinero y afectando directamente nuestra estabilidad económica.

Es por esto que las finanzas personales inician contigo, con lo que tu ganas, con lo que tu generas. De ahí tienes que empezar a dividir tus gastos entre lo que necesitas para vivir (comida, casa, artículos personales, ropa, muebles, artículos para la limpieza de la casa, etc.) y lo que necesita tu familia, para cada uno de los miembros que la integren, incluyendo las mascotas que tengas.

Para mantener unas finanzas sanas en cualquier etapa de la vida, hay cuatro áreas en las que hay que trabajar para mantener las finanzas personales estables. Una como ya lo mencionamos son tus gastos inmediatos, los que tienes que cubrir cada mes. Para esto hay que hacer un análisis que nos permita realmente conocer que tus gastos estoy teniendo, luego comparar que mis gastos estén de acuerdo con los ingresos. Y si los gastos son mas altos que los ingresos, entonces hay que buscar la forma de incrementar los ingresos. Una vez que se incrementen los ingresos, hay que cimentar las bases económicas, para poder garantizar la educación de los hijos y que el plan de jubilación este asegurado de forma que puedas tener una vida sin preocupaciones durante tu vejez y algunos ahorros si hay que cubrir alguna enfermedad.

Para lograr desarrollar económicamente estos puntos hay que dedicarle un poquito de tiempo a administrar tu cartera, hacer un análisis de tus gastos y un análisis técnico de tu situación económica. En términos mas “financieros” sería revisar las estrategias de renta variable, estrategias de renta fija y sus derivados, pedir asesoría financiera en lo que respecta a acciones comunes, acciones preferentes, manejo discrecional de los recursos, fondos de retiro, planes de jubilación, etc. Recuerda que invertir no es una carrera de velocidad. Recuerda que los recursos que vas a utilizar para invertir son los excedentes de tus ingresos.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir